Asociaciones civiles se reúnen con la Comisión de Salud - LJA Aguascalientes
05/07/2022

  • Fundación Apoyo Renal de Aguascalientes, Colectivo SerGay y Ugo Oli Renales Aguascalientes expusieron problemáticas
  • Se estima que actualmente hay 1,400 personas que requieren terapias sustitutivas sin tener la infraestructura necesaria

 

En sesión extraordinaria de la Comisión de Salud Pública y Asistencia Social, tres organizaciones de la sociedad civil con objeto relacionado a temas médicos, realizaron presentaciones sobre las problemáticas que atienden y posibles alternativas de apoyo en el plano legislativo.

En primera instancia, Luis Alberto Jiménez, presidente de la Fundación de Apoyo Renal de Aguascalientes (FARA), expuso que su asociación tuvo origen hace años en el municipio de Calvillo, dadas las grandes necesidades que tienen las personas con enfermedades del riñón, principalmente por las carencias económicas que han llevado a decesos por la imposibilidad de acceso a medicamentos y tratamientos como la hemodiálisis. Se explicó que en FARA están conscientes de que los recursos públicos son limitados pese a las grandes necesidades, no obstante se pueden emprender algunas acciones para atender la situación, que es más grave de lo que se cree, pues la cuarta parte de la población tiene algún tipo de afección renal.

Plantearon que cada municipio debería contar con un programa de salud renal, además de insistir en el Seguro Popular tendría que ampliar sus servicios. De igual forma, advirtieron, se debe intensificar el Programa Estatal de Salud Bucal, pues uno de los factores de presencia de enfermedad renal son las infecciones en la cavidad oral. Advirtió que en Aguascalientes hay graves problemas en materia de hábitos alimenticios, con altos índices de obesidad e hipertensión en niños.

Hicieron ver también que en la entidad se consume agua “que se presume potable por ser clorada”, pero que tiene importantes concentraciones de mercurio, plomo, arsénico, estaño, cadmio y flúor, lo que llevará a la larga al aumento de pacientes renales.

En ese sentido, se estima que actualmente hay 1,400 personas que requieren terapias sustitutivas (diálisis, hemodiálisis, trasplante) sin tener la infraestructura necesaria para atenderlas, por lo que sugirió que desde la educación básica se pida un examen médico general, con el que se podría detectar de manera temprana un problema renal. Finalmente, propuso a los diputados que etiqueten presupuestos específicos para la implementación de este programa.

Oswaldo Rodríguez García, de Movimiento Ciudadano, agradeció que la actual Legislatura sea considerada como pionera en un modelo de atención ciudadana directa y respondió que solamente están ejerciendo el trabajo que les ha encomendado la ciudadanía.

Verónica Sánchez Alejandré se dijo sorprendida por los datos aportados por la organización FARA, así como por la operación en horarios ampliados de clínicas privadas dedicadas a la atención de personas con enfermedades del riñón, que habla de lo extendido del problema. Empero, se mostró complacida de que el Congreso del Estado haya aprobado un impuesto a la venta final de bebidas alcohólicas, puesto que parte del recurso que se obtenga se destinará para el pago de las terapias de los pacientes renales.

Norma Adela Guel Saldívar, del grupo parlamentario del PRI-PVEM, expresó que sus compañeros y ella están comprometidos con el tema de la salud, por lo que escucharán todas las propuestas que puedan traducirse en iniciativas legislativas.


El presidente de la Comisión de Salud, Israel Sandoval, señaló que no es menor el tema de las enfermedades renales y, en lo particular, está consciente de que “no aquejan a una sola persona, sino a toda una familia” por el impacto que representan, de lo cual tiene conocimiento pleno, pues desde el ámbito estudiantil trabajó en la recolección de fondos para dos trasplantes de riñón.

Gilberto Gutiérrez dio pie a la presentación de la Asociación Ugo Oli de Aguascalientes, tras compartir que el presidente de la misma, Jorge Daniel Rosas Frías, se acercó a él para solicitar una reunión con la Comisión de Salud.

Declaró que los pacientes de hemodiálisis le cuestan demasiado dinero al erario; para lo cual ejemplificó que tan sólo una de las clínicas privadas que hay en Aguascalientes recibe del IMSS 127 millones de pesos anuales por dicho tratamiento, lo que se suma a los costos de medicamentos, incapacidades, hospitalizaciones y otras que tiene que realizar el instituto.

Rosas Frías pidió a los legisladores que se etiquete presupuesto para la realización de trasplantes renales, ya resulta más económico que proporcionar tratamientos de diálisis. De hecho, declaró que “prevenir es mejor que curar, más barato que tratar y causa menos sufrimiento”. Señaló que el Hospital Hidalgo ha hecho un excelente uso de los recursos que el Congreso del Estado le ha aprobado para la atención de los pacientes renales, por lo que destinar más dinero a los trasplantes renales es una inversión que redunda en beneficios económicos y de calidad de vida de decenas de personas.

Gilberto Gutiérrez reconoció que ningún presupuesto es suficiente para cuestiones de salud, y que las clínicas de hemodiálisis no son la solución para los pacientes renales sino un paliativo, por lo que señaló como oportuno atender las propuestas de las asociaciones civiles, especialmente en materia preventiva, postura a la que se sumó Oswaldo Rodríguez.

