La democracia en el PRI / Cinefilia con derecho - LJA Aguascalientes
26/02/2024

 

 

Democracia y justicia social, reza el lema del Partido Revolucionario Institucional, el primer concepto es fundamental en cualquier sociedad contemporánea y occidental. Lo importante de ella no es el enunciado, pues en sí mismo suele presentarse como recurso retórico de discursos, lo verdaderamente trascendente es la forma en que se practique, en primer lugar que la norma reglamentaria desglose los principios en cada una de sus premisas y en segundo lugar que la aplicación de esa norma sea de igual forma en un sentido de democracia.

La idea de democracia me parece que es muy bien desarrollada en el cine en aquella homónima película del gran clásico moderno de la literatura universal El señor de las moscas de William Golding. Filmada en 1990 por Harry Hook, narra la historia de un grupo de niños que al estrellarse su avión quedan varados, sin adultos, en una isla desierta. Comienzan a sobrevivir con base en un principio fundamental: la deliberación en asamblea y la votación. Sin embargo, en  la medida que avanza su sociedad, comienzan a aflorar los sentimientos del ser humano y un grupo se separa y comienza a ejercer actos poco ortodoxos, o al menos no consensuados, para reclamar su derecho. Poco a poco se descompone la sociedad que venían pactando, inicia la violencia para imponer la ley del más fuerte hasta que finaliza la cinta con la aparición de un adulto que va a rescatarlos, inferimos que fue necesaria una autoridad superior –impuesta- para el control y el retorno del orden y la civilidad.

El corolario de la película es la importancia de las reglas democráticas, sin ellas estamos condenados a vivir en la ley del más fuerte. Por ello es relevante hacer notar que desde el día 5 de enero inició en el PRI su mecanismo democrático de selección interna de los candidatos a presidentes municipales y diputados que habrán de representarnos en el próximo proceso electoral local. Concatenado a otras etapas y procedimientos (que reseñaremos en posteriores publicaciones) la primera parte inicia con la determinación del cómo elegir a nuestros candidatos, los Estatutos señalan dos métodos básicos: convención de delegados o consulta directa.

La convención de delegados implica una asamblea cerrada que se integra a través de delegados electos por dos mecanismos que se pueden sintetizar de la siguiente forma: el 50 por ciento son consejeros políticos e integrantes de los sectores y organizaciones; el otro 50 por ciento se elige a través de asambleas populares abiertas. De esta forma, los delegados electos llegarán a una convención donde votarán el candidato que más les convenza. Este sistema guarda una serie de pesos y contrapesos que dan participación equitativa a todos los grupos que integran el instituto político. La consulta directa, por otra parte, busca hacer votaciones internas con una participación de todos los militantes y simpatizantes del partido. Estamos pues, en presencia de dos sistemas ampliamente probados y aceptados en la democracia: elección directa e indirecta, ambos dispositivos son pródigamente utilizados en la medida que las condiciones sociales y políticas lo determinan.

Efectivamente la democracia parte de un consenso de voluntades tomada en acuerdos de forma directa o indirecta, por eso me parece tan importante resaltar el ejercicio democrático que comenzó en nuestro instituto político. En el caso de la elección para candidatos a presidentes municipales por el principio de mayoría relativa, los diversos municipios citaron a sus consejos políticos y decidieron por el método que más convenía a su realidad política, en la generalidad de los casos la convención de delegados y excepcionalmente el de consulta directa. Durante las deliberaciones hubo propuestas, ideas encontradas, diferentes posturas, en pocas palabras pluralidad; es muy sano que así sea, la democracia es diálogo, debate, discutir y es claro que no todos tenemos la misma forma de pensar y por ende habrá roces, fricciones e incluso confrontaciones que terminarán cuando la voluntad de la asamblea tome su decisión, y así fue. Quien quiera pensar que todos los consejos políticos de los municipios tendrían que haberse ceñido a alguna instrucción superior para determinar su método, está en un error y definitivamente no sabe que existe un nuevo PRI.

El día de ayer domingo, el Consejo Político Estatal, es decir el pleno de los políticos priístas que representan a los grupos, sectores, organizaciones, líderes de colonia, etc., tomó la decisión de que, en el caso de la elección a candidatos a diputados, se haga ésta mediante el método de convención de delegados.

La forma de comenzar nuestros procesos internos marca una diferencia como partido: el diálogo de la democracia. Y vuelvo a una cuestión fundamental: no quiero decir con ello que no haya disensos, movimientos y lucha por el poder, claro que lo tiene que haber. Lo que quiero decir es que al final de cuentas, como lo marca la democracia, las ideas de la mayoría se consolidan como el timón, pero siempre buscando los acuerdos y de forma importante la inclusión.


[email protected]


Show Full Content
Previous Dinero: Degradan al presidente de Wal-Mart
Next Expande Leche San Marcos red de distribución en el país
Close

NEXT STORY

Close

Las tendencias al 2025 / Enredos financieros

22/08/2018
Close