LocalPolítica

La Purísima… Grilla

A diferencia de Juan Díaz de la Torre, quien constantemente declara en prensa contra los maestros disidentes, acá en el ranchito, la líder de la sección 1 del SNTE, Juana Alicia Espinosa ni siquiera tiene que despeinarse con mensajes velados o con amenazas explícitas. A la maestra le queda muy claro que no es a los medios de comunicación a quien tiene que rendir cuentas, vamos, tampoco a sus copartidarios de Nueva Alianza, mucho menos a los maestros que apoquinan de su salario para la manutención de esa casta privilegiada que son los mandamases en el sindicato.

Lo mencionamos porque, en el afán de obtener algún posicionamiento acerca de las recientes manifestaciones de la Base Magisterial y el surgimiento de un movimiento en Aguascalientes que día a día aumenta su músculo pero no su efectividad, esperábamos que el equipo de comunicación social del SNTE nos avisara de cualquier reacción, y nada.

Y es que la promoción de descuentos salariales ha bastado a Juana Alicia Espinosa para sofocar cualquier intento de levantamiento. Nos queda claro que no es ella quien los aplica, pero todo silencio es cómplice y tanto peca el que mata a la vaca, como el que señala al disidente en las listas de Fernando Macías Garnica.



Mientras en otros espacios del país, incluso en puntos tan cercanos como Zacatecas, las marchas se ven cada vez más nutridas, en Aguascalientes el desaliento se vuelve notorio; vamos, en su momento se aseguró la toma del sindicato, acción que nunca ocurrió. Los operadores del SNTE no sólo se han ido hacia los bolsillos de quien piense protestar contra una ley que aprobaría la temida autonomía de gestión escolar, sino que también han puesto en marcha operaciones de terror sicológico. Cuando se rumora que habrá manifestación, nos dicen, se dan una vuelta por las escuelas con lista negra en mano. El pase de lista de Espinosa de los Monteros es ya un cuento de terror con el que mandan a dormir a los maestros.

Otro que nomás todavía no se halla con los medios es el general Pablo Godínez, secretario de Seguridad Pública Municipal, que frente a la prensa es más elusivo que pulpo en cuaresma. Atrás quedaron los tiempos en que calientito por su nombramiento, era todo amabilidad. Ahora hay que acudir a la alcaldesa Lorena Martínez para que suelte aunque sea un poco de información.

El estilo parco parece ser una constante cuando de seguridad pública se trata, pero el general Rolando Eugenio Hidalgo Eddy y el fiscal Felipe Muñoz Vázquez, tienen mucho más trecho recorrido que el camino que lleva Godínez Hernández. Tan sólo ayer, en la audiencia pública, obligado por la alcaldesa, cuando atendió a los amigos de la prensa, no pasó de frases brevísimas que no aportaban nada, entre el monosílabo y la elusión, de la entrevista poco se pudo sacar en claro.

Ya que andamos comentando sobre las oficinas de comunicación social, otra de las luchas (sorda y subterránea) que se ha desatado entre los próximos diputados del Revolucionario Institucional es la del nombramiento del próximo titular de la oficina de atención a medios.

Mientras los miembros de la LXI Legislatura ya sólo piden esquina (y bono de liquidación) para llegar limpios al relevo del 15 de noviembre; el grupo parlamentario mayoritario comienza a barajar los nombres de quienes quieren que les organicen las ruedas de prensa y mande sus boletines.

Escenario complicado para los priístas, porque si bien, doce del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional y dos del Partido Verde Ecologista de México harán mayoría de 14, frente a trece de oposición, con cuatro de los partidos pequeños, para elegir comunicador en jefe tendrán que enfrentar el bloque cerrado de los nueve diputados panistas, que seguramente en ese tema sí cerrará filas en torno a la experiencia de Sylvia Garfias, quien podría estar dando el visto bueno a quien ocupe esa oficina.

La tarde del martes, el gobernador Lozano de la Torre comió con algunos legisladores en Casa Aguascalientes. Ahí se esclarecieron algunos chismorreos, por ejemplo, que dos medios de comunicación empujan sus propias candidatura. Ahí nomás, así se hace periodismo en el ranchito; lamentable pues, porque para ese puesto se requiere un perfil profesional, no es cualquier cosa tener que lidiar con los caprichos de los diputados y sus urgencias, mucho menos intentar comunicar.

La del estribo. Lo que sí creemos es que esas presiones en absoluto afectan lo que tenga que decidir el gobernador Lozano de la Torre, por el contrario, quienes se están dedicando a esa grilla barata, no son bien vistos en Palacio de Gobierno. Por lo que tendrían que ser más cuidadosos los emocionados que ya andan repartiendo puestos.

@PurisimaGrilla

The Author

La Purísima Grilla

La Purísima Grilla