LocalSociedad y Justicia

Exigen al obispo no asumir la representación de la ciudadanía

 

  • Votamos por diputados y diputadas, no por José María de la Torre: Roxana D’Escobar
  • La ley debería contemplar sanciones para los hombres que aconsejan el aborto

 

Frente a las oficinas de la Diócesis de Aguascalientes, con carteles y una carta de exposición de motivos firmada por 15 asociaciones civiles locales y por otras 15 nacionales, activistas de derechos humanos solicitaron “respetuosa y atentamente” a José María de la Torre Martín, obispo de la entidad, dejar de interferir en la resolución de asuntos públicos.

De acuerdo con los firmantes, el clérigo ha ejercido presión mediática para que la LXI Legislatura sufrague a favor de una iniciativa de reforma al Artículo 2 constitucional, cuyo objeto es postular el derecho a la vida desde el momento de la concepción.

En pliegos de cartulina se exhibieron mensajes como: “El cuerpo de las mujeres no es un territorio político ni religioso”, “Saquen sus rosarios de nuestros ovarios” y “Mi cuerpo, mis derechos”.

Roxana D’Escobar, presidenta de Mujer Contemporánea y vocera del grupo, dijo en entrevista que las declaraciones vertidas la semana pasada por de la Torre, con las que califica a los diputados como un “grupo de burgueses que no cumplen con sus obligaciones de legislar”, representan “una postura muy incómoda para Aguascalientes… Creo que la lucha por los derechos de las mujeres está vigente hoy por hoy… no podemos decir que sólo vamos a defender a las que son víctimas de violencia, tenemos que defender también los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, por eso es que estamos aquí”.

De igual modo, D’Escobar pidió la formulación de una ley equitativa, “porque nunca, en todos estos años, ni un solo hombre ha sido castigado por haber mandado a abortar a su pareja, y normalmente ellos son los que pagan el aborto, normalmente ellos son los que impulsan a las mujeres… una mujer no aborta por querer abortar, una mujer aborta cuando todas las puertas le han sido cerradas… Después de todo no nada más la mujer se embaraza”.

Añadió que el obispo debe recordar que Aguascalientes forma parte del Estado laico mexicano. Hasta este momento, dijo, los diputados se han conducido con diligencia en torno a un tema que requiere de consensos.

“Creo que Gregorio Zamarripa dio una declaración de prensa muy en su papel como presidente de los legisladores del PRI, muy bien documentada, muy precisa y muy directa” al señalar que las cosas no funcionan bajo presión.

“Después de todo -anotó la declarante- nosotros escogimos a nuestros diputados y a nuestras diputadas, pero no escogimos al señor obispo”.

Luego de que Mario Guevara Palomino considerara factible la realización de un plebiscito para decidir sobre el asunto, Roxana D’Escobar pidió “paciencia” a la propia diputación, pues el Congreso de la Unión trabaja en una “legislación única”.

“Paciencia. Lo hemos dicho desde el principio, no es el momento de Aguascalientes. Todavía se debate en dos aguas: la doble moral, una sociedad sumamente católica y conservadora y por otro lado está todo este extremo de que ya no queremos que a la mujer se le siga sumiendo en este círculo de abnegación”.

A continuación se reproducen algunas líneas de la misiva que los manifestantes hicieron llegar a José María de la Torre.

“Solicitamos a usted de la manera más atenta, que respete el Estado laico de derecho de Aguascalientes y cese de presionar y manipular a quienes realizan una función pública de creación de leyes… le recordamos que el credo de legisladoras y legisladores, en un Estado laico, debe ser ajeno a su función gubernamental… por lo mismo diputadas y diputados responden, en el marco de la ley, ante el pueblo que les eligió, no ante dios, ni ante su familia o conciencia”.

Foto: Roberto Guerra

The Author

Carlos Alonso López

Carlos Alonso López

2 Comments

  1. Adolfo
    26/02/2013 at 13:50 — Responder

    Si el 84% de los mexicanos somos católicos, creo que perfectamente el obispo puede asumir la representación de esta inmensa mayoría, y sobre todo en temas tan aberrantes como el aborto y la unión (y cualquier derivado) entre homosexuales, los cuales ese mismo porcentaje católico estamos en contra de.

    • Roy Stiglitz
      11/03/2013 at 01:25 — Responder

      No mames Adolfo. Aberrantes son los pensamientos como los tuyos. Qué bueno que te irás al infierno por intolerante y retrógrada.

¡Participa!