Cocina Política / Divorcio - LJA Aguascalientes
28/01/2023

 

“Paco Chávez también habló de divorcio”, asenté en mi último escrito en este Diario. ¡La que se armó! Durante los últimos 15 días me sentí conductora de los más rudimentarios programas televisivos: los talk shows. Así que en esta ocasión no me queda más remedio que aclarar mi dicho.

“Para nacer hay que romper el mundo”. Pensamiento estremecedor de Herman Hesse, escritor alemán nacionalizado suizo. Esta cocinera política desea ver el nacimiento de Pacho Chávez, candidato del PRI a la alcaldía de Aguascalientes, como un líder de la política con identidad social en Aguascalientes. Pero no veo cómo ha de hacerlo si no se convence de dejar atrás a sus buenos padrinos: los palacios.

Tanto palacio legislativo, como palacio mayor y menor, quisieran que los candidatos a las diputaciones locales y presidencias municipales por Aguascalientes, realizaran una campaña electoral plana y allanada; en su búsqueda de victoria en las urnas el día 7 de julio.

Es de buenos hombres y de buenas conciencias, reconocer lo que funcionó en los ámbitos, legislativo y administrativo-municipal. Incluso pareciera el cumplimiento de un deber como militante de un partido político.

Pero no es el papel de un candidato, sea oficialista u opositor, dejar hacer y dejar pasar la obra de gobierno y la acción política que no se realizó o no se implementó, y menos aún, dejar de señalar los yerros en el liderazgo social que se espera de quien encabeza un gobierno.

Así que cuando yo mencioné en mis letras el divorcio, no me referí a un enfrentamiento estéril o a un rompimiento infructuoso, sino a la necesidad de diferenciar claramente la oferta pública, social y política de Paco Chávez. Ni más, ni menos.

Como priísta que soy desde los 18 años de edad, y como oradora social desde los tiernos 12 añitos (a esa edad gané mi primer certamen de oratoria), quiero ver a mis candidatos romper con atavismos, para nacer al compromiso con los ciudadanos. Quiero ver el potencial social de mis candidatos fragmentando el dique del compromiso individual para volcarse en el comunitario. Éste es el divorcio del que hablé.

Quizá debí ser más clara en mi definición de lo que espero, y solicitarle a Paco Chávez dejar salir de una vez por todas a ese líder humanitario, sensible e inteligente que veo en él. O quizá no me equivoqué y por divorcio, pedí marcar la diferencia que nos permita apreciar al personaje público. El contraste entre el gobierno que rinde cuentas en este 2013 y el que propone lo haga en el 2016.


Finalmente agrego que en efecto, el estado civil de Paco Chávez es divorciado. Se refirió a sí mismo como “un feliz padre soltero”. Así que la independencia y la autonomía no deben serle ajenas ¿no cree usted, apreciable lector y lectora?

Le recuerdo a Ud. que en esta cocina, se lee, se estudia y se conversan todos los temas: especialmente los de política.

[email protected]


Show Full Content
Previous México Evalúa / El orden de las reformas sí altera el producto
Next Las propuestas de la izquierda en la reforma financiera / Norma González en LJA
Close

NEXT STORY

Close

IAJU premia 10 proyectos de jóvenes enfocados a los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU

09/08/2022
Close