Nueva Humanidad/11 / Tlacuilo - LJA Aguascalientes
24/05/2024

Intimidad a vuestros vecinos por el poder de vuestra organización militar y estaréis asegurados con abundancia de lo que necesitéis a cambio de un esfuerzo mínimo

J. Eric. S. Thompson

EXPULSIÓN IMPERIAL DE CUBA, 1962. En Enero la OEA expulsa a Cuba, nación contra la que Estados Unidos logró que América Latina rompiera relaciones, con excepción de México. Sin mencionar el bloqueo económico que le impuso el Imperio en Octubre de 1960 ni la fracasada invasión organizada por la CIA y el Comando Sur con reaccionarios cubanos nueve meses antes -razones por las que Cuba adoptó el régimen socialista como forma de gobierno- el argumento utilizado con base en el Tratado Interamericano de “Asistencia Recíproca” (TIAR) de carácter militar, fue que el régimen socialista era incompatible con el capitalista capitaneado por Estados Unidos en el continente americano, pero sin fundamentar su acusación en base legal alguna de validez internacional, porque tal barbaridad no existe.

El hecho real fue que ante el acoso capitalista, Cuba se había visto obligada a buscar apoyo en el mundo socialista que la proveyó de energéticos a cambio de productos tropicales, pero también de armas y asistencia militar.

LA CRISIS DE LOS MISILES. Sorpresivamente, en Octubre de ese mismo año el provocador Goliat imperial se enfrentó a la terrible noticia de que el David cubano tenía una honda armada con misiles nucleares apuntando a su corazón; sobreviene la famosa crisis que provocó el mayor riesgo de guerra nuclear que haya enfrentado la humanidad, mismo que se remedió cuando pactaron los imperios: Kennedy retiró sus misiles de Turquía y se comprometió a respetar la soberanía cubana, en tanto que Kruschov retiró los misiles de Cuba y todo apoyo a los movimientos de liberación del resto de América Latina.

1963 COMANDO SUR REACTIVADO. El Imperio se asegura de aplastar todo movimiento de rebelión en América Latina surgido por propio impulso.

1964 ASESINATO DE KENNEDY. El golpe de Estado que significó el magnicidio cometido con el apoyo de la mafia contra el presidente que se negó a invadir Cuba directamente, le aseguró el poder a los halcones militaristas de Estados Unidos que en ese mismo año reprimieron sanguinariamente las protestas panameñas contra la ocupación.

1965 INVASIÓN A SANTO DOMINGO. Esta etapa de exacerbación panamericanista iniciada en 1960 culmina con una de las acciones más abominables que haya cometido Estados Unidos en su historia: la descarada invasión y ocupación militar de la República Dominicana con más de 42 mil soldados y 37 buques de guerra disfrazada de desembarco humanitario, llevada a cabo para aplastar sanguinariamente la inconformidad popular contra la dictadura militar que había derrocado al presidente democráticamente electo Juan Bosch. Ni la ONU, ni la URSS ni los gobiernos latinoamericanos sumisos o temerosos hicieron nada por impedirlo. Quedaba claro, así, que el Imperio reprimiría a sangre y fuego cualquier intento de liberación en América Latina, comunista o no.

REVOLUCIÓN MUNDIAL. En estas circunstancias, los esfuerzos que el Che Guevara había hecho por organizar guerrillas en varios países de América Latina desde 1962, habían resultado catastróficos. Cabe aclarar, sin embargo, que esos esfuerzos dejaron las bases para el desarrollo posterior de guerrillas como las del Frente Sandinista de Nicaragua y el Tupamaro de Uruguay.


Repentinamente, el Che renuncia a sus cargos en el gobierno e incluso a la ciudadanía cubana y desaparece de la escena. El misterio se devela cuando, habiendo decidido llevar su lucha a otros continentes, aparece apoyando la revolución de la República Democrática del Congo que la CIA había contribuido a interrumpir con el asesinato de Lumumba. (El Che fracasa en el intento, pero también aquí deja las bases para las posteriores luchas de liberación de Suráfrica, Angola, Mozambique, Namibia y Zimbawe con apoyo de tropas cubanas, razón por la cual Cuba fue el primer país con el cual estableció relaciones diplomáticas Nelson Mandela cuando conquistó la presidencia de Sudáfrica).

1967. EL CHE, SÍMBOLO JUVENIL. El Che decide entonces regresar a América y organizar la guerrilla de Ñancahuazú en Bolivia, a mi juicio con dos exclusivas posibilidades: triunfar en los hechos al declararle la guerra a Estados Unidos con el incendio de América Latina apoyada por todos los pueblos sometidos del mundo, o triunfar en el imaginario colectivo al sufrir el martirologio que lo haría renacer automáticamente, como ocurrió, al convertirse en el mítico guerrillero desafiante e inclaudicable que desde entonces admira la juventud mundial -incluida la del imperio- como ejemplo de esperanza y liberación por la internacionalización de la guerra sin cuartel, única capaz -según su criterio- de exterminar hasta sus raíces toda forma de autoritarismo y explotación.

(Continuará)

Aguascalientes, México, América Latina

[email protected]


Show Full Content
Previous Tercero y último / Esquer en LJA
Next Como dice Bob Dylan: para siempre joven / El banquete de los pordioseros
Close

NEXT STORY

Close

Aguascalientes: tercer lugar en el Índice de Competitividad Estatal del IMCO

12/01/2015
Close