Hacer política educativa y no hacer política con la educación - LJA Aguascalientes
25/10/2020


 

  • Intervención de Lozano de la Torre en la Entrega del Doctorado Honoris Causa a Rodolfo Tuirán Gutiérrez.

 

Los estudiantes y profesionistas egresados de las distintas instituciones de educación superior, nos referimos a ellas como nuestra alma mater, porque representan la fuente que nos provee del alimento intelectual para servir y transformar a la sociedad.

Desde hace 40 años, la Universidad Autónoma de Aguascalientes, ha sido el alma mater de miles de jóvenes, que aquí han podido encontrar una luz para iluminar el destino de sus vidas, el de Aguascalientes y el de su patria.

Pero también, esta universidad ha sido el alma mater de todos los aguascalentenses, porque representa la cristalización de un anhelo largamente acariciado por nuestra gente.

Allá por la década de los años 50, un grupo de entusiastas empresarios y líderes sociales de aquella época, buscó la creación de la primera universidad en el estado de Aguascalientes.

Sin embargo, aquellos incipientes y encomiables esfuerzos no pudieron fructificar por diversas circunstancias, que prolongaron aún más la espera.

Fue hasta una cálida noche del 19 de junio de 1973, que don Humberto Martínez de León, junto con un puñado de hombres y mujeres de probada calidad intelectual, pero sobre todo, de un profundo compromiso con la educación de las nuevas generaciones, tomaron la firme decisión de convertir al Instituto Autónomo de Ciencias y Tecnología, en la primera universidad pública de Aguascalientes.

Esa noche, la espera, el desánimo y la frustración de otros tiempos claudicaron, para abrir paso a la esperanza que permitiría a los jóvenes aguascalentenses realizar estudios profesionales del más alto nivel en su tierra natal.

Estas cuatro décadas han significado arraigo, estabilidad social, seguridad y calidad de vida, que mucho agradecemos a esta casa de estudios, que es símbolo y baluarte de nuestro progreso.

Desde siempre, la educación pública ha realizado grandes aportaciones al desarrollo de México y de Aguascalientes, principalmente porque en las universidades públicas, se han formado la mayoría de los líderes, intelectuales y humanistas, que han influido notablemente en la vida social, política y cultural de nuestro país.

En el siglo XXI, la modernización y fortalecimiento de la educación pública seguirá siendo fundamental, para que México pueda convertirse en una potencia emergente, más democrática y con menos desigualdades.

Desde hace poco más de dos años, el Gobierno del Estado y la Universidad Autónoma de Aguascalientes, hemos asumido con toda responsabilidad este compromiso, para que cada vez más jóvenes puedan tener acceso a más y mejores oportunidades educativas, de acuerdo con las actuales tendencias internacionales del desarrollo.

Por eso, en la conmemoración de su 40 aniversario, nuestra máxima casa de estudios se distingue por su dinamismo, excelencia académica y calidad educativa, que le han ganado un amplio reconocimiento nacional e internacional.

A pesar de ser una joven institución educativa, se ha posicionado como una de las cinco mejores universidades públicas de nuestro país, pero como dice nuestro buen amigo Rodolfo Tuirán, si nos apuran tantito, quizá está entre las tres mejores universidades públicas de todo México.

Principalmente, porque en la actualidad ocupa el primer lugar nacional en materia de acreditación internacional de pregrado y posgrado, además de que en tan sólo dos años, alcanzó el nivel de crecimiento cuantitativo y cualitativo, que tardó casi cuatro décadas en concretar.

La educación es el gran proyecto de Aguascalientes y por eso mi administración no ha escatimado esfuerzos para apoyar el desdoblamiento de esta casa de estudios, con la construcción del Bachillerato Oriente y del Campus Sur, que han permitido ampliar el número de espacios educativos para un mayor número de jóvenes, con un sentido de pertinencia, eficiencia y calidad educativa.

Se trata de dos proyectos que seguirán creciendo en los años por venir, gracias al apoyo institucional del Gobierno del Estado de Aguascalientes y del Gobierno Federal, principalmente de nuestro amigo Rodolfo Tuirán, que desde hace ya varios años, ha estado muy al pendiente de las necesidades y proyectos de nuestra máxima casa de estudios.


Esta tarde, pueblo y gobierno del estado de Aguascalientes nos unimos al reconocimiento que le ha otorgado esta universidad, por su impecable trayectoria académica como docente, investigador y divulgador de la ciencia, y también por su desempeño honesto, profesional y transparente en la administración pública federal.

Hacer política educativa y no hacer política con la educación, ha sido la guía del doctor Rodolfo Tuirán y es la tarea encomendada por el pueblo de México, a quienes tenemos el deber de cumplir con una responsabilidad pública.

Además, su calidad intelectual, lo ha convertido en una de las autoridades más reconocidas a nivel mundial en el campo de los temas sociodemográficos y le han permitido participar en programas internacionales sobre población elaborados por organismos como la ONU, CEPAL y el Foro Mundial sobre Población de la Haya.

Pero sobre todo, agradecemos al doctor Tuirán todo el respaldo institucional que ha brindado a nuestra entidad en materia educativa, pero principalmente a esta casa de estudios,subsecretario de Educación Superior y ahora desde la Subsecretaría de Educación Media Superior de la SEP.

Su visión como estudioso de las ciencias sociales, le ha llevado a trabajar de manera intensa por ampliar la cobertura educativa en nuestro país, para que México pueda insertarse de manera exitosa a la sociedad mundial del conocimiento.

Porque, como él mismo lo ha expresado “no tengo duda acerca de cuál es el sendero que mejor refleja las aspiraciones de México. Debemos lograr en el mediano plazo la proeza de universalizar la educación superior, que exige realizar esfuerzos inéditos en la historia de nuestro país, para lograr en 10 años, el equivalente a lo que nos tomó alrededor de 40 años o más”.

El estado de Aguascalientes y nuestra máxima casa de estudios, seguirán contribuyendo al cumplimiento de este objetivo nacional, para fomentar la formación de los cuadros especializados que requieren los mercados laborales de alto valor agregado; una mayor investigación científica y tecnológica, así como una vinculación más efectiva entre la educación y la productividad.

México ha emprendido una nueva etapa de confianza con el presidente Enrique Peña Nieto, quien promueve el gran rescate de la educación como una herramienta de prevención social y de una mejor calidad de vida para nuestros jóvenes.

Por eso, el Gobierno del Estado refrenda su compromiso permanente con el desarrollo de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, que seguirá encabezando los esfuerzos de nuestra entidad en materia educativa.

La educación ha recuperado su sentido de política pública nacional para responder a las expectativas y aspiraciones de los mexicanos, que la Universidad Autónoma de Aguascalientes realizará con excelencia, calidad y pertinencia, porque es una casa de estudios que seguirá  proyectándose en la luz del conocimiento, la libertad, el pluralismo y la transformación social.

Muchas felicidades al doctor Rodolfo Tuirán y enhorabuena para todos.

 

 Foto: Gerardo González

Vídeo Recomendado

Show Full Content
Previous Confía Gustavo Madero en la militancia para su reelección en el PAN
Next UAA nombra biblioteca del Bachillerato Oriente como Profesora Bertha Lozano de la Torre
Close

NEXT STORY

Close

Universidad Panamericana e Ipade fortalecerán su presencia en Aguascalientes

31/01/2015
Close