La Purísima… Grilla ¿Y todavía se preguntan por qué no los quieren? - LJA Aguascalientes
26/09/2022

Chaskas. En el resto de la República le llaman esquites, nosotros optamos por decirles chaskas, igual pasa con planchar, en otras partes significa pasar el electrodoméstico sobre la ropa para quitarle las arrugas, por eso se habla de llegar con los acuerdos planchados, pero aquí echar plancha tiene una connotación distinta, hoy lo demostrarán los diputados de la LXI Legislatura, quienes ya se dieron su encerrona con Arturo Solano López y… sí, plancharon. Todo indica que sin sobresaltos serán aprobadas. No importa que Alfredo Reyes Velázquez se queje de que no lo invitan a planchar, los funcionarios del Órgano Superior de Fiscalización ya resolvieron las dudas de los diputados que sí plancharon y hoy que sean presentadas al pleno en la tercera sesión extraordinaria, presidida por el priísta Mario Guevara Palomino, se aprobarán… y tan tan.

A lo que darán salida los diputados hoy, vía fast track, es a 193 observaciones no solventadas, que ascienden a más de 3 mil 194 millones de pesos; ahí nomás, 16 dependencias que nomás no salieron limpias, entre ellas: CECyTEA, el DIF estatal, el FIADE, el Instituto Cultural de Aguascalientes, el Hospital Hidalgo, el Patronato de la Feria Nacional de San Marcos… Va de nuevo la cantidad, ahora con todos sus números: 3,194,064,428.90, de los cuales probablemente, sólo probablemente, se puedan recuperar poco más del 20 millones.

Entre esas 16 dependencias auditadas, la que mayor número de observaciones no solventadas tiene es la que está a cargo de Miguel Ángel Navarro Romero, la Secretaría de Infraestructura y Comunicaciones tiene nomás 46 observaciones que no pudo resolver, por un monto de 593,711,000 pesos, de los cuales podría (de no se va a poder) recuperar 1,684,501.67 pesos. De hecho, la secretaría de Navarro Romero no sólo es la que tiene mayor número de este tipo de observaciones, es también la que ocupa el primer lugar en cuanto a monto económico, le siguen la Secretaría de Seguridad Pública (ocho observaciones por 506,302,000.00 pesos), pero a ver quién le dice algo al general Rolando Eugenio Hidalgo Eddy; y en tercer lugar , con sólo tres observaciones, pero por 496,270,732.29, el Hospital Hidalgo.

Aunque hayan planchado, corresponderá a los diputados, en especial a Arturo Robles Aguilar explicar por qué si el Estado ejerció recursos totales por 16,256.5 millones de pesos, se permitió que el órgano a cargo de Arturo Solano López presentara sólo una muestra auditada apenas del 19.6% y no del 80%. No sólo eso, el diputado que presiden la Comisión de Vigilancia, tendrá que justificar por qué permitió que la Secretaría de Bienestar y Desarrollo Social no fuera auditada; aunque seguramente nos quedaremos con las ganas de la respuesta, pues si en algo ha destacado Robles Aguilar es en dar los pertinentes esquinazos, además como ya se va y su nombre no se encuentra sobre ningún escritorio como para que dé el salto a otra ubre del presupuesto, seguro tiene la cabeza en otra parte. Y lo que falta…

Dios los hace y ellos se juntan. Ayer demostramos nuestra sorpresa por la invitación a la presentación de un libro del diputado del Verde José Luis Ramírez Escalera, así que no pudimos dejar de asistir al uso de recursos públicos para la promoción de un informe. Y en el vestíbulo nos encontramos que lo más granado del sistema político fue a presenciar el “análisis retrospectivo de la percepción que guardan los ciudadanos respeto a los diputados y gobernantes”, anda la osa. Así subtituló el verde legislador a su libro Los malqueridos.

