LocalPolítica

Caso Reynoso Femat: Red de corrupción en el Órgano Superior de Fiscalización

  • De 25% auditado en 2010 se pasó a 73% en 2012 y se disparó en este 2013
  • Al día siguiente de las elecciones Reynoso Femat aseguró en Sedesol a 176 empleados

 

Un día después de las elecciones del domingo 4 de julio de 2010, que ganara Carlos Lozano, el entonces gobernador Luis Armando Reynoso Femat “ancló” en la Secretaría de Desarrollo Social a 176 empleados, con un costo semestral de doce millones 654 mil 294.34 pesos.

Se está desmadejando la compleja red de intereses partidistas al interior del Órgano Superior de Fiscalización, que ha cerrado sus puertas y no será más “bolsa de trabajo”, ni campo de cabildeo o negociaciones de nadie.

Ésta es sólo una de las aristas de la “punta de iceberg” gélidamente enorme de cochupos, que la nueva administración empezaría a combatir a su llegada y el año pasado, en su informe, Lozano de la Torre reportaba un 64% de avance en el combate a la corrupción, porcentaje que habría aumentado significativamente en este 2013 y que reportará en su Tercer Informe de Gobierno, mañana viernes.

Los al menos esperados diez puntos porcentuales adicionales de avance en la lucha contra la corrupción se deberán en mucho, al desmadejamiento de la red de corrupción instalada en el Órgano Superior de Fiscalización, donde todos los partidos políticos exigían sus “cuotas pa’ sus cuates” y habían instalado su particular zona de confort de poder ilimitado.

La Dirección de Contraloría del Órgano Superior de Fiscalización -auxiliar de la Comisión de Vigilancia del Congreso del Estado- registra en sus archivos que en el año de 2010, antes de la llegada de Arturo Solano López, esa instancia fiscalizadora había realizado sólo 110 auditorías.

Sin embargo, los alcances de revisión no rebasaron el 25% en cada uno de los entes y para la revisión de las cuentas públicas de 2011 se realizaron 125 auditorías.

En contraste, en los dictámenes de las cuentas públicas que entregó este año el OSF al Congreso se observa 45 entes revisados con 173 auditorías, con un promedio de alcance del 60%, aunque hubo algunas que lo rebasaron, por ejemplo, el análisis de la deuda pública se revisó al 100%, el FIADE en un 90%, la Secretaría de Seguridad Pública 86% y los institutos del Agua y Electoral del Estado llegaron al 73% de revisión de sus recursos ejercidos.

Un repaso a las cuentas públicas 2010 muestran varios ejemplos de éstas:

En el Instituto del Medio Ambiente, la observación número 4, robo de un Tsuru y una moto Yamaha, en una operación por dos millones 920 mil 268 pesos, parcialmente solventada; la 5, inconsistencias con los datos de una cuatrimoto, no solventada; y en la 8, tres vehículos no fueron contabilizados, parcialmente solventada.

Fidecomiso de Inversión para la Administración y el Desarrollo Económico, en la 1, el Proyecto Fomento al Futbol, debe 34 millones 811 mil 140.43 pesos, no solventada; de ejercicios anteriores, 171 millones 81 mil 472 pesos -del Distrito de Riego No. 1 en 2007, 63 millones 950 mil y en 2008, 101 millones- del Centro de Formación y Capacitación del Autotransporte de Carga en 2006 cinco millones mil 472 pesos y de Equipo e Instalación de Laboratorio de Material y Fibra Textil, un millón 80 mil pesos en 2006, no solventada.

La número 3, en la revisión a los Contratos de Asignación de Recursos, se detectó que el contrato celebrado el 8 de septiembre de 2010 con la empresa Enlaces Mapa, S.A. De C.V., con un importe de dos y medio millones de pesos, parcialmente solventada; nueve millones -en la 5- del CCE, Coparmex, Canacintra, para el México Emprende, no solventada; y la observación adicional número 2, libramiento carretero, por 124 millones de pesos, parcialmente solventada.

Por su parte, la Secretaría de Desarrollo Económico recibió la observación número 1, acerca de diferencias del ISR por 27 mil 596 pesos; en la 2, del fondo revolvente 14 mil 588 pesos; en la 3, el presupuesto 2010 fue de cinco millones 656 mil pesos y se gastaron nueve millones 753 mil pesos, 72.4% de sobreejercicio; en publicidad gubernamental, en la 4, se gastaron a tres millones 588 mil 547 pesos, en “publicaciones (que) sólo van enfocadas a promocionar las actividades del entonces gobernador”.

En la 5, la Sedeco transfirió al Servicio Estatal del Empleo 28 mil 91,72 pesos no autorizados; en la 6, transferencia a la empresa Softek Information Services, S.A. de C.V., por un millón de pesos, el gobernador Reynoso Femat se comprometió a aportar trece millones 911,755.00 pesos para renta por tres años y becas para 300 empleados por un millón 960 mil 920 pesos; un millón de pesos a Hildebrando, S.A. de C.V., en la 7.

A su vez, la Secretaría de Desarrollo Social, observación número 2, vaciaron los almacenes, no solventada; en la número 3, se presupuestaron 32 millones 95 mil pesos y se gastaron 37 millones 378 mil, cinco millones 283 mil pesos de más, 16.5%, no solventada.

Todas esas observaciones, más las del Patronato de la Feria Nacional de San Marcos, los institutos de Educación, Vivienda, de Educación de las Personas Jóvenes y Adultas y de Seguridad y Servicios Sociales para los Servidores Públicos; el Colegio de Educación Profesional Técnica y las secretarías de Turismo, Seguridad Pública, Salud, Infraestructura y Comunicaciones, de Obras Públicas y de Finanzas; fue así como conformaron un universo de sólo 25% auditado… Hay mucho más.

Foto: Gilberto Barrón

The Author

Javier Rodríguez Lozano

Javier Rodríguez Lozano