Vale al Paraíso / Merthiolate por favor - LJA Aguascalientes
18/06/2024

Inició como Reforma Hacendaria. Después se transformó en Miscelánea Fiscal. Y terminó siendo changarro recaudatorio.

El PVEM, con su tucán alimentado por los contribuyentes, fue indiferente a los reclamos de los dueños de los animales de compañía y a los sonidos de las dolidas mascotas.

Los gatos maullaron. Los patos graznaron. Las palomas gorgorearon. Los gorriones trinaron. Las tortuguitas escondieron la cabeza en su caparazón. Los ratoncitos chillaron. Los pescaditos se escabulleron en la pequeña vidriera. Los pollitos no alcanzaron a decir ni pío. Fue la noche de los hocicos fríos. La Cruela de Vil legislativa logró su fechoría.

El ajuste de cuentas pudiera venir en 2015, año de renovación de la legislatura federal en la Cámara de Diputados; los animalitos se encargarían de recordar a sus amos el agravio pendiente de cobrar, se comenta en el vecindario de la zoología, aunque el dinero a recaudarse y el producto de la deuda avalada por los congresistas, pudieran generar el empleo, la obra pública y el aceleramiento de la economía nacional, suficientes para olvidar el IVA a los alimentos de las mascotas. Veremos.

Del tema canino recibí generosas líneas de Socorro Ramírez O, leída compañera en estas jornaleras páginas, para agradecer, “en nombre de Bella, Nena y Boris, mis tres maltecitos, la segunda mención que hace sobre el aumento de 16% a sus croquetas; tendremos que pasar de Eukanuba a las galletas de animalitos, ¿Qué se le va a hacer?”.

Correspondí con educadas maneras los comentarios y respondí desde el sótano de los lamentos: Ni hablar, la lucha nunca se abandonó, para no perderla, como recomendaba el Che Guevara,pero habrá de reconocerse que sí se malogró la batalla y la guerra.

Mi Góber será el único titular del Poder Ejecutivo Pug que se jamará, muy a pesar de su alta jerarquía y reluciente poder, las sobras de la comida familiar, en el regreso de la vieja y dañina práctica para alimentar a los animales de compañía.

Se me olvidó precisarle a Coco que en realidad, el Alfa de la manada, fue bautizado en la capilla del Arca de Noé con el nombre de Gobernador, pero para no meterlo en problemas políticos ni vernos entristecidos por su adiós, al ocupar un lugar en la Conferencia Nacional de Gobernadores Perrunos (Conagoper), preferimos llamarle Góber, de cariño, además.

Pasado el fatal desenlace fiscal, Vale al Paraíso centrar la atención en las compras y cuidarse del río revuelto ganancia del reetiquetado a los productos que a partir del 1 de enero de 2014 se les aplicará el 16% de IVA; después de la puñalada legislativa vendrá otra, la de los comerciantes voraces.


El miércoles 30 del mes pasado, después de salir del trabajo, el matrimonio acudió a la Mega Comercial Mexicana ubicada en la avenida Aguascalientes Norte 802, para surtirse del mandado semanal. En la lista venía anotado el irresistible premio para perros: la bolsita de 225 gramos del Biscuit de Pedigree. El exhibidor señalaba el precio de $16.40, pero al llegar a la caja -¡oh sorpresa!-, el lector de barras marcaba $17.29, a las 4:35 pasado meridiano.

La pelotera se armó. La señora regresó a la sección de mascotas. Le tomó una fotografía al estante donde estaba colgado el empaque de la comida “con calcio para huesos y dientes fuertes”. Un monito pretendió impedir el lance reporteril gráfico, pero no logró su avieso propósito, aunque sí desprendió la etiqueta, tardíamente. La dama regresó a la caja y exigió respeto al precio estipulado. El monito de la censura luchó porque se cobrara el segundo importe, el reetiquetado. Otro empleado impuso su autoridad. Se pagó el coste original de $16.40.

La delegada de la Profeco en Aguascalientes, Patricia Valadez Bustamante, tiene las facultades para detener éste y otro tipo de atropellos.

“¿Tu va al súper o la Comer?”. Cuide su dinero. Acabe con el engaño. Denuncie.

Porque alguien tiene que escribirlo: Bien por la iniciativa del titular de Poder Ejecutivo, Carlos Lozano, de gravar con el 4.5% la Venta Final de Bebidas con Contenido Alcohólico, en embase cerrado; quedó corto el porcentaje. Opino.

[email protected]


Show Full Content
Previous No me mires, no me mires / Vicente Pérez en LJA
Next Carta de la Tierra, instrumento para la creación de políticas públicas municipales
Close

NEXT STORY

Close

La recompensa de atletas olímpicos puede ir de un premio económico hasta animales

05/08/2021
Close