Frontera libre / De imágenes y textos - LJA Aguascalientes
21/02/2024

 

29 de enero de 2013, el día en que los buenos deseos del presidente Obama acapararon la atención de los migrantes en su país y de los que tienen la intención de serlo y se encuentran de este lado de la frontera.

Cada quien entiende lo que le conviene y quiere, eso es un hecho. ¿Qué es lo que realmente quiso decir el presidente del país que marca la pauta en América? ¿Qué es lo que quieren que entendamos?

Sus cifras dicen que al día de hoy tienen 11 millones de personas que viven en su territorio de manera ilegal, de los cuales 6 millones son mexicanos, si lo compara en densidad poblacional, ni Guadalajara y su área metropolitana concentra tantos coterráneos.

¿Cuál es la buena nueva para estas personas? En este momento ninguna, salvo que la buena fe del presidente Obama garantice un futuro estable y tranquilo para todos ellos, aun teniendo la cifra récord de deportaciones en 2012 (400 mil).

En este caso, el problema no sólo es de los “gringos” pues con todo y su fobia por nosotros los mexicanos a final de cuentas necesitan personas que hagan el “trabajo sucio”.

También es una situación de política interior mexicana, de problemas que se han quedado en el tintero, de voces que no se escuchan en las altas esferas, de historias que venimos arrastrando y que se relacionan con la nota de ocho del pasado martes, la cual intenta remediar (desde su trinchera) la situación de esas personas que buscaron el sueño americano; pero el epicentro del problema se genera del lado azteca del río.

Todas las razones por las cuales huimos, todas las que usted busque, están ligadas a la falta de empleo local, a la falta de oportunidades para desarrollarse, a la falta de seguridad social, de educación, a los crecientes índices de pobreza, y sí, al descuido que tienen los gobiernos con sus gobernados, a tanta y tanta demagogia, lo cual orilla a que los vecinos implementen planes emergentes para saber qué van a hacer con 6 millones de mexicanos.

Pero en esos planes, porque a fin de cuentas su estatus en este momento es eso, “planes” para legalizar a todos los extranjeros indocumentados en la tierra del tío Sam,  hay unas letras pequeñas que debemos observar.


“No es un regalo ni una amnistía, es la gestión de un permiso de trabajo y un estatus probatorio en el país, y después de un tiempo tendrán la oportunidad para aplicar por una green card”. (senador Marco Rubio, Republicano por Florida)

Además de que me tengo que formar en la fila, no tener antecedentes penales, pagar una multa, pagar impuestos y aprender inglés.

La imagen para la historia, Las Vegas, Nevada, escuela secundaria donde la mayoría de su población es latina, un presidente de padre Keniano, millones de indocumentados esperando la oportunidad de cumplir su sueño, ser americanos…. ¿Ah caray, entonces nosotros a qué continente pertenecemos? ¿Acaso estamos recuperando lo perdido por Don Antonio?

[email protected]

en Twitter: @ericazocar


Show Full Content
Previous LJA 31/01/2013
Next El hambre no es ficticia / Borrador de futuro
Close

NEXT STORY

Close

Invitan a ponerse a mano con el predial en Jesús María

01/12/2021
Close