No se ve la salida / Jorge Izquierdo en LJA - LJA Aguascalientes
16/04/2024

La libertad en su sentido más amplio es el ideal que

debe proponerse el pueblo mexicano como fin de su evolución social

Samuel Ramos

En innumerables ocasiones he escuchado a través de todos los años de mi vida esa expresión que dice “cuando más oscuro está, es que ya habrá de amanecer”, pero eso es una de las miles de cosas que en estos momentos nadie les puede decir a los habitantes de la Ciudad de México, que en las últimas semanas han tenido que soportar las diversas expresiones de protesta de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), que materialmente han secuestrado a la capital del país, ante la casi discreta complacencia de las autoridades del gobierno citadino que encabeza Miguel Ángel Mancera, que ha tenido que salir a decir que “asumirá el costo político de sus decisiones”, y que hace relamerse los bigotes de las oposiciones del PRD, que esperan que el hartazgo de los habitantes de la megalópolis, se llegue a reflejar en próximos comicios y que los citadinos y los habitantes de las zonas conurbadas a esta ciudad, le “pasen la factura” al partido que lidera a nivel nacional Jesús Zambrano.

Para la gente común no es muy claro por qué las autoridades capitalinas no actúan, y por qué los policías federales tampoco lo hacen, cuando los miembros de la Coordinadora se han atrevido a afectar las inmediaciones del aeropuerto internacional de la Ciudad de México, y tampoco comprenden cómo es que los líderes de los manifestantes, acuden a Bucareli a la Secretaría de Gobernación, en tanto sus huestes siguen desestabilizando la vida de la ciudad y de millones de habitantes, que hoy ven tomada la plancha del Zócalo, Paseo de la Reforma y otros espacios que desquician toda la comunicación vial, generando millones de pérdidas de horas-hombre, que jamás podrán ser recuperadas; y que en el caso del aeropuerto internacional, ya han comenzado a afectar la imagen de esta ciudad en el exterior del país, y que ya se ha patentizado en las cancelaciones de miles de visitantes extranjeros a este importante destino turístico.

Por si esto fuera poco Andrés Manuel López Obrador ya ha comenzado sus movilizaciones en lo que él ha manifestado como la defensa del petróleo mexicano, y ya ha establecido las próximas fechas de estas movilizaciones que aunadas a las de la Coordinadora, terminarán por inhabilitar parte de la vida de la Ciudad de México, que no hace mucho él gobernara. Todo este ambiente hace pensar que tal vez, lo que está faltando es negociación política en el seno del gobierno federal, ya que en muy poco tiempo el escenario se ha descompuesto de una manera alarmante, y eso que aún no se presentan algunas otras propuestas de reforma del gobierno de Peña Nieto, que de seguro encontrarán oposición de sectores que se sienten lesionados con las mismas.

La mecánica de reflexión es muy fácil, si la respuesta a las reformas que ya presentó el gobierno federal es la que tiene materialmente paralizada a la capital del país, las que siguen posiblemente rebasarán el ámbito geográfico de la Ciudad de México, y empezarán a reproducir estos esquemas en otras entidades del país, como en varias ocasiones le ha pasado a Oaxaca y otras entidades que han sido devastadas en su vida cotidiana y en su imagen nacional e internacionalmente.

Las fechas se siguen agolpando, quizás hubiera sido mejor que el Presidente de la República, realizará la ceremonia de su mensaje del Primer Informe de Gobierno, en el Palacio Nacional, pero la Plancha del Zócalo estaba tomada por la CNTE, y si para el 15 de septiembre continúa tomada, seguramente dará el Grito de Independencia en Guanajuato, y así seguirán eludiendo las manifestaciones, hasta que el jefe del ejecutivo no pueda asistir a Palacio Nacional, y luego qué.

Como en muchas de las actividades del ser humano, la política también debe partir de diagnósticos, y en este caso, me parece que no se hicieron los adecuados para saber a qué se habrían de enfrentar las propuestas de reforma del gobierno federal, y eso es muy grave, dado que los hechos muestran que no se sabe el “terreno que se pisa”, y esto le está saliendo muy caro al país, a pesar de los discursos encendidos de algunos políticos que se auto alientan, tratando de mostrar una situación nacional que no existe más que en su imaginación.


En alguna ocasión le escuché decir a mi amigo Tomás López González una sentencia que me parece ahora muy adecuada, decía que “lo sencillo es lo sublime”; y creo que eso es lo que está faltando en el escenario político nacional. Por más que digan los nuevos hacedores de política, que inundan muchos de los espacios de la toma de decisiones dentro del gobierno federal, la clave es la política en su esencia, que es la construcción de acuerdos y no la imposición de criterios personales, que en muchas ocasiones por partir de premisas falsas arrojan resultados falsos.

Por mucho tiempo se ha dicho que la política es tan seria que no se puede dejar únicamente en manos de los políticos, en lo cual yo coincido plenamente; pero también tengo claro, que tampoco se les debe hacer a un lado, porque entiendo que ellos, “los políticos de verdad” se prepararon para ello. Lo malo es que ahora cualquiera se siente político, pero al político se le reconoce  hasta en la manera de caminar.

[email protected]


Show Full Content
Previous El fracaso enorme del Chepo de la Torre / El Táctico
Next Cinefilia con derecho / Entre el sano esparcimiento y la selección nacional
Close

NEXT STORY

Close

Presume ISSEA saldo blanco en servicios médicos de la FNSM

13/05/2014
Close