Los legisladores hicieron mención de que la reunión con organizaciones es parte del programa de trabajo aprobado de la Comisión de Salud Pública y Asistencia Social, donde se estableció como uno de los principios, el trabajo legislativo participativo de la mano del sector social.

Verónica Sánchez Alejandré cuestionó sobre el recurso otorgado por el Congreso del Estado al Hospital Hidalgo, a lo que le explicaron los integrantes de organizaciones que tienen un buen destino en materia de trasplantes y tratamientos como la hemodiálisis. También le contestaron que en materia de donación hay una baja cultura, además de que más del 90% de los órganos son donados por familiares.

Tocó el turno de presentarse a la asociación civil Colectivo SerGay, a cargo de su presidente Julián Elizalde, quien realizó una exposición en materia de VIH y Sida, señalando en primera instancia que actualmente hay 381 pacientes con tratamiento antirretroviral a cargo del estado, aunque aseguró “hay un sub-registro”.

El activista en materia de diversidad sexual comentó que el costo promedio anual de cada paciente es de 48 mil pesos y que por cada persona detectada con la infección de VIH, hay hasta diez personas que desconocen que son portadores. Lamentó también que actualmente sólo haya inversión federal para apoyar los programas de prevención de la transmisión del VIH y que no se han fortalecido las alianzas estratégicas con las organizaciones de la sociedad civil, en parte por el estigma relacionado a abordar la temática de la sexualidad.

El presidente de Colectivo SerGay mencionó que en la región del bajío, dos de cada diez hombres gay viven con VIH y que la mayoría no lo sabe, además de que la epidemia de VIH y Sida se extiende a una población que incluye a hombres casados y sus esposas, por las prácticas sexuales no reconocidas y que se ejercen sin protección.

Denunció que el único lugar donde se atiende de manera adecuada a los pacientes con alguna infección de transmisión sexual es el Capasits, donde si bien hay especialistas, desafortunadamente cubren un horario reducido y no siempre están disponibles.

Recordó que la asociación que encabeza obtuvo un premio de la ONU, el llamado Lazo Rojo, por denunciar la discriminación existente en Aguascalientes, particularmente por señalar el mal trabajo de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, institución que calificó de “agencia de colocaciones” que no atiende de manera correcta las denuncias, particularmente los abusos policiales contra homosexuales, trabajadores sexuales y otras poblaciones vulnerables.

Julián Elizalde planteó la urgencia de implementar educación sexual en las instituciones escolares, en concordancia con la Declaración Ministerial Prevenir con Educación firmada por México y una treintena de naciones en la Cumbre Internacional de VIH-Sida que tuvo lugar en nuestro país. Además, expuso que se pueden emprender diversas estrategias para reducir las infecciones por VIH, de la mano de las organizaciones de la sociedad civil “que les salen más baratas que los programas burocráticos gubernamentales y con mayor efectividad”. Adelantó que le presentarán una propuesta de acción al nuevo ombudsman, Jesús Eduardo Martín Jáuregui.

Verónica Sánchez manifestó que la comunicación es primordial para reducir el impacto de las enfermedades, y que se puede insistir en la difusión de cuestiones como el tratamiento profiláctico post-exposición (la aplicación de medicamentos antirretrovirales de manera emergente, con la finalidad de evitar la infección por VIH en casos donde se sospecha la probabilidad), así como la educación sexual en lo general.

Oswaldo Rodríguez reconoció que algunas organizaciones sociales como SerGay son las que están haciendo labores que le deberían corresponder al gobierno, por lo que enfatizó la necesidad de considerar seriamente las propuestas expuestas, como la atención nocturna y en fines de semana de especialistas y programas de capacitación a autoridades, etc.

Norma Guel Saldívar, por su parte, resaltó la importancia de la educación sexual, pues dijo que la falta de información “ha llevado a graves problemas sociales, como los embarazos no deseados, de alta prevalencia en adolescentes en colonias populares, con las consecuencias que esto conlleva en las familias”. Aseguró que contarán con el apoyo para emprender acciones específicas de prevención.

Gilberto Gutiérrez, en su turno, reconoció el trabajo de la asociación civil, además de revelar que insistió en pertenecer a la Comisión de Salud pese a no tener una formación en la materia, por considerar que esta temática tiene una gran trascendencia en la sociedad y donde él tiene particular interés de incidir a su paso por el Congreso del Estado.

Israel Sandoval agradeció la participación de las organizaciones de la sociedad civil, “que no se quede en una presentación; además, sabemos que hay otras asociaciones que atienden otras problemáticas y que también tenemos que escuchar, para promover un proyecto general, que nos permitan traducir los problemas de la salud a leyes que incidan en beneficio de toda la sociedad”.

“La salud no tiene colores, no puede partidizarse, lo que queremos es mejorar la situación de Aguascalientes, por lo que les invito a que sigamos teniendo un contacto estrecho para concretar actos normativos, lo cual es nuestro trabajo”, concluyó Sandoval.
Con información del Congreso del Estado

 

Foto: Archivo LJA


Show Full Content
Previous Aguascalientes sería de los primeros estados donde el INE nombraría consejeros
Next Martín Jáuregui echará a andar el Parlamento de los Derechos Humanos
Close

NEXT STORY

Close

Sólo 5 personas han acreditado los requisitos para hacer válido el Seguro contra Robo a Casa

20/06/2016
Close