La Purísima… Grilla: Cuesta arriba - LJA Aguascalientes
28/10/2020



 

 

 

Pronóstico reservado. Cuando Carlos Lozano de la Torre cruzó la Plaza de Armas para ir de Palacio de Gobierno al Congreso del Estado no esperaba que Sanjuana Silva Velasco todavía estuviera ahí, así que después de entregar el informe y anexo estadístico (recibido por la diputada María de los Ángeles Aguilera Ramírez), el gobernador se detuvo a conversar con la manifestante, que un día antes había llevado hasta las puertas del Palacio Legislativo una cruz de madera con una cartulina en la que escribió  “ya bastas de tanto robo de parte de Carlos Lozano quiero una vida digna aver si asi hacen caso”… Con la fama que le han hecho al gobernador quienes firman como sus amigos, era evidente que el encuentro era de pronóstico reservado… pero no, al final la señora Silva Velasco no aludió al robo que denunciaba en su pancarta y sólo dijo “ayúdeme gobernador”; a los medios había explicado que lo que quiere es que el gobierno le regale una concesión de taxi o que le dé dinero para “un negocio que sí deje”.

 

Se equivocó la paloma, se equivocaba… Ninguno de los que vio a la manifestante fue capaz de asesorarla correctamente, decirle que se había equivocado de sexenio, que quien repartía las concesiones era Luis Armando Reynoso Femat o que los negocios que sí dejan, de acuerdo a un dictamen del Órgano Superior de Fiscalización, tienen que ver con el Patronato de la Feria y la manga ancha que Arturo Solano López reveló tiene Alejandro Alba Felguérez para disparar la comida a los cuates, con el pretexto de las viejas costumbres y la calidad del servicio.

 

Creyó que el trigo era agua, se equivocaba… Es posible que no aparezca pronto Sanjuana Silva, pues de acuerdo a un comunicado oficial, la manifestante tiene la costumbre de dejar incompletos los trámites para recibir ayuda, digamos que no tiene la constancia de la maestra Chuyita, quien también se manifestó el viernes, ella en el Teatro Aguascalientes, para exigir audiencia en relación a los problemas de los profesores jubilados y su desacuerdo con Juana Alicia Espinosa de los Monteros; pero también es posible que no veamos más manifestaciones por el precedente que ha dejado la Procuraduría de Justicia del Estado a través del Ministerio Público en el caso de Ulises Morín Ortiz, quien fue privado de su libertad sin orden alguna, para después aparecer con el pulmón colapsado, estallamiento del bazo y múltiples fracturas.

 

La muerte accidental de un anarquista, así se titula la obra de Darío Fo en que ocurre algo similar a lo que los policías ministeriales dan como versión para explicar cómo es que Ulises Morín Ortiz se intentó suicidar, cuando nada sustenta esa historia y, en el fondo, es evidente que se quieren sacudir la responsabilidad; ya los familiares acudieron a la Comisión Estatal de Derechos Humanos, ahora corresponde al procurador Felipe Muñoz Vázquez dar una explicación del caso, para que no quede impune. No basta con la detención del agente del Ministerio Publico Efrén Barajas Álvarez, ahí está una denuncia clara de violación de derechos y tortura, hace apenas unos días el procurador Muñoz Vázquez declaró que había dado respuesta a todas y cada una de esas demandas, ahora tendrá que salir a aclarar lo que sus muchachos hacen.

 

No me ayudes compadre… Con tan sólo estos dos casos, lo que se está evidenciando es que hay una falta de atención, por decir lo menos, en el gabinete del gobernador para atender lo que están obligados a solucionar; si lo que querían eran argumentos para solicitar a Lozano de la Torre los cambios que toda administración realiza después de un informe, ya lo lograron, y sin darse cuenta, pues los amigos de siempre están más ocupados en las irrelevantes grillas palaciegas, mientras lo que el titular del Ejecutivo estatal requiere -siempre, pero en especial al momento de rendir informe- es congruencia entre lo que se dice y el estado de las cosas, sus funcionarios se dedican a grillar a Carlos Penna Charolet y a Francisco Chávez Rangel, de manera bastante cobarde por cierto.

 

En serio, no me ayudes. En su informe, de frente a los mandatorios que asistieron a su III Informe (Manuel Velasco de Chiapas; César Duarte de Chihuahua; Jorge Herrera de Durango; Eruviel Ávila del Estado de México; Francisco Olvera de Hidalgo; Aristóteles Sandoval de Jalisco; Rodrigo Medina de Nuevo León; Rafael Moreno Valle de Puebla; Roberto Borge de Quintana Roo; Egidio Torre de Tamaulipas; Miguel Alonso de Zacatecas; y del Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera) Lozano de la Torre remarcó que se ha recuperado la “hermandad y el respeto” entre gobernadores, también insistió en que su administración lo quiere consolidar como el “sexenio de los municipios” y remarcó su buena disposición con Lorena Martínez… mientras eso ocurre, sus subordinados se pierden en el chismorreo a través de correos electrónicos y los mensajitos en contra de la alcaldesa para que sean publicados por las columnas de las mascotas sexenales… ¿en serio?, sí, a eso dedican su tiempo.


 

¿A dónde, a dónde estará? Lamentablemente, no hay para dónde hacerse, si la tarea de perderse en intrigas es de por sí ya bastante deplorable desde Palacio de Gobierno, que ese ánimo se extienda hacia los otros actores políticos, en especial a los partidos de “oposición” (sí, con comillas) es todavía peor. Cuando lo que el poder requiere son contrapesos e inteligencia para no ser chamaqueados, los diputados de la LXII Legislatura muestran enjundiosos que no están a la altura de la tarea, porque evidentemente no están atentos a lo que está ocurriendo a su alrededor, de ser así, el jefe de la bancada panista, Adolfo Suárez Ramírez, tras la vapuleada que le puso Jorge Varona Rodríguez dejando en manos del Revolucionario Institucional, no saldría con la justificación de que ya sabían que se los iban a agandallar y que por eso no se consideran “chamaqueados”

 

De estar en lo que deben de estar, la representación popular, por decir también lo menos, Oswaldo Rodríguez García, diputado de Movimiento Ciudadano, no justificaría su falta de participación en el debate de la integración de las Comisiones del Congreso estatal arguyendo que ellos sí lograron las comisiones que buscaban, ¿cuáles?, ¿la migaja de la Comisión de Servidores Públicos?; ni tampoco el perredista Cuauhtémoc Escobedo Tejada le haría el caldo gordo a los del PRI ayudándoles a sacar las cuentas que benefician sólo al grupo de poder que representa Varona Rodríguez, ¿o de veras dos comisiones, esas que se dieron nomás por no dejar, valen la pena ponerse como banquito para las cuentas alegres de los diputados del grupo parlamentario mixto?
La del estribo. A lo que sigue, no nos queda de otra, no hay de otra. A lo que sigue, que apenas estamos a la mitad del camino.

@PurisimaGrilla


Vídeo Recomendado

Show Full Content
Previous Caso Reynoso Femat: Fraude hormiga en ISSSTE y Ceptea
Next guardagujas 88: suplemento literario de LJA
Close

NEXT STORY

Close

Renuncia Martha González a la presidencia del Comité de Administración del Congreso

31/12/2017
Close