Correo ilustrado - LJA Aguascalientes
18/06/2024

Ingeniero

Francisco M. Aguirre Arias

Director

La Jornada Aguascalientes

 

Estimado y fino amigo con ilustre nombre papal:

Uy no. Así no se Vale al Paraíso. Toda la redacción se le vino encima a este obrero de la comunicación. Mi conciencia está maltrecha pero tranquila, porque alguien tiene que escribirlo. Perdóneme por haberles causado algún corajillo No fue mi intención.

Te escribo desde la Cruz Roja. Los vagoneros del colectivo Metro, perdón, del colectivo jornalero, me dieron mi buena y anónima tunda, y con razón. Acepto la grave equivocación: en mi calidad de “invitado” a estas páginas me está vedado el ingreso al santuario para tocar con el pétalo de una palabra a las mariposas monarcas de la información.

Agradezco infinitamente a La (im)Purísima…Grilla… la casi media columna que le dedicó a mi celebrada colaboración: “Tarde me enteré de la maravillosa noticia”. Línea por línea me encantó la columna. Estoy admirado por la sesuda respuesta, pero sobre todo, por la capacidad profesional para asimilar la autocrítica, abonarle al debate, sumarle el legítimo deseo de mejorar sustancialmente la calidad de La Jornada Aguascalientes y alejarse un poquito de aquel periódico mural que solían hacer algunos estudiantes en la secundaria.


Recientemente Reforma transformó diseño y contenidos. Dos articulistas del afamado diario defeño, Jesús Silva-Herzog Márquez y Juan Villoro, criticaron duramente el cambio. “La columna de la casa”, Templo Mayor, respetó sendas opiniones, guardó silencio, evitó la polémica, le dio la vuelta al escándalo y desactivo el innecesario desgaste. A los directivos les funciona muy bien el hígado. Está demostrado.

Prometo no hacer más travesuras ni comportarme como el Grinch de este diario, aunque las inconsistencias informativas se dan un día sí y otro también, como reiteradamente te vengo señalando con casos específicos. No soy de palo. Ya sufrí las consecuencias por metiche.

Solicito al colectivo de la calumnia, si me está permitido después del destrozo cometido, que respete a los “chapulines de la política”, principalmente a los que habitan en el centro y norte de nuestro país. Les debo gratitud.

Querido amigo y comandante en jefe de las fuerzas jornaleras:

Estas líneas en nada se parecen a una carta aclaratoria, más bien forman parte de un derecho de réplica por las “alucinaciones personales” que se escribieron en La Purísima…Grilla, espacio donde supongo deben insertarse mis comentarios, por ser el foro que continuó el embate. No le temas a la difusión en el espacio estrella del periódico.

Hoy concluye el intercambio epistolar con La Impurísima, por salud navideña. El tiempo en mi vida da para mejores cosas.

Te abrazo,

Mario Granados Roldán


Show Full Content
Previous Quieren panistas redirigir ganancias del Patronato de la Feria
Next PRI carece de voluntad política en el Congreso del Estado
Close

NEXT STORY

Close

Representatividad/ Bajo presión

12/11/2021
Close