EducaciónLocal

Basta de prejuicios, es necesaria una educación sexual integral: Salvador Camacho

  • En promedio se registran de dos a tres casos de embarazos no deseados en cada bachillerato
  • Se demanda una educación sexual integral acompañada de los padres y los maestros

“Ya basta de prejuicios, es necesaria una educación sexual integral”, señaló Salvador Camacho, director de Educación Media Superior del Instituto de Educación de Aguascalientes, ante el creciente índice de jóvenes embarazadas en edad de bachillerato en Aguascalientes.

Poco a poco se ha ido quebrando una tradición de prejuicio en torno a las estudiantes embarazadas, la cual ha sido una línea a seguir desde la Federación hasta los Estados y Municipios sobre el apoyo a las mujeres que están en una situación de embarazo y estudio, “ahorita el compromiso por parte de Gobierno del Estado, del área de salud y educación es que ninguna estudiante embarazada deserte”, señaló Camacho.

Lo importante aquí es recordar que la principal función es no perder de vista el respeto a su derecho a la educación y a la vez “apapacharla y protegerla”, puesto que más allá de las dificultades y situaciones que provocaron el embarazo, para el IEA es preocupante lo que está ocurriendo, que si bien no es algo nuevo, sí ha tenido un crecimiento rápido.

Generalmente las jóvenes se embarazan por falta de una educación plena, tanto en la familia, como en la escuela, razón por la cual se ha estado trabajando no únicamente en el respeto al derecho de continuar sus estudios, sino también en educarlas, formarlas y prevenir embarazos no deseados. Esto con base en una educación sexual integral responsable, sin prejuicios ni tabúes, “creemos que estamos en una época de modernidad, que tienen que llegar hacia los valores y a las actitudes”, a una apertura donde el diálogo en torno al sexualidad sea una asunto cotidiano.

Para ello, el titular de Educación Media Superior, destacó que se requiere que los padres de familia se involucren en los temas, ciertamente delicados, pero necesarios. “No se puede atender el problema de la maternidad en estudiantes con la infinidad de ideas conservadoras”, por eso se necesita a una juventud cercana a la familia y a los docentes.

En cuanto al nivel de bachillerato, Salvador Camacho certificó que en promedio, por institución se llega a tener hasta dos o tres casos de embarazo no deseado, que a pesar de ser una cantidad relativamente menor, el Instituto busca disminuir tal índice hasta el 0 por ciento.

A su vez, por parte del IEA se cuenta con la oportunidad de ofrecer becas mensuales como incentivo para que las jóvenes embarazadas no deserten, sin embargo, el funcionario aclaró que también debe manejarse con discreción, para que este recurso no se convierta en una especie de facilidad para embarazarse, sino que sea un aliciente para que no abandonen la escuela.

Hasta la fecha, no ha habido casos de abusos entre directivos y administrativos, sino por el contrario, en Aguascalientes se ha tenido un gran cambio de actitud y pensamiento, inclusive entre los propios compañeros estudiantes, “me he encontrado solidaridad entre todo el equipo educativo”.

Para esta dirección aún hay mucho trabajo por hacer en cuanto a la educación sexual a nivel bachillerato, sin embargo, la información va por buen camino, destacando no sólo el tema de la genitalidad, sino también de los valores y actitudes, evitando estereotipos.

Foto: Roberto Guerra

The Author

Itzel Acero

Itzel Acero

No Comment

¡Participa!