LocalSociedad y Justicia

Mujeres no queremos estar ni detrás ni delante de un gran hombre, sino al mismo nivel

 

  • El mejor regalo a mujeres no son chocolates o flores, es una mejor representación: María Antúnez
  • Equidad en el trabajo, emancipación de los abusos laborales, es la asignatura pendiente

 

Para las mujeres del Partido de la Revolución Democrática (PRD), una nueva conmemoración del Día Internacional de la Mujer no debe comprender sólo la fecha en la que se regalen chocolates, flores u obsequios, sino concretar acciones afirmativas por parte de la clase política, mediante las cuales se les permita a las mujeres acceder a los espacios políticos y a los lugares con los que puedan alcanzar una mejor representación, así lo indicó María Antúnez Heredia, secretaria de paridad entre los géneros del PRD estatal.

El trabajo que sin duda queda pendiente de realizar en beneficio de las mujeres, es el respectivo a la equidad en el trabajo, para que las remuneraciones de los hombres sean las mismas que las de las mujeres, que exista oportunidad de ascender a mejores puestos laborales y que se les tome en cuenta de manera relevante en la ocupación de puestos ejecutivos o direcciones, ya que son estos últimos los espacios en que las mujeres han sido continuamente relegadas desde hace mucho tiempo.

“Otro tema importante es el derecho a la vivienda, con la intención de que las mujeres sean sujetas de crédito”, e indicó que al menos el Estado tiene esa deuda con las mujeres, ya que no se les ha permitido contar con una igualdad con los hombres en este tema, por lo que remarcó que queda mucho por hacer, pero hasta este momento el PRD local se va a mantener trabajando en el avance por la equidad, y agregó que mientras no existan políticas públicas que garanticen la equidad, se tendrá que hacer uso de las acciones afirmativas, las cuales representan generar una ubicación de la desigualdad entre hombres y mujeres.

Existe un dicho que señala que detrás de un gran hombre existe una gran mujer, pero Antúnez Heredia señaló que es tradicionalista y erróneo, ya que las mujeres no quieren estar ni detrás, ni delante de un hombre, sino a un mismo nivel, “desgraciadamente la importancia del trabajo se reconoce por quien recibe una mayor cantidad de remuneración económica, pero se deja de lado el trabajo de la crianza y la formación de los mexicanos”, crianza que sin duda representa el desarrollo de los hombres y mujeres productivos de nuestro país, quienes a fin de cuentas pueden ser palanca de crecimiento en nuestra nación. También indicó que no se reconoce a quienes realizan el trabajo doméstico, y mucho menos que el 30 por ciento del PIB se percibe con base en el desempeño de esta ocupación.

Foto: Roberto Guerra

The Author

Oscar Delgado

Oscar Delgado

No Comment

¡Participa!