Estados y municipios sólo tienen problema de liquidez: Interacciones - LJA Aguascalientes
25/01/2022

Roberto González Amador
Periódico La Jornada

La evolución acelerada de la deuda de gobiernos de estados y municipios es síntoma de que se requiere una reforma fiscal, no en el sentido de elevar los impuestos, sino de definir las atribuciones recaudatorias de cada nivel de la administración, aseguró Gerardo Salazar, director general del banco Interacciones, uno de los intermediarios de mayor actividad en el crédito a entidades gubernamentales.

En México, los gobiernos de estados y municipios cuentan con atribuciones legales para cobrar 35 impuestos diferentes. Sin embargo, en promedio sólo ejercen siete de ellas, explicó Salazar en entrevista con La Jornada.

Los gobiernos de estados y municipios, aun con los casos de incumplimento de pago ocurridos en los últimos meses, no enfrentan un problema de solvencia, sino de liquidez, que es cíclico, apuntó el directivo bancario. De hecho, aseguró, el nivel de cumplimiento en el pago de deuda de los gobiernos federal, estatales y municipales es superior al de las empresas del sector privado.

Banco Interacciones cuenta entre sus clientes a 18 gobiernos estatales y 103 municipales. La cartera de crédito total de la institución fue en diciembre pasado de 55 mil 934 millones de pesos. De esa cantidad, 41 mil 115 millones de pesos, 73 por ciento del total de préstamos, corresponde a operaciones con gobiernos estatales y municipales, de acuerdo con datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), organismo regulador del sector.

Hemos visto con toda atención la evolución de las finanzas publicas del país y, en el agregado, el nivel de endeudamiento de estados y municipios se está manejando con niveles de seguridad muy razonables, expuso Gerardo Salazar. En México, la deuda de los gobiernos de estados y municipios, llamada subnacional, equivale a 3 por ciento del producto interno bruto (PIB), apuntó. En Estados Unidos o en Brasil es 7 y 13 veces más que en México, también medida respecto del PIB, agregó.

La deuda subnacional de México se duplicó en los últimos cuatro años. Sólo con los bancos comerciales alcanzó en diciembre pasado 273 mil 145 millones de pesos, según datos de la CNBV.

El director general de Interacciones reconoce la necesidad de que exista mayor transparencia sobre la forma en que las administraciones locales ejercen los recursos de que disponen, tanto los que obtienen por participaciones, como los que consiguen por créditos. Planteó, sin embargo, que el tema del crédito subnacional está inmerso en una dinámica más amplia.

Explicó: la insuficiencia de ingreso o el exceso de gasto que han presentado algunos gobiernos locales claramente tiene como válvula de escape o variable de ajuste la contratación de crédito para equilibrar sus finanzas.

Aunque el aumento de la deuda de estados y municipios es una tema que ha llamado la atención nacional en los últimos meses, Salazar enfatizó que las administraciones locales que se han visto en dificultades para pagar enfrentan un problema de liquidez, nunca de solvencia.

En el caso de Interacciones, explicó, “si la liquidez se va limitando tratamos de identificar lo que llamamos un ‘ciclo de flujo de caja tóxico’, donde un gobierno estatal o municipal pudiera estarse endeudando y eso no pararía. Estamos muy atentos en aquellos casos en que el crédito podría no estar resolviendo su problema, sino simplemente comprando tiempo para efectos de repetir el mismo acto crediticio y estar en una espiral que no lleva a nada bueno a la estabilidad financiera del estado o municipio”.

Los estados y municipios, comentó, viven ciclos financieros. Esta es una constante en los 20 años de vida de Interacciones. Hay fases de ese ciclo donde las administraciones locales tienden a pedir prestado para expandir la infraestructura pública y a veces tienen que entrar a una fase de austeridad en la que deben estabilizar las finanzas, agregó.

Se me hace un poco sobredimensionada la problemática de la deuda de estados y municipios. No sentimos que exista una problemática tan grande como últimamente se ha discutido. Lo que se ha visto en todos los países, aun en aquellos que hoy están en crisis, es que los gobiernos estatales y municipales tienden a tener en promedio menores riesgos (de incumplimiento de pagos) que los riesgos corporativos o empresariales. Es curioso que tenga que decir esto, porque los gobiernos tienen en promedio mejor calidad crediticia que las empresas, sostuvo.


No hemos visto un gobierno que recurrentemente pase por una situación financiera mala todo el tiempo. No hay un sólo caso en el país, aun aquellos casos que han estado en la prensa.

Dos clientes de Interacciones enfrentaron problemas de incumplimiento: el gobierno del estado de Jalisco y el del municipio de Naucalpan, estado de México. En el primero caso la administración pagó hace unos días e, informó, el del municipio mexiquense ya llegó a un arreglo con el banco esta misma semana.

Nuestro diagnóstico es muy sencillo: no hay un solo estado y un solo municipio que tenga problemas de solvencia en el país. Los que han incurrido en incumplimiento ha sido por problemas de liquidez. De lo que se trata es simplemente de poner en la mesa la solución financiera adecuada para darles sustentabilidad a las operaciones que un gobierno debe cumplir, aclaró.

La evolución tan acelerada de la deuda subnacional es un síntoma de que se requiere una reforma fiscal y una relación más equilibrada de municipios y estados con la federación, sostuvo. Se requiere reordenar o hacer más funcional la relación entre la federación y los gobiernos subnacionales.

–¿En qué sentido hacerlas mas funcionales?

–En el sentido de hacerlas más transparentes, en temas de rendición de cuentas, calcular con precisión qué porcentaje de gasto en educacion, por ejemplo, corresponde a los estados y qué porcentaje va a fondear la federación. La dinámica de gasto es creciente en materia de educación, el gasto es enorme y no hay suficiente transparencia. El gasto en salud también tiene una dinámica muy importante, la demografía empuja el gasto en salud y el gasto en pensiones de manera también fuerte y que puede estar creando un desequilibrio financiero muy relevante. Creo que se tienen que sentar los tres niveles de gobierno a hacer las cuentas necesarias y eso sí implica una reforma fiscal, no en el sentido impositivo en la parte del gasto.

–¿Que los gobiernos asuman más sus facultades de recaudación?

–Correcto. También hay una corresponsabilidad. No solamente es que los gobiernos de estados y municipios pidan, sino que también se comprometan en el ejercicio de facultades fiscales. Hay 35 potestades tributarias que los estados pueden ejercer. En promedio ejercen siete. El que más usa es Sonora, que cobra 17 de 35 impuestos que podría recaudar.


Show Full Content

About Author View Posts

La Jornada

Noticias de La Jornada en su edición nacional.

Previous Podría EPN aprovechar tragedia para acelerar la reforma energética: Financial Times
Next Demanda antimonopolio contra la compra de Grupo Modelo por Anheuser-Busch Inbev
Close

NEXT STORY

Close

IMSS en Aguascalientes responde a las denuncias por falta de medicamento oncológico

08/07/2020
Close