LocalPolítica

El derecho sirve para muy poco, dice Rodríguez Prats, a veces hasta estorba

 

  • “Se habla de derecho al trabajo, ¿a quién voy a demandar si no tengo trabajo?”
  • Por deuda pública hay estados en quiebra, pero lo esconden

 

 

Para Juan José Rodríguez Prats, ex diputado federal y actual consejero nacional del blanquiazul, el sistema mexicano se ha encargado de sobreexplotar el derecho social, proceso que habría derivado en “grandes fallas” constitucionales.

-¿Entonces qué derechos eliminaría usted?

-Lo que no pueda ser judiciable. ¿A qué me refiero con judiciable? A lo que puedes llevar a un juzgado. Si tú no instrumentas la forma en que la norma jurídica se aterrice es demagogia… Se habla de derecho al trabajo, ¿a quién voy a demandar si no tengo trabajo? El derecho a la alimentación, ¿a quién voy a demandar si no tengo mi alimento? El derecho tiene que ser judiciable.

En el país, refirió, hay problemas a la hora de aplicar el derecho procesal constitucional.

“El derecho sirve para muy poco, y a veces es más lo que estorba”.

De igual forma desestimó la última reforma al Artículo 3 de la carta magna, mediante la cual quedó plasmado el derecho a la educación de calidad. Dijo que la Secretaría de Educación Pública nada podría hacer para castigar el hecho de que un grupo de estudiantes reciba clases de mala calidad.

“¿Dónde está el delito? Allí es engañar con el derecho, no se vale hacer demagogia. El derecho no vale por sí mismo, sino en la probabilidad de su cumplimiento”.

Rodríguez Prats consideró que el conflicto es la baja cultura de la legalidad, por lo cual no habría que responsabilizar a diputados y senadores. En México el 98 por ciento de los delitos no llegan a ser sentenciados, situación que pone sobre la mesa el deterioro en que permanece el aparato judicial.

“Hay un refrán popular que es horrible. El derecho mexicano se sintetiza en dos artículos. Artículo primero: con dinero baila el perro. Artículo segundo: para efectos del artículo anterior todos ladramos… Yo creo que uno de los problemas que evidenció el ataque al crimen organizado es que el Estado mexicano está tan horadado. No es tan sólo la cuestión de hacer leyes, es cómo las vas a aplicar, cómo les vas a dar seguimiento”.

Quien en la década de los 90 contendiera por la gubernatura de Tabasco anotó que la abundancia de leyes no garantiza la calidad en el derecho. Dijo también que Inglaterra, Nueva Zelanda e Israel son países que subsisten sin Constitución Política escrita.

“El engaño es malo, pero el auto engaño es peor. En la política mexicana hay mucho de autoengaño”.

Comentó que “otra asignatura enormemente importante” es la relativa a la calidad de los congresos locales, pues los estados han generado 435 mil millones de pesos en deuda pública.

“Hay muchísima deuda escondida. En el corto plazo tienes un problema: pasivos laborales, fondos para los jubilados, pensiones, proveedores. Yo te diría que está la opacidad en grande y en mucho es culpa de los congresos locales. En México hay muchos estados en quiebra, no se reconoce y se esconde, los está apuntalando la Federación. ¿Hasta qué punto la Federación va a poder asumir deuda de los estados? Allí queda esa pregunta”.

Rodríguez expuso que las entidades tienen deuda por concepto de gasto corriente, no obstante que el Artículo 117 de la Constitución dice que los empréstitos sólo podrán utilizarse para obra pública.

 Foto: Gerardo González

The Author

Carlos Alonso López

Carlos Alonso López