El sistema siempre genera rutas para revertir conquistas sociales: activista - LJA Aguascalientes
22/06/2024

  • Martha Sánchez señala que se legisló en contra de los migrantes
  • Cortes americanas han dado en adopción a 5 mil hijos de padres deportados

Martha Sánchez Soler es dura al criticar la Ley Nacional de Migración, aprobada por el Congreso mexicano en 2011. La representante del grupo de madres de migrantes desaparecidos que año tras año entra al país para realizar búsquedas, afirmó que el sistema gubernamental encontró la manera de echar abajo una legislación que en primera instancia parecía prometedora.

“El Ejecutivo, al reglamentar esa ley, hizo una contrarreforma administrativa. El reglamento, de hecho, eliminó la mayoría de los logros de la ley, se legisló en contra de la voluntad expresa, tanto en los considerandos de la propia ley, como en las intervenciones de los legisladores en tribuna”.

Añadió que al cabo de las discusiones en el Congreso de la Unión, la administración de Felipe Calderón “eliminó prácticamente todo (lo logrado). Parte de las cosas que están mal es que ningún pobre puede obtener una visa para entrar a México, mucho menos los migrantes de Sudamérica”.

Si bien lo migrantes se las ingenian para pagar un coyote que los cruce hacia Estados Unidos, dijo Sánchez, la autoridad se ha encargado de establecer difíciles requisitos para otorgarles una visa que les facilite el tránsito por vías alejadas de la delincuencia organizada.

Según la página de la Secretaría de Relaciones Exteriores, una visa de tránsito sólo puede otorgarse a quien compruebe legal estancia, arraigo, solvencia económica y “estudios hasta por una temporalidad de 180 días”.

“Es una gran cantidad de requisitos que no pueden cubrir… La migración es un fenómeno que para nosotros tiene todas las puntas, lo estamos trabajando absolutamente mal: somos expulsores, no atendemos a nuestros migrantes en Estados Unidos, somos ruta de tránsito y los estamos matando en el camino”.

Añadió que el Sistema Educativo mexicano tampoco ha sabido dar respuesta a las consecuencias de la migración de retorno:

“Hay como 200 mil niños nacidos en Estados Unidos, llegaron sin hablar español, sin saber nada de México, nunca habían estado aquí, son hijos de los deportados y no hay absolutamente ningún programa de reinserción o de inserción a nuestra sociedad”.

Para la integrante de un grupo de mujeres que por medios propios ha logrado localizar a decenas de personas, los migrantes se encuentran en el peor de los escenarios.


“Se generan condiciones económicas adversas en todos los países expulsores a través de los tratados de comercio, a través de los convenios internacionales, a través del modelo que está prevaleciendo en todo el mundo, se genera que aumente la pobreza y se concentre la riqueza. Los expulsa el sistema porque no tienen oportunidades”.

Cuando un migrante llega a su destino, anotó, le espera la explotación laboral y el maltrato racial.

“Los deportados de Estados Unidos pierden absolutamente todo lo que hicieron allá, los toma la policía migratoria y al día siguiente están en México… no pueden hacer absolutamente nada. La gran tristeza es que ya hay más de cinco mil niños mexicanos, hijos de padres deportados a los que les han quitado la patria potestad, los dan en adopción porque los padres no pueden estar en la corte para proteger sus derechos”.

Martha Sánchez señaló que parte de la solución del problema migratorio está en manos del Poder Legislativo. Diputados y senadores, dijo incluso, pueden evitar la muerte de la célula familiar.

 

Foto: Gerardo González


Show Full Content
Previous De barro, Dios y nostalgia / H+D
Next Inicia ampliación, remodelación y reordenamiento del Hospital General del ISSSTE
Close

NEXT STORY

Close

La gobernadora realizó una gira de trabajo por escuelas y secundarias

30/05/2024
Close