Con más cautela / Jorge Izquierdo en LJA - LJA Aguascalientes
22/06/2024

Hay una respetable corriente de opinión que sostiene que la economía nacional no está manejándose como debiera ser. Estima que si bien es cierto que se crea riqueza, ello es en beneficio de unos cuantos, y que por eso no encuentran trabajo millones de personas por haber llegado a la edad de 35 años –precisamente cuando están en plena madurez–, lo mismo que los profesionistas que al recibir su título no saben qué hacer con él, porque no hay forma de utilizar sus servicios.

Carlos Alberto Madrazo Becerra (Agosto 1968).

 

Cuando alguien asume que las cosas deben ser como él las piensa, sin siquiera someterlas a la opinión de los demás, existe la presunción de que se actúa de manera absolutista, y eso es precisamente lo que sucedió con la propuesta de Reforma Hacendaria del gobierno federal que se dio a conocer recién iniciando la semana pasada, y la cual en muchos de los elementos que la componen no encuentra el respaldo ni siquiera de la bancada del Partido Revolucionario Institucional, tanto en la Cámara de Diputados como en la Cámara de Senadores del Congreso de la Unión.

Dicen que mal acaba quien mal inicia la semana, y eso es precisamente lo que le está sucediendo al Secretario de Hacienda Luis Videgaray, que en conjunto con los tecnócratas que conforman su equipo en esa poderosa Secretaría del gobierno federal, no supo cómo introducir una serie de temas delicados y terminó por decir que el gobierno federal está presto a revisar alternativas en esos temas que se constituyeron en verdaderos agravios, sobre todo para una clase media, que sigue siendo testigo mudo, de cómo el gobierno continúa pensando en que ellos sean las paganos en la necesidad de aumentar la recaudación de impuestos, mientras y a pesar de lo que se diga las grandes empresas seguirán gozando de las políticas de exenciones y de trato especial, que casi en automático el gobierno les otorga para que mantengan su interés por seguir invirtiendo en el país.

Sin lugar a dudas que una de las situaciones que más ofendió a la gente de las que están contendidas en esta propuesta de reforma, fue la intención de gravarle el IVA a las colegiaturas, y cual hizo que los propios coordinadores parlamentarios del PRI en las cámaras del Congreso de la Unión, le enmendaran la plana a Videgaray y asociados. En primer término Manlio Fabio Beltrones, coordinador de la fracción priísta en la Cámara de Diputados señaló “Ese impuesto no genera ninguna simpatía en el grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional”, y posteriormente, Emilio Gamboa Patrón, coordinador de los senadores del PRI, señaló “La medida lastima a las clases medias. Hay que cuidarlas porque son también motor y desarrollo de la economía en este país, y sé que hay padres de familia y madres de familia que hacen un gran esfuerzo por llevar a sus hijos a una escuela particular, que les grava su salario enormemente, y que ponerles IVA sería verdaderamente lastimoso”.

Así como en este tema de la errónea idea de gravar las colegiaturas, existen otras muchas aristas en esta propuesta de Reforma Hacendaria que seguramente causarán gran debate en los siguientes días, pero lo que sí podemos aseverar es que las clases medias seguirán pagando el costo en el esquema de impulsar el desarrollo nacional, ya que son quienes siguen siendo el mayor porcentaje de quienes se encuentran en el padrón de contribuyentes, pues las grandes empresas siempre tienen a los mejores fiscalistas que les dicen cómo evadir impuestos o simplemente tienen esquemas fiscales que los benefician a base de exenciones o esquemas especiales.

Desafortunadamente esta propuesta de reforma hacendaria al no haber sido debidamente introducida al escenario nacional, esto es sin la pertinencia adecuada, minimizó el hecho de que no se haya propuesto gravar los alimentos y medicinas, y en lugar de que eso fuera lo sobresaliente, la atención se dirigió al asunto de las colegiaturas.

Como en otras ocasiones se ha dicho en este espacio, existe una ausencia casi absoluta de trabajo político alrededor de las estrategias gubernamentales del gobierno federal, y esto mismo ha permitido que se le cuestione severamente aún por las fuerzas políticas que hacen parte del Pacto por México, y que lo exhiben como poco aplicado a la hora de negociar políticamente.


Es importante que en lo que respecta a la Reforma Hacendaria, se le haga ver al Secretario de Hacienda la imperiosa necesidad de que se permita la ayuda de los cuadros políticos del gabinete del ejecutivo federal, ya que si mantiene la idea decimonónica de tratar de imponer antes que acordar, seguirá entregando malas cuentas al presidente Peña Nieto, al cual solo le resto decir que en el asunto de esta reforma “asumirá los costos políticos”.

Alguien debería acercarle a Videgaray aquel histórico documento de José María Morelos y Pavón “Sentimientos de la Nación”, para que revise el punto 22 del mismo, que a la letra dice “Que se quite la infinidad de tributos, pechos e imposiciones que nos agobian, y se señale a cada individuo un cinco por ciento de semillas y demás efectos u otra carga ligera, que no oprima tanto, como la alcabala, el Estanco, el Tributo y otros; pues con esta ligera contribución, y la buena administración de los bienes confiscados al enemigo, podrá llevarse el peso de la guerra, y honorarios de empleados”.

 


Show Full Content
Previous Por qué no crecer más / Ciudadania economica
Next Municipio de Aguascalientes: indicadores estratégicos / El Apunte
Close

NEXT STORY

Close

Asegura alcalde que tratados internacionales impiden elevar castigos a menores de edad

26/05/2015
Close