Sobre “Los cínicos no sirven para este oficio” / Desde la Redacción - LJA Aguascalientes
28/10/2020



 

 

Hay un cierto egoísmo en lo que escribo, siempre quejándome del calor, el hambre o el dolor que siento, pero es terriblemente importante tener autentificado lo que escribo porque ha sido vivido

Ryszard Kapuściński

 

Más allá del periodismo tradicional al que en tiempos contemporáneos estamos acostumbrados a percibir, podemos imaginar que para el autor, el oficio del informante traspasa las barreras de la imaginación y de la mera anecdótica y la implicación de los actos o hechos que se pretenden plasmar en el medio, sino que pasa a reflexionar todo el proceso que se necesita para obtener la información adecuada.

Las necesidades a las que estamos sometidos en el oficio del periodista, traspasan la simpleza del relato de los hechos y se transforman en la interpretación de contexto que el autor en este caso ejemplifica con relatos que reflejan el entorno sociocultural de las colonias africanas.

Una de las vertientes a las que se hace alusión es al arduo proceso de investigación que requiere la labor del periodista, y curiosamente haciendo una comparación con el que actualmente se ejerce en la ciudad de Aguascalientes, prácticamente ha dejado de tener la esencia característica de las bases de la información de calidad.

Después me llama la atención que se tocan algunos puntos neurálgicos y vitales de apreciación de los hechos, cuando se menciona que las noticias se miran de una manera cuando nos encontramos en el momento exacto de la noticia a cuando escribimos las percibimos en un lugar donde se narra o podemos ver los acontecimientos desde otro lugar ajeno.

Tras las preguntas que se le hacen a Kapuściński hay un momento del relato donde se explica que el oficio, de periodista, no es apto para los cínicos, me llama la atención la forma en que se menciona que la pérdida de autenticidad en la información es la que hace imposible a los cínicos tener la esencia de los informantes que poseen un código que implica valores profesionales, como la ética en la información, el convivio diario con la noticia misma y la comprobación de la acciones que definen los diversos aspectos de las noticias.

La inclusión de los jóvenes en el marco del desarrollo del libro abarca también la visualización a futuro de las nuevas generaciones y lo que está por venir en los nuevos aires del periodismo, los hechos son percibidos de una forma más fresca, con mayor agilidad y dinamismo en el momento de plasmar los acontecimientos de mayor importancia.

La reciprocidad en el convivir diario con la noticia es uno de los elementos fundamentales para el entrevistado, ya que finalmente se nos plantea en varias partes de la lectura la importancia de un cotidiano y una espontaneidad en el manejo de la información.

Por otra parte es importante creo yo que se mencione que a fin de cuentas el oficio periodístico pasa a ser un sacrificio que es ejercido por un acto que implica cuestiones más allá de desempeñar la labor de un simple informante, se contienen cuestiones de valoración humana, de percepción de ideas y de reflexiones que llevan implícito todo un aparato de descubrimiento del mundo contemporáneo que nos rodea.

Se rescata mucho la cuestión del trabajo de campo, que se ve reflejada en actitudes de la gente hacia nosotros al momento de tratar de repapilar la información de interés general que deseamos recabar.


Desde un particular punto de vista el trabajo de campo también es una de las herramientas periodísticas que definen a los buenos periodistas, y hoy en día muchos de los medios de comunicación y particularmente en el estado de Aguascalientes, han desarrollado la “flojera” de hacer un periodismo institucional, sustentado en el boletín y no realizado en las bases de investigación que plantea Kapuściński.

El trabajo en equipo es uno de los elementos que definen mucha de la objetividad del periodista, la transformación de conceptos e ideas que se dan constantemente en el marco social y contextual sociocultural confirman la mayoría de las características del buen reportero.

Si bien sabemos la actualización constante y reafirmación de conocimientos del entorno que nos rodea, es una de las herramientas más importantes para el oficio no apto para cínicos, las nuevas tecnologías y la etapa del postmodernismo han venido a facilitar el trabajo que se hace en los medios de comunicación.

El aspecto de liderazgo y compromiso se ha convertido en una de las vertientes más importantes en la concepción de ideas del periodista contemporáneo, visto desde un punto profundo, la empatía con los líderes de los diversos medios es fundamental para el buen entendimiento entre la ilación de ideas, el material editorial que se maneja internamente y la perspectiva de libertad de prensa que se desea adquirir en la labor periodística.

El constante estudio y la dedicación en los tiempo y momentos adecuados para captar la información pertinente se han vuelto parte importante no sólo en la parte referida directamente con la cuestión de escritura, sino que desde mi perspectiva periodística, la fotografía ha pasado a conformar parte del mismo discurso que generan los textos, causando un impacto igual o mayor. A partir de las observaciones que hace el libro y observando el contexto de los medios en la actualidad, puedo decir que las imágenes han pasado a conformar parte fundamental de la columna vertebral de la información que se expone en los diversos medios de la ciudad.


Por otra parte el trabajo de campo al igual que lo menciona el texto ha desarrollado un papel que en la actualidad es olvidado, y a la vez es de suma importancia.

Los diversos escenarios periodísticos han trazado el sendero de aspectos éticos y de profesionalismo que el texto refiere, en realidad, simplemente, se dice que el contacto directo con la noticia, las personas, el entorno y contexto, son parte de las cuestiones de índole informativo con las que muchos de los reporteros tanto de escritura como de gráficos noticiosos, han dejando de lado.

Finalmente la conciencia y el entusiasmo aunados a la dedicación y el sacrificio conforman parte de la manera de vivir de aquél que se dedica a este oficio.

La frescura de ideas y el respeto por la calidad de información y la conciencia que despierta a través de la misma son propios de los verdaderos periodistas y manejadores de las noticias o acontecimientos que despierten el interés general de la sociedad.

Vídeo Recomendado

Show Full Content
Previous Después de la oposición, la reflexión / Martín Fabián Ortiz en LJA
Next Miguel Romo Medina se integra a la Junta de Coordinación Política en el Senado
Close

NEXT STORY

Close

“No quiero molestar”, escribió Ennio Morricone en la carta de su más doloroso adiós

07/07/2020
Close