DeportesGaleríaLocal

El kung fu no es violencia, sino valores puestos en práctica {GALERÍA}

  • En sólo una escuela 300 aguascalentenses lo practican con disciplina, entrega y decisión
  • Torneo Garra de Tigre 2013, a celebrarse el sábado 9 de febrero en el Gimnasio Olímpico

Por Gerardo González y Carlos A. López

Este domingo, alumnos de artes marciales ofrecieron una exhibición de habilidades en las instalaciones del Deportivo Ferrocarrilero. El acto también hizo las veces de preparación, pues pronto habrán de encarar el Torneo Garra de Tigre 2013, a celebrarse el sábado 9 de febrero en el Gimnasio Olímpico de esta capital.

En tanto las actividades transcurrían, el sifu Octavio Baeza, responsable de siete escuelas de kung fu en Aguascalientes, y campeón internacional en pelea por puntos el Torneo del Gran Jaguar, celebrado en Guatemala, hablaba sobre el fondo de la práctica marcial: “no se trata de fomentar la agresividad o el hecho de combatir por combatir, nosotros fomentamos valores… fomentamos el valor de la concentración, el valor de trabajar en equipo, el valor de controlar las emociones y los pensamientos… No es solamente hacer campeones mundiales o artemarcialistas, sino hacer seres humanos productivos y preparados”.



Así, mencionó, esta academia capacita a un promedio de 300 alumnos en la entidad. “Somos la escuela de kung fu más grande a nivel nacional y la escuela más representativa. Somos la única escuela de kung fu que ha dado campeones mundiales a México”, dos cetros concedidos por la Federación de Wushu.

De igual modo habría que sumar tres campeonatos internacionales a las vitrinas de Tigre Negro, asociación con presencia activa en estados como Chihuahua, Sinaloa, Tamaulipas, Zacatecas, Coahuila, Oaxaca, Estado de México, Jalisco, Querétaro y Veracruz.

En entrevista el sifu relató que “el kung fu es el primer arte marcial que se conoció en el planeta, fue creado por necesidad, porque a los monjes [del Templo de Shaolin] los estaban saqueando. Eran gente de paz, eran gente espiritual, sin embargo, al verse en la necesidad de defender su patrimonio empezaron a ver cómo se defendían [de] los animales de la selva. Entonces empezaron a imitar los movimientos de animales como el tigre, la serpiente, la grulla, inclusive el toro, el águila”.

Destacó que disciplina, entrega y decisión para crecer como persona son elementos indispensables para desarrollarse en la carrera marcial.

Fotos: Gerardo González

The Author

Staff

Staff

No Comment

¡Participa!