07/06/2020


  • Yo no me voy a basar en los colores, en que si son católicos o cristianos o protestantes: Denisse Ibarra
  • Difirió que las modificaciones a la Ley de la Comisión Estatal de Derechos Humano se hicieran a su modo

Denisse Ibarra Rangel, candidata a la presidencia de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), señaló que su plan de trabajo tiene la misión de realizar una reingeniería orgánica de la Comisión que permita, por medio de la especialización y profesionalización de sus integrantes, proteger, estudiar, promover y divulgar los derechos humanos en beneficio de la sociedad aguascalentense.

El plan de trabajo, fundamentado desde su experiencia en la trinchera educativa, en su participación en la dirección de educción en la CEDH y su conocimiento adquirido como legisladora, tiene como uno de los ejes principales la implementación de la Junta del Servicio Profesional, por ley establecida y que fue omitida durante la administración de Omar Williams López Ovalle, la capacitación constate y depuración a partir de expedientes individuales y las evaluaciones semestrales.

“Yo no me voy a basar en los colores, en que si son católicos o cristianos o protestantes (…), yo me voy a basar en la capacitación, en la profesionalización de quien esté al cargo”, advirtió que si bien la denuncias por parte de los trabajadores de la CEDH a quienes se les pausado la aprobación su contrato colectivo en la Junta de Conciliación y Arbitraje, son legítimas, no se justifica la falta de conocimientos al frente de un cargo.

“Así sea gente que tenga muchos años trabajando ahí, se le tendrá que dar su pago conforme a los años que laboró de manera justa, si es que ya no pueden seguir laborando ahí”.

Explicó que se le dará prioridad a las capacitaciones pero, de no contar con la capacidad, no puede respaldarse a quien no lo merezca, “sí vimos gente muy valiosa, y sigue habiendo gente muy valiosa, pero también gente por situaciones o favores políticos, que yo no estoy tan en desacuerdo que alguien te dé la oportunidad de trabajar, pero que si te dan la oportunidad hay que aprovecharla, que te capacites, que seas puntual, que llegues, que trabajes y no que nada más llegues a cobrar”.

Ibarra Rangel relató que la docencia fue el detonante en la lucha por los derechos humanos, “mucha gente piensa que mi inclinación por los derechos humanos fue a partir de que fui legisladora, y no; desde el 2005 que egreso de la universidad me dan la oportunidad de dar clases en una preparatoria que era, en ese momento, la única que impartía la materia de derechos humanos como tal, que eran todos los planteles Conalep”, luego de ello impartió clases en la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA) en suplencia del profesor base, periodo que se extendió por seis semestres.

Planteó que durante su desempeño en la CEDH le entregaron al ombudsman López Ovalle un plan de trabajo ambicioso enfocado en la prevención priorizando la capacitación de servidores públicos para dirimir conflictos con ciudadanos, “hicimos un plan para trabajar con la sociedad en general y con los servidores públicos pero, tristemente, muchas cosas nos las tachaban porque no hay recurso”, explicó que en muchas ocasiones no es la falta de recurso sino la convicción para actuar.

La ex diputada confirmó que su participación en la LXI Legislatura ha sido un estigma que la ha perseguido durante el proceso de selección para el nuevo ombudsman, “había escuchado a todas las voces decir: es que es priísta, que el gobernador en turno es priísta, cómo le va a ir a decir a sus funcionarios, a sus servidores públicos, que está cayendo en alguna situación”.

Agregó que su motivación por la defensoría de los derechos antepone cualquier