Eso sí, bien acompañado, Ramírez Escalera se arropó en dos presentadores de cinco estrellas: Ignacio Ruelas Olvera y Andrés Reyes Rodríguez. El primero en llegar a la fiesta del verdecologista fue el teniente coronel Hernández, de la XI Zona Militar, le siguió Javier Aguilera García y enseguida Gregorio Zamarripa Delgado, Marco Arturo Reyes Delgado, José de Jesús Ríos Alba y María Elena Santoyo Valenzuela, esta última muy cariacontecida, que porque le “hubiera gustado permanecer más tiempo en la LXI Legislatura pero ya se acabó, mañana se acaba, será la última sesión; yo venía preparada con el cambio climático, pero ni hablar”, bueno, eso dijo, a la mejor ya le dijo el delegado de la Semarnat, Sergio Augusto Ramírez López, que se va a tener que poner la del Puebla con el finiquito millonario que preparan los diputados.

Con música de vals hizo su entrada Ramírez Escalera y con el mejor estilo de Reina de la Feria saluda (corto, corto, largo, sonrisa) y se sienta al lado de Ruelas Olvera y Reyes Rodríguez. En otra fila están Armando Romero Rosales, delegado de la Secretaría de Gobernación y Daniel Eudave, decano del Centro de Ciencias Sociales de la UAA. 18:45, Ignacio Ruelas inicia su discurso y, generoso como es, le atribuye al libro cualidades literarias,  “su haber tiene interrogantes sociales, como la cartografía política; su deber, es ser legislador y dejar testimonio de su obra… No es un texto pretensioso… Pornografía de la realidad”… Quien sepa leer, que lea pues. Reyes Rodríguez, no menos experto en la retórica cifrada, inicia su turno.

La ausencia de análisis, fue el eje de las palabras del autor de Adiós, arquitecto sin títuloAndrés Reyes subrayó que “en México y Aguascalientes se hace mucha política, pero no se hace análisis de la política” y desde su asiento, en voz alta,  diría Fernando Muñoz López: “totalmente de acuerdo, no tenemos tiempo siquiera para detenernos a analizar la política”…

Los malqueridos… el tema da para mucho más pero no hay espacio… “De la autonomía de los diputados se habla en voz baja… Este libro tiene más respuestas que preguntas… Y la pregunta obligada es: ¿Por qué no quieren a los diputados?”, se cuestionó el maestro universitario Andrés Reyes Rodríguez… Y nosotros preguntamos al diputado José Luis Ramírez Escalera, ¿quién pompó?, y si es cierto que hay un ghost writer o negro, como decimos en español, atrás de la escritura de su innecesario reporte.


Sobre malqueridos…El blanquiazul ya sólo espera que su Comité Ejecutivo Nacional publique la reglamentación de los nuevos estatutos para, entonces sí, convocar a elección interna.  A Jorge López ya le tocan las mañanitas en avenida Independencia. Se ha rumorado que en 2015 podría buscar una candidatura al Congreso de la Unión, para lo cual, lo más indicado, sería brincar por otros rumbos, pues para esas fechas se prevé una guerra sucia de considerables proporciones. ¿Para qué mancharse las manos cuando hay otros para eso? Ya es tiempo pues de que Antonio Martín del Campo se acuerde de sus cuates, sobre todo de quienes en su momento callaron las ansias de ser alcalde para dar paso a las suyas.

Amar y querer, decir y probar… López Martín dice que en Acción Nacional persiste la certeza de que las administraciones de Carlos Lozano de la Torre y Lorena Martínez tuvieron algo que ver en la pasada elección local… Sí, pero el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación no piensa lo mismo y ratificó el triunfo priísta en los distritos V y XIV. Ahí será para la otra.

La del estribo o Goooooooooooooooool. María de los Ángeles Aguilera tiró certera en la portería de Jorge López Martín y ayer fue ratificado su triunfo en las elecciones pasadas… Claro, otra forma de leerlo es que Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación en su Sala Regional de Monterrey desechó las impugnaciones de Acción Nacional, pero en política todo es personal.

@PurisimaGrilla


Show Full Content
Previous Observaciones no solventadas podrían ir al Ministerio Público
Next Imparten Cátedra Dolores Castro en la UAA
Close

NEXT STORY

Close

La confusión de la pandemia o la pandemia de la confusión 

27/04/2020
Close