El sindicato del IMSS es un obstáculo para el buen desempeño laboral - LJA Aguascalientes
27/10/2021

  • Miguel Ángel Van Dick, ex candidato a la dirigencia sindical, pide destitución del actual Sindicato por “incompetente, antidemocrático y represor”
  • Valdemar Gutiérrez Fragoso llega y se mantiene en forma ilegal a la dirección del Sindicato

A causa de los evidentes problemas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Miguel Ángel Van Dick, ex candidato a la dirigencia sindical, visitó Aguascalientes y ante la asamblea del Movimiento Nacional de Trabajadores del Instituto ratificó el llamado a las autoridades para destituir al actual Sindicato, el cual lo declara “incompetente, antidemocrático y represor”.

“El IMSS tiene muchos problemas financieros, de sobresaturamiento en consultas, cirugías, falta de material” así como aumento de quejas en cuanto a la atención del personal, según Van Dick, para resolver toda la problemática, el Instituto tiene que trabajar con la base, “con quienes a diario hacen el trabajo” y para ello necesitan un sindicato nuevo, pues desde hace años atrás se desvinculó de la base; “crearon un sindicato elitista, en donde desde ahí controlan todo pero alejados de la base trabajadora, se perdió la democracia”.

“Lo único que pedimos es que se haga justicia y que se respete la legalidad”,  esto debido a que  Valdemar Gutiérrez Fragoso, anterior secretario general, se mantiene ilegalmente en la dirección del Sindicato, además de haberse cometido “las peores violaciones” que en la historia de la organización se habían registrado, “le extienden el periodo de forma ilegal de cuatro a seis años y luego en forma adelantada y anticipada le regalan una toma de nota del 2012 al 2018”, mientras que en el 2010 se le entrega a Javier Lozano Alarcón sin cumplir los requisitos, violando totalmente los estatutos.

Comentó que Valdemar sufre problemas de salud sin poder “gozar del regalo”, subiendo a la dirección Manuel Vallejo, quien según Van Dick nunca comprueba médicamente la incapacidad de Valdemar, incluso, seguía cobrando como activo sin presentar la incapacidad física oficial. “Ahí se debía de derogar el Artículo 7 transitorio, el cual le otorgaba a Valdemar la extensión, antes de poder convocar a la elección de un nuevo sindicato”; acto seguido, cambiaron la sede del Sindicato de Trabajadores del IMSS, del Distrito Federal a Cancún.

“El Sindicato es un obstáculo para el buen desempeño laboral” destacó el líder del Movimiento, ya que a pesar de existir trabajadores altamente capacitados con formación profesional, la “ley del garrote” que estableció el Sindicado y el propio Instituto evitan desarrollar sus talentos tranquilamente sin represalias.

Entre los principales agravios destacó rescisiones de contrato, sanciones sindicales “cínicas”, ya que no sólo son los 28 días que permite la ley, sino llegan a sancionar de por vida y sin derechos: no se tiene derecho a préstamos, ni para aquéllos que les favorece el contrato colectivo de trabajo; sanciones en los derechos laborales, es decir, mandan una orden al Instituto para dar de baja a un determinado empleado y a lo largo de los días de sanción no recibe salario alguno.

Durante los últimos seis años el trabajo de los empleados del IMSS a nivel nacional ha decrecido notablemente, ya que mientras un director general gana más de 150 mil pesos mensuales, un médico investigador con doctorado, maestría y especialidad gana 20 mil pesos y una enfermera altamente capacitada aproximadamente 15 mil pesos.


Show Full Content
Previous Comités de Contraloría Social en 40 plazas comunitarias institucionales del Inepja
Next El zombi es el reverso, pone en crisis nuestro concepto de humano
Close

NEXT STORY

Close

Entregaron 500 apoyos alimentarios en Calvillo

05/03/2020
Close