Tequila y cerveza de México irrumpen con fuerza en el mercado de Rusia - LJA Aguascalientes
25/01/2022

Juan Pablo Duch, corresponsal

Moscú. El intercambio comercial –muy por debajo del potencial de ambos países– es la asignatura pendiente de la relación entre México y Rusia, pero se observan avances significativos en algunas áreas como el sector agroalimentario, cuyos productos están entrando con éxito en el mercado ruso.

Ya no es extravagante encontrar en un supermercado de Moscú o de otras ciudades del interior de Rusia –por ahora pocas, en relación con la vasta extensión de este país–, aguacates, limones, pimienta o carne importados de México.

En poco tiempo Rusia se convirtió en el segundo destino, sólo después de Estados Unidos, para los exportadores mexicanos de carne de bovino y equino, con casi 27 mil toneladas el año anterior.

Bebidas como la cerveza o el tequila –el mezcal por ahora con menor importancia– tienen amplia presencia en Rusia. Sólo de tequila se venden aquí más de 20 marcas y el año pasado los rusos se bebieron, ni más ni menos, 2 millones 100 mil litros del destilado de agave, y el coctel margarita sigue de moda en los bares y discotecas locales.

Las empresas mexicanas no suelen abrir oficinas de representación en Rusia –en contraste, hay casi medio centenar de filiales de empresas rusas en México– y llevan sus negocios con este país a través de un centro de distribución en Europa o directamente desde México. Por esto, para interesar a eventuales compradores rusos, reviste especial importancia su participación en ferias de alimentos.

Cerca de 25 empresas mexicanas asistieron a la feria Prodexpo 2013, que acaba de concluir en Moscú, y aún es prematuro hacer un balance del volumen de contratos que se podrán concretar, aunque todo indica que será mayor que en la edición anterior.

“Participar en ferias comerciales es una excelente manera de acercarse al mercado, ya que es un escaparate doble, en el que el expositor se da a conocer en el mercado local, pero también tiene acceso a conocer la cultura comercial, tan importante para hacer negocios”, comenta a La Jornada el embajador de México en Rusia, Rubén Beltrán.

Diplomático de carrera, con una amplia trayectoria en el Servicio Exterior Mexicano, donde ocupó diferentes responsabilidades como las de director general en el ámbito consular o el jurídico, cónsul general en Nueva York o Los Angeles y subsecretario para América Latina y el Caribe, Beltrán lleva en Moscú poco más de un mes.

–¿Cómo va la relación comercial, embajador?

–Actualmente, aunque el intercambio comercial entre México y Rusia se ha incrementado en los últimos años, superando en 2012 los mil 700 millones de dólares, y se ha diversificado, está aún lejos de su potencial real. Rusia es la novena economía del mundo y es sólo el socio 23 de México.

–Antes se decía, sobre todo en los tiempos soviéticos, que nuestras economías no eran complementarias. ¿Ha cambiado la situación?


–Desde luego. México tiene productos que la economía rusa necesita, y Rusia tiene tecnología y productos que México necesita. Sin duda veremos un crecimiento aún más intenso del comercio bilateral durante los próximos años.

–Tenemos más de un siglo y dos decenios de relaciones diplomáticas y sólo en años recientes el intercambio comercial empieza a ser más dinámico. ¿A qué factores se debe?

–El contexto es otro y obedece a una relativamente reciente apertura de Rusia a los mercados internacionales. En junio de 2011 México reconoció a Rusia como economía de mercado, y en agosto de 2012 ingresó formalmente a la Organización Mundial del Comercio. Además, el intercambio por el Pacífico podría intensificarse en los próximos años. La apuesta actual de México por la región con la creación de la Alianza del Pacífico, y la búsqueda de Rusia de fortalecer un mercado euroasiático, acerca nuestras perspectivas en la zona.

–¿Qué debe hacerse para que los nexos comerciales se correspondan con el tamaño y el potencial de nuestras economías?

–Se debe fomentar el mutuo conocimiento, tanto en términos culturales como comerciales. Se debe dar a conocer la amplia oferta de productos de alta calidad que tiene México para ofrecer a Rusia en muchos sectores. Y se debe dar a conocer, también, el potencial del mercado ruso entre los empresarios mexicanos.

“El trabajo conjunto en foros multilaterales como APEC, OMC, G-20, en el que ambos países formamos parte de la troika, es también una excelente oportunidad de conocimiento mutuo y acercamiento en diferentes áreas de la economía”, subrayó.


Show Full Content

About Author View Posts

La Jornada

Noticias de La Jornada en su edición nacional.

Previous Crecimiento promedio anual en gobierno de Calderón, el menor en 4 sexenios
Next Suman 12 las granjas de Bachoco con reportes de influenza aviar H7N3
Close

NEXT STORY

Close

Consejo Ciudadano de Obras vigilará la transparencia en asignaciones y construcciones

14/05/2016
Close