Opinión

La Purísima Grilla: ¿Quién depositó nueve millones 700 mil pesos?

Honor a quien honor merece. Si alguien ha sido apapachado, y con razón, durante los últimos años, ha sido el vicepresidente de manufactura de Nissan, Armando Ávila Moreno; desde que Carlos Lozano de la Torre anunció que se trabajaba para que la fábrica japonesa de automóviles instalara una segunda planta en Aguascalientes, la atención se centró sobre el egresado de Ingeniería en Mecánica Industrial por parte del Instituto Tecnológico de Aguascalientes (ITA). Ahora, desde el Congreso estatal se busca entregar un nuevo reconocimiento a la carrera de quien desde 2005 es responsable de las operaciones de manufactura de las Plantas de Vehículos y Motor de México, ubicadas en Aguascalientes y Cuernavaca. El diputado Gustavo Granados Corzo está impulsando que la presea Jesús Terán sea entregada a Ávila Moreno.

La experiencia. Para que el Congreso estatal acepte entregar la medalla Jesús Terán Peredo a Armando Ávila, Granados Corzo tendrá que convencer a la Comisión de Postulación (en manos de Gabriel Arellano; Lidia Badillo Reyes es la secretaria, y los vocales: Arturo González Estrada, Gilberto Carlos Ornelas y Tonatiuh Villaseñor Alvarado), no parece tarea difícil, el vicepresidente de manufactura de Nissan tiene una vasta experiencia, además de ser miembro del Comité Ejecutivo de Producción International (IPEC); pertenecer a la junta de Global Nissan Production Way (GNPW) y el Comité Administrativo de las Américas (MC-A) desde 2006, también es fundador y presidente del Centro de Desarrollo e Innovación Automotriz de México (CEDIAM) desde 2008; además, hace tan sólo unos días, impartió una conferencia magistral a invitación del rector Mario Andrade Cervantes y ahí, ante los estudiantes, sorprendió a quienes no lo conocen, con una nueva muestra de su humildad y sencillez.

Convencidos. Por si fuera necesario para que Gustavo Granados convenza a la Comisión de Postulaciones, del currículo de Armando Ávila Moreno puede agregar que el ingeniero fue entrenado en Liderazgo Competitivo en la London Business School y también ha estudiado diferentes procesos en varias Plantas de Nissan alrededor del mundo, como Iwaki, Yokohama, Oppama, Tochigi & Kyushu; y de la Alianza RenaultNissan en la Plantas de Brasil, Argentina, España y Francia. No parece que haga falta para este gesto de Granados Corzo, sólo decimos que tendrá que convencer a Arellano Espinosa, porque como presidente de la Comisión de Postulaciones, en julio pasado, explicó en tribuna que para recibir las candidaturas a las medallas Benito Juárez García; José María Morelos y Pavón; José María Bocanegra; José Guadalupe Posada; Palmas Académicas; Miguel Ángel de Quevedo; Manuel M. Ponce; César E. Chávez; Saturnino Herrán; Al Mérito Deportivo; y Jesús Terán Peredo, la fecha límite era el último día del mes de agosto. Ojalá le alcance al diputado Gustavo Granados y, de nuevo, se otorgue honor a quien honor merece.




Que no y que no. Quien nomás sigue sin dar una, sin importar el tema que aborde, es José María de la Torre Martín, dolido todavía porque Arellano Espinosa y José Luis Alférez Hernández nomás no le cumplieron con la modificación al Artículo 2 de la Constitución local, el obispo trata de echar tierra en el asunto señalando que ese no es el “camino de la felicidad”, pero palea para tapar un hueco y destapa otro, le gana la homofobia e incluso interpreta a modo las declaraciones de Jorge Mario Bergoglio, quien envió un mensaje muy claro: las personas de la comunidad LGBT merecen ser tratados con dignidad y respeto. A finales de julio, el papa Francisco dijo “Si una persona es gay y busca al Señor con buena voluntad, quién soy yo para juzgarla”.De la moda, lo que te acomoda, y como a de la Torre Martín no le acomodan las declaraciones de su jefe, se puso a criticar la “visión vaticanocéntrica” (sic), de hecho, se agarró de las declaraciones del papa Francisco, acerca de que la Iglesia debe volver a ser una comunidad de dios al servicio de la gente, para apuntar que “la Iglesia no es el Vaticano”; y puntualizó el obispo de Aguascalientes: “Los sacerdotes no somos burócratas de la Iglesia, somos servidores de la gente… El término ‘jerarca’ ya está en desuso, también el de ‘excelentísimo’; eso ya se acabó. Por ejemplo, yo soy el señor obispo y nada más”. Ándale, rebelión en la granja, al rato José María, alias Nomás El Señor Obispo, no va a querer tomarle la llamada a su patrón.

Otros que ya dejaron de comunicarse son los de Acción Nacional con los del Partido de la Revolución Democrática, al menos en el ámbito local, las tristes conferencias de prensa de Óscar Estrada Escobedo ya no tienen el respaldo de las huestes de Jorge López Martín y los blanquiazules ya no lo invitan a hacer montón en sus ruedas de prensa, que ya no necesitan quién reparta volantes, dicen. Además, como en el PAN han comenzado a moverse los diversos grupos, pues se han debilitado los nexos que el jefe estatal de los panistas había logrado con el encargado de los perredistas (es que eso de llamarle dirigente, pues como que nos da un poco de pena, no sea que nos reclame Cuauhtémoc Escobedo por hacer menos la chamba que hace dirigiendo a su Óscar Estrada).

En ese escenario en que cada quien se rasca con sus uñas, y en el que los del PAN hacen menos a los del PRD, ayer Martín Orozco Sandoval organizó una plática con las reformas Política y Hacendaria como temas centrales. Además del “consejo consultivo” que encabeza el senador, cuyos integrantes son panistas, claro está, en el salón se dio cita el priísta Alfredo González González, líder de la CTM. Se trata, dicen, de que el legislador lleve a la Cámara Alta las inquietudes de los actores aguascalentenses. Cómo entender ese acercamiento de Orozco Sandoval con los del PRI, sobre todo con esos personajes del PRI.

La del estribo. ¿No que no tronabas pistolita?, como en la canción de Chava Flores, el ex gobernador Luis Armando Reynoso Femat ha tenido que poner peso sobre peso para seguir respirando el aire aguascalentense desde el balcón de Capital City, el viernes Reynoso Femat depositó ante el Juzgado Tercero de Distrito nueve millones 700 mil pesos para garantizar el amparo que promovió contra el auto de formal prisión por peculado que tiene en su contra. Si le dolía el codo al Señor de la Morralla, al final tuvo que apoquinar, lo que es peor, si bien no podrá ser detenido, por ahora, todavía deberá de  exhibir una fianza por 16.6 millones de pesos. Seguro que debe extrañar cuando las arcas del FIADE estaban a su disposición.

@PurisimaGrilla

The Author

La Purísima Grilla

La Purísima Grilla