LocalPolítica

Más economía y seguridad, pero no hay amor a la obra de Carlos Lozano

  • “Tiene razón, Otto Granados Roldán”, dice Gregorio Zamarripa Delgado
  • Hay más desarrollo y bienestar, pero se está alejado de la gente

Hay más desarrollo económico, hay más seguridad pública, hay más gobierno, “pero no hay amor a la obra de Carlos Lozano de la Torre, no la reconoce la gente y eso hay que revisarlo”.

Afirmó a La Jornada Aguascalientes el presidente de la Comisión de Gobierno del Congreso del Estado, Gregorio Zamarripa Delgado, al comentar el discurso mediático del ex gobernador Otto Granados Roldán, y dijo: “Tiene razón, ahora hay muchas cosas mejores que en los anteriores gobiernos, incluyendo el suyo mismo, pero algo no está funcionando. Él mismo fue incapaz de poner orden en urbanismo y acabó perdiendo elecciones, pero tiene razón”.

–¿Tiene rumbo Aguascalientes?

–A principios de esta Legislatura me ocupé en una iniciativa de reforma constitucional del estado de Aguascalientes, no de corto, ni mediano, ni de largo plazo, sino que fuera mucho más allá, a los próximos 50 años… Fue bloqueada.

“Sí, claro que ahora Aguascalientes tiene más rumbo que en los doce años anteriores; ahora hay más desarrollo económico, hay más seguridad pública, hay más gobierno, pero no hay amor en la obra de Carlos Lozano de la Torre, no la reconoce la gente y eso hay que revisarlo…

“Tenemos dos grandes gobernantes, Lozano de la Torre y Lorena Martínez Rodríguez, que han realizado sus mejores esfuerzos en aterrizar las importantes inversiones de la industria automotriz, en mejorar los registros del empleo ante el Seguro Social, en abatir la delincuencia organizada y en bajar los índices de secuestros y los delictivos mismos, (esto con Programas como) la Convivencia Feliz y la Línea Verde, pero para la gente eso no ha sido suficiente, no lo ha sabido reconocer”, subrayó.

Es algo muy contradictorio, tanto como injusto e inmerecido -lamentó el legislador- porque la gente ha pagado a esos indicadores que hablan de desarrollo y progreso en Aguascalientes, con votos en contra en las urnas, “es como si no hubiera amor a lo que hace el gobernador Carlos Lozano, y como político de largo alcance -como es su caso- yo prefería índices modestos, pero tener el cariño de la gente”, comparó.

Añadió que “no hay cercanía del gobernador con la gente, por eso tiene razón el ex gobernador Otto Granados, porque nos falta un proyecto estatal de largo plazo, como la Reforma Constitucional, que seguramente hará la próxima Legislatura; nos falta resolver el tema educativo y, más que nada, el social, la pobreza extrema; insistir mucho en hacer las cosas más cerca de la gente”.

A poco más de 50 días de que concluya la LXI Legislatura al Congreso del Estado, el coordinador del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, Gregorio Zamarripa Delgado, al margen de cualquier otra coyuntura política que surja después del próximo 15 de noviembre, pone su mira en las cuestiones académicas, mismas que consoliden su formación de activista social en el campo de la jurisprudencia y los derechos humanos.

Desde ahí -concluyó- se podrá insistir en la necesidad de que las inteligencias locales, políticas, económicas y sociales, aporten para configurar el proyecto de estado para el Aguascalientes del tercer milenio.

“Por eso, le hacemos una cordial invitación al embajador de México en Chile, Otto Granados Roldán, a que venga al Congreso del Estado y nos platique qué tipo de estado con rumbo, con brújula, quiere para Aguascalientes”.

Foto: Carlos Lozano.

The Author

Javier Rodríguez Lozano

Javier Rodríguez Lozano