LJNacional e InternacionalÚltimas noticias

Impacta un meteorito en Rusia; hay 950 heridos

Agencias

Moscú. La caída de un meteorito en la región montañosa de los Urales en Rusia causó este viernes heridas a un millar de personas, entre ellas al menos 200 niños.

El Ministerio de Interior señaló que la mayoría de lesiones se debe a la rotura de cristales que causó el impacto, informó Interfax, debido a que al momento de la caída el meteorito lanzó bolas de fuego que quebró ventanas y dañó edificios.



Más de un centenar de personas fueron atendidas en los hospitales. Por ahora se han contabilizado daños en los edificios de al menos seis ciudades.

El cuerpo celeste impactó el viernes sobre las 09:23 hora local, (03:23 GMT) en la región de Cheylabinsk, a unos mil 500 kilómetros al este de Moscú.

Un fragmento del meteorito cayó cerca del lago congelado de Chebarkul, a unos 80 kilómetros al oeste de Chelyabinsk, indicaron las autoridades locales. Aquí se halló un cráter de seis metros de diámetro, así como varios fragmentos de un centímetro.

“La mayoría de los fragmentos se han evaporado, pero algunos han llegado a la superficie terrestre”, dijo Valeri Shuvalov, de la Academia rusa de las Ciencias. El científico estima que se trata de un meteorito de hierro y níquel. Sólo un cuerpo así tiene la suficiente consistencia para llegar a las capas más bajas de la atmósfera.

Descartan relación con asteroide

Por su parte, la Administración Nacional para la Aeronáutica y el Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) señaló que 2012 DA14 no se encuentra en ninguna ruta de colisión, ni con la superficie terrestre, ni con los sistemas satelitales que orbitan al planeta.

Definitivamente, 2012 DA14 no chocará contra la Tierra porque la órbita se conoce lo suficiente como para descartar un impacto, ratifican. Las probabilidades de chocar con un satélite son también remotas, pues casi nada orbita por donde pasará 2012 DA14, indican.

La NASA también destacó que, de ocurrir algún choque, provocaría una explosión mil veces más potente que la bomba nuclear.

Sin embargo, no todos los astrónomos concuerdan con estas afirmaciones, algunos creen que el bólido en Rusia -con un peso estimado de 10 toneladas y una velocidad de viaje de 54 mil kilómetros por hora- podría ser un fragmento desprendido del asteroide.

Los expertos estiman que se trata de un meteorito que se dirigía con extrema velocidad hacia la tierra y al entrar en contacto con la atmósfera estalló causando una enorme onda expansiva. Es por ello que quedaron dañados los tejados y ventanas de numerosas casas. La planta nuclear en la zona no se vio afectada.

El astrónomo ruso Serguei Smirnov señaló que el meteorito probablemente pesaba varias toneladas antes de irse apagando. Algunos de los fragmentos que impactaron en la tierra podrían llegar a pesar hasta un kilo. “El meteorito se fue apagando casi en su totalidad en las capas más bajas la atmósfera. Pero la onda expansiva fue enorme”, dijo Yelena Smirnych, del Ministerio de Protección Civil en Chelyabinsk.

Testimonios

“Fue como una gran bola de fuego, que luego cayó. Todo duró apenas un par de segundos”, dijo un residente de la región afectada en declaraciones a la agencia de noticias rusa Itar-Tass.

Los testigos hablaron de rayos, explosiones y nubes de humo en el cielo. Muchos pensaron que un avión había estallado en pleno vuelo. Muchos rusos estaban sorprendidos de la rapidez con que circularon imágenes del fenómeno y de personas que salían presa del pánico de los edificios donde las ventanas estallaron.

El fenómeno se debe a que en la región muchos coches llevan instalada una cámara fija para evitar ser víctimas de la arbitrariedad de policías de tráfico corruptos cuando, por ejemplo, sostienen que el conductor siguió a pesar del semáforo en rojo.

Las ventanas se rompieron en la calle Lenin de Chelyabinsk y algunas de las cerraduras de las tiendas se rompieron.

Un sonido similar a una explosión se escuchó a las 9:20 horas locales y la onda expansiva pudo sentirse en edificios de viviendas del centro.

“Estaba parado en una parada de autobús, despidiéndome de mi novia”, comentó Andrei, un residente local que no quiso dar su apellido. “Entonces hubo una luz fuerte y vi una columna de humo a lo largo del cielo y sentí una onda de choque que rompió ventanas”, agregó.

Ayuda a los afectados

El presidente ruso, Vladimir Putin, ordenó una ayuda urgente a los heridos en la región. El gobernador de la región, Mijail Yurevich, interrumpió su viaje de trabajo a Moscú. “Con temperaturas de 18 grados bajo cero en Chelyabinsk, ahora es importante sustituir las ventanas destrozadas”, dijo.

De acuerdo con las autoridades, se han movilizado para asistir a la población siete aviones y unos 20 mil miembros de Protección Civil en Chelyabinsk.

El Ministerio de Emergencias de Rusia afirmó que 514 personas habían requerido asistencia médica, principalmente por heridas leves provocadas por cristales que salieron despedidos, y que 112 de ellas se encontraban hospitalizadas. Grupos de búsqueda saldrían a la caza de los restos del meteorito.

El Ministerio describió los eventos del viernes como “una lluvia de meteoritos en la forma de bolas de fuego” y dijo que los niveles de radiación del área eran normales. Además, llamó a los residentes a no entrar en pánico.

Las autoridades de la ciudad de Chelyabinsk instaron a los ciudadanos a permanecer en lugares cerrados a menos que necesitaran recoger a sus hijos en escuelas y jardines infantiles. Agregaron que lo que sonó como una explosión fue escuchado a una altitud de 10 mil metros.

Antecedentes

Aunque los incidentes de este tipo son inusuales, se cree que un meteorito devastó una zona de más de 2 mil kilómetros cuadrados en la zona de Tunguska, Siberia, en 1908, rompiendo ventanas en un radio de 200 kilómetros alrededor del lugar del impacto.

The Author

La Jornada

La Jornada

Noticias de La Jornada en su edición nacional.

No Comment

¡Participa!