04/06/2020


  • De 2006 a 2008 aumentó en 4.8 por ciento, pero Calderón no la atacó por “clientelismo político”
  • PAN, PRI y PRD, presume cable de WikiLeaks, estuvieron de acuerdo con el Ejecutivo

Antes de las elecciones de 2009 que trajeron al PRI de regreso, Felipe Calderón y los partidos PAN, PRI y PRD “acordaron” ocultar informes de Inegi y Coneval, según los cuales había aumentado la pobreza en 4.8 por ciento de 2006 a 2008.

Al asumir la Presidencia el michoacano, la pobreza alimentaria era del 13.8 por ciento y al año previo de aquellos comicios llegó a 18.9 por ciento; de los 19.4 millones de mexicanos afectados, 12.2 millones vivían en las zonas rurales y 7.2 millones en las urbanas.

Esas cifras oficiales se guardaron, asegura el cable 09MEXICO2205 de WikiLeaks, despachado el 27 de julio de 2009 por la embajada de Estados Unidos, intitulado “Gobierno y partidos acuerdan ocultar cifras de la pobreza hasta después de las elecciones del 5 de julio de 2009”, publicado en La Jornada el 14 de febrero de 2011.

Reeditado en LJA, en el resumen del cable se observa que Calderón y sus secretarios Agustín Carstens, de Hacienda, y Ernesto Cordero, de Desarrollo Social, tenían especial preocupación por “racionalizar y reorientar” la mitad de los programas sociales, por su contenido electorero… Pero se les pasó la mano porque creció la pobreza.

Mientras Cordero “pedía” al Congreso más presupuesto, Carstens decía que no habría cortes al presupuesto del combate a la pobreza. Sin embargo, aunque así haya titulado el cable su memorándum dirigido a la estadounidense Secretaría de Estado, en ninguna parte se citan fuentes sobre el citado consentimiento de los partidos políticos de oposición; más bien fue un “comment” del analista “Feeley”, redactor de la legación.

http://wikileaks.jornada.com.mx/cables/riqueza-y-pobreza/09mexico2205/

Luego del resumen, en su primer capítulo, “Prensa tras las elecciones”, el memorándum dirigido a la Secretaría de Estado estadounidense, dice que a dos semanas de las elecciones se difundió la Encuesta de Ingresos 2008 del Instituto Nacional de Geografía y Estadística y el informe del mismo año del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social.

Dice el cable que en un análisis asistido por el Organismo de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), “es generalmente conocido que el partido oficial (PAN) acordó posponer la publicación del estudio hasta después de las elecciones, una práctica común en México”.

Las finanzas del gobierno de Maharashtra (nombre en clave que le dan a Felipe Calderón) “han sido exprimidas y el PRI, ganadores de las elecciones legislativas, han sido sparring sobre los pasos a seguir, con respecto a ‘50 y pico’ [por ciento] de mexicanos en los programas contra la pobreza”.

El presidente Calderón y Ernesto Cordero, su secretario de Desarrollo Social  –precisa “Feeley”, el informante de la Embajada- “han llamado a la racionalización de los programas y la evaluación de su eficiencia”.

Agrega que la mayoría de los observadores señalan el aumento de los precios mundiales de los alimentos y el del valor de la canasta básica, “esta fluctuante mundial de alimentos; los cereales y los precios de las semillas oleaginosas han contribuido en gran medida al aumento de los precios internos, desde que el Tratado de Libre Comercio de  América del Norte incluyó las importaciones de alimentos”.


El mejor resumen diario en tu correo por LJA.MX

Los precios de los granos y las oleaginosas están vinculados a las cotizaciones de la Junta de Comercio de Chicago, donde los futuros de maíz dispararon a 4.50 dólares el bushel un mes antes de los comicios. (El bushel es una unidad de medida, una tonelada de maíz equivale a 39 mil 370 bushels).

Más de un tercio de la población mexicana de menores ingresos consume maíz, que como el arroz también es importado, éste en 80 por ciento de lo que consume.

Las cifras del Coneval, publicadas el 18 de julio, dicen que la pobreza había aumentado del 42.6 por ciento en 2006 al 47.4 por ciento en 2008, repunte producido “a pesar de una tendencia a la baja de la pobreza desde 1992, así como de los buenos resultados económicos, los altos precios del petróleo y el aumento en los ingresos”.

Según Coneval, la pobreza vino a la baja desde aquel año, “sin embargo, las cifras de 2008 muestran que hay más de 50.6 millones de mexicanos que ahora viven bajo la línea de pobreza. En 1992, era el 53.1 por ciento… Estos números empeoraron durante las crisis financieras de 1995-1996, pero regresaron a su tendencia general a la baja en 1998”, dice el cable.

Añade que: “otra medida de la pobreza que ha mostrado un aumento es lo que los mexicanos llaman ‘nutricional la pobreza’ (pobreza alimentaria) a la medición de la capacidad de una familia para comprar la canasta básica de alimentos”.

La pobreza alimentaria aumentó en 2006 del 13.8 por ciento al 18.9 por ciento en 2008; de los 19.4 millones de mexicanos afectados, 12.2 millones viven en las zonas rurales y 7.2 millones en las urbanas, señala el informe Coneval.

El cable considera que en el lado positivo, el número de familias que viven en casas con piso de tierra, cayó del 22.3 por ciento al 18.9 por ciento en el mismo lapso; las tasas de ausentismo escolar de niños entre 8 y 12 años, bajó de 5.1 por ciento en 1992 a 2.1 por ciento en 2008; los pobres atendidos aumentaron de 49.9 por ciento a 55.9 por ciento en ese trienio.

Con el subtítulo “Comment”, el cable de la Embajada comenta que “uno de los principales retos del gobierno es lograr un crecimiento sostenido, a fin de reducir significativamente las existentes desigualdades sociales y las tasas de pobreza y alcanzar en 2012 su objetivo de reducir el número de mexicanos que viven en la pobreza”.

Menciona que la mayoría de los analistas, incluso el secretario Cordero, apunta al aumento global de los alimentos, el no haber alcanzado ese objetivo, “que empujaron a muchos mexicanos en la pobreza”.

En 2010, Cordero pidió al Congreso aumentar presupuesto para los programas sociales, pero tanto él como el presidente Calderón habían hablado de racionalizar y reorientar más de la mitad de los programas contra la pobreza, porque son “clientela política”. Algunos de ellos son los de las asociaciones de productores agrícolas, relacionadas con el PRI.

Las restricciones en el presupuesto actual, dice el cable, “pueden hacer de estos números incluso, una cuestión política más de lo previsto. Dado el impacto positivo del programa social estrella del gobierno de programa, Oportunidades, el PRI va a luchar duro para conseguir el control estatal sobre las transferencias del programa para obtener más apoyo político en el periodo previo a las elecciones presidenciales de 2012”.

Foto: Roberto Guerra


Show Full Content
Previous PRD es pragmático, se alió con el PAN por la sed de chamba: Morena
Next {Suplemento} guardagujas #81
Close

NEXT STORY

Close

Quiere dar vuelta de hoja Seguridad Pública municipal a agresión a normalistas

20/06/2017
Close