LocalSociedad y Justicia

Brutal el impacto ecológico del proyecto industrial del sur: Conciencia Ecológica

 

  • Ya se ha construido sobre lo que fue declarado como humedal: Enriqueta Medellín
  • La duda es quién pagará por llevar servicios hasta el aeropuerto

 

Enriqueta Medellín Legorreta, presidenta de la asociación Conciencia Ecológica, indicó que con base en la evaluación que ha realizado la organización a la que representa, al respecto del impacto ambiental que va a tener el proyecto estratégico sur, así como el desarrollo industrial que es parte de la empresa Nissan, han encontrado que éste representa niveles brutales de daño para dicho entorno.

“Es brutal el impacto que eso va a tener, independientemente de lo que se haga, puede ser decisivo, ¿por qué?,  porque la reserva de agua para Aguascalientes está justamente en toda el área de Peñuelas, ya que ésos son migajones permeables o semipermeables”.

Esta zona a la que se refiere como migajones, es la zona en la que se encuentra lo que fue decretado como un humedal. Sin embargo, la realidad oficial dista de una verdadera protección de la zona, ya que si se visita la misma en estos momentos, podemos encontrar que se encuentra bardeada.

“Sabemos que han clausurado mucha construcción porque se encontraba sin permisos y sin nada, pero eso es una muestrecita. Nosotros bromeábamos, es que le van a poner señalizaciones a las ranas de vete por acá porque por allá está prohibido”.

Lo que resalta la ganadora del Premio Nacional al Mérito Ecológico es que el tema del humedal es sólo el pretexto, pero debe irse más allá, y tomar en cuenta la importancia que tiene este problema desde el punto de vista ambiental, social y económico.

“Yo nada más quiero preguntar cuánto va a costar llevar infraestructura hasta casi el aeropuerto, residuos, drenaje, luz, todo. Entonces qué está pasando, sabemos que se pueden hacer las cosas bien”.

Recordó que parte del acuerdo con las autoridades era respetar una línea de 500 metros a un costado de la carretera federal 45, como zona industrial, pero las preguntas son qué se va a hacer con todo lo demás, cuál es la forma en que en realidad se estará protegiendo y cuáles serán las medidas de restricción.

“Las restricciones es algo que no se encuentra determinado, por lo que nosotros nos encontramos insistiendo mucho en reuniones con expertos, para determinar cuáles son las medidas de restricción, qué se puede hacer y qué no se puede hacer”.

Aseveró que actualmente se encuentran en constante acercamiento con la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), con la intención de saber qué es lo que va a pasar con el humedal, ya que a cada momento se encuentran cambiándolo de lugar, y requieren de una vez por todas que se deje en claro cuáles fueron los criterios bajo los que se decretó como tal, o qué es lo que sucede en realidad.

Foto: Gerardo González.

The Author

Oscar Delgado

Oscar Delgado