CulturaLocal

Un día en las clases del Festival de Música de Cámara

 

  • Ocho ensambles de la República toman clases con la oportunidad de tocar y escuchar a profesionales de talla internacional
  • Universidad Panamericana, Campus Bonaterra, sede del Festival de Música de Cámara

 

De universidad a conservatorio de música… así es como la Universidad Panamericana, Campus Bonaterra, se convirtió en sede de la edición número nueve del Festival de Música de Cámara, organizado por el Instituto Cultural de Aguascalientes (ICA), el cual ha acogido a ocho ensambles de varias partes de la República como Chihuahua, Ciudad de México, Querétaro, Morelos, Monterrey, Guanajuato, Veracruz y Aguascalientes, con un total de 17 maestros invitados, procedentes de Inglaterra, Estados Unidos, México y Cuba.

La mañana de ayer permitieron a los medios de comunicación acercarse a las clases para conocer un poco de lo que cada instructor hace a lo largo de la semana, con los casi 35 jóvenes participantes.

El horario de clases se dividió en dos secciones, de 10:00 a 14:00 horas, para la revisión particular, en la que un maestro evalúa a un solo músico del grupo, mientras que de 16:00 a 19:00 horas se revisa al grupo completo.

Hay algunos alumnos que deciden comenzar con horas extras por la mañana (las aulas están abiertas desde las 7 de la mañana) y continuar por la noche, ya que la institución cierra sus puertas a las 22:00 horas, pero “no se dan abasto con las horas, ni salen a comer fuera del Campus”, señaló Penélope Villanueva, encargada del Área de Promoción y Difusión del ICA.

Villanueva aseguró que actualmente este Festival está posicionado como uno de los mejores a nivel nacional e internacional en su rama, lo cual se ha logrado gracias al apoyo económico de Conaculta.

La participación de Román Revueltas, director de la Orquesta Sinfónica de Aguascalientes, es vital para esta edición, pues funge como director artístico del Festival, además de haber sido el encargado de realizar la programación y seleccionar a los participantes.

Para Silvia Guerrero, docente de violín, que ha participado en las nueve ediciones del Festival, el desarrollo de este año ha sido un poco diferente a lo que normalmente se había manejado, pues a pesar de que es un festival de música de cámara, este 2013 está más enfocado en ayudar a los participantes en su desarrollo individual, lo cual, para muchos, es realmente positivo, pues no son muchos los festivales que pueden dar ese enfoque en tan poco tiempo, “los anteriores habían sido un poco más intensos en cuanto a las clases de música contemporánea”.

Hasta el momento se han observado ensambles de muy buena calidad, como el Trío Soneto del Tiempo, conformado por tres aguascalentenses con gran calidad musical, cuya base es un trombón y una trompeta más el piano.

En las clases es evidente la calidad con la que los jóvenes se manifiestan musicalmente, por ejemplo el Trío Kuskani, que tuvo la oportunidad de tocar y escuchar a profesionales de talla internacional como John Mills y Bodigar Vu Kotik.

En entrevista, dos integrantes del cuarteto inglés Tippet String Quartet, destacaron haber observado un alto nivel en los ensambles, y aunque el de las clases es un poco menor al de Europa, los jóvenes tienen la misma calidad que cualquier otro músico de Londres, “es la primera vez que venimos a México y lo amé, la apertura que pueden tener los jóvenes para conocer de la música no en todos lados se ve”.

Como parte del servicio que se le brinda a los participantes, Edith Bárcenas, laudera de profesión, instala diversos productos que ella misma fabrica o repara, incluso algunos importados a un costo no tan elevado.

La laudería es un oficio de construcción de instrumentos de madera y Bárcenas es especialista en violas, violines y violonchelos, ya que ha reparado y construido cientos de instrumentos para músicos de talla internacional, a lo largo de nueve años en Aguascalientes.

Foto: Gilberto Barrón

The Author

Itzel Acero

Itzel Acero