04/06/2020


 

  • Existen 20 comedores operando, 14 escolares y seis comunitarios por parte del DIF Municipal
  • Por tan sólo seis pesos, los niños reciben un desayuno balanceado y mayores nutrientes

Por Itzel Acero/Isabel Casillas 

Pocos ciudadanos tienen conocimiento de la existencia de los comedores escolares que el DIF Municipal coordina en todo el municipio capital. La mañana de ayer, La Jornada Aguascalientes visitó la escuela primaria Francisco Primo Verdad ubicada en la comunidad de Calvillito, Aguascalientes.

En punto de las 10:00 horas, alrededor de 130 niños y niñas entre seis y 12 años reciben un desayuno caliente, balanceado en nutrientes y porción. Laura Ávila López, encargada de nutrición en la Coordinación de Comedores del DIF Municipal, destacó que son en total 20 comedores operando, 14 escolares y seis comunitarios, donde en suma se beneficia diariamente a más de 2 mil menores.

“Estamos aplicando diariamente el proyecto del plato del buen comer”, el cual consiste en una porción abundante de verdura y fruta con una ración de cereal –de preferencia integral- como tortilla de maíz, avena, soya o leguminosa, más la porción de carne, ya sea atún o sardina.

Al inicio de la actual administración se realizó un estudio, en el que se detectó que el 20 por ciento de la población infantil tiene desnutrición, y un 60 por ciento obesidad y sobrepeso, por tanto el objetivo principal del DIF Municipal fue trabajar en estas tres problemáticas alimentarias.

Es por ello que se inició un programa de nutrición comunitaria, que consiste en un grupo de nutriólogos que acude a cada centro escolar, donde se encuentra un comedor y se realiza un diagnóstico integral, es decir, una medición de peso, talla, signos clínicos como la situación de los ojos, piel y cabello, para posteriormente mostrar los resultados a los padres de familia y de manera personalizada darles una consulta nutricional.

“Mejoramos este tema desde los menús hasta las despensas que se entregaban mensualmente”, adicional a ello se otorgan pláticas a las madres de familia sobre una adecuada preparación de los alimentos, con la finalidad de que la nutrición no sólo se encuentre en los comedores, sino también en las casas.

Uno de los aditivos especiales que los nutriólogos agregaron a la dieta de los niños fue un llamado “súper alimento” (actualmente hay 10 considerados por la Organización Mundial de la Salud), que es el alga espirulina, la cual es una microalga de color azul verdoso que contiene mayor cantidad de proteína que la carne, la leche o el pollo, además de tener todas las vitaminas y minerales necesarias para una salud estable, “lo introducimos para combatir la desnutrición y la anemia”.

El comedor está conformado por cuatro o cinco voluntarias, todas madres de familia, donde cada año se forma un comité de quienes preparan los desayunos bajo capacitación en higiene y preparación a cargo de los nutriólogos encargados.

“Se ha mejorado su estado nutricional, porque cuidan mucho el contenido de grasas y azúcares en los alimentos”, destacó Martha Esparza Cruz, madre de familia iniciadora de este comedor escolar, quien a lo largo de un año trabajó arduamente para que tanto maestros como padres de familia aceptaran el proyecto, ya que en un comienzo nadie confiaba en él.


El mejor resumen diario en tu correo por LJA.MX

Se omitieron muchos de los alimentos que en administraciones pasadas se daban, tales como mayonesa, mermelada y pastas, “eran una bomba de carbohidratos que sólo daban energía pero no nutrían a los niños”, refirió una de las tres nutriólogas del equipo.

El DIF Municipal quincena tras quincena les entrega una despensa conformada por ingredientes básicos como huevo, harina, avenas, leguminosas, frijol, arroz, atún, sardinas, fruta, verdura, leche, entre otras más.

Al realizar un sondeo entre los niños, sobresalió el agradecimiento por tener ahora un desayuno “rico”, pues aseguraron que antes las mamás sólo les daban una torta y un refresco, “nos llenaba por un ratito, pero yo estaba bien gordito, ahora como mejor y hasta postre me dan”.

 

El lado oscuro de los comedores

Diariamente los niños reciben estos alimentos en la escuela, pagando una cuota diaria de seis pesos, que sirven de remuneración para el mismo comedor. Si bien a los niños se les brinda un alimento nutritivo y diario, los recursos brindados por el DIF no han sido los suficientes para que todos los alumnos puedan recibir su desayuno en el comedor, la escuela cuenta con alrededor de 400 alumnos y la capacidad del comedor es para 50. Aún se pueden ver niños desayunando en el piso o de pie fuera del comedor expuestos al sol y a la suciedad, por la falta de espacio. Si el DIF realizó un análisis de los niños en estas comunidades para examinar su estado nutrimental y llevar un registro de ellos, no puede ser posible que no previera este tipo de cuestiones de espacio.

Además, fue notable la falta de compromiso por evitar el consumo de productos chatarra dentro de la institución, madres tratando de dar una buena alimentación a los niños, pero éstos siguen consumiendo papas fritas. Víctor Hugo Rosales Romo, director de la institución, comentó al respecto, que si bien dentro de la escuela se ha dejado la venta de estos productos y la Presidencia realiza visitas para constatarlo, aún no se ha podido evitar la venta de éstos fuera de las escuelas, o que en la mayoría de los casos los niños las introducen desde sus hogares, aunque se hayan quejado con los vendedores ambulantes, lo máximo que se ha logrado es que se retiren de la barda de la escuela a la acera de enfrente.

 

 


Show Full Content
Previous Mil 800 asistentes a la foto conmemorativa por el 40 aniversario de la UAA
Next /AUTONOMÍA 69: Arrested Development, Facebook y Adolescentes, transplantes
Close

NEXT STORY

Close

LJA13/01/2019

13/01/2019
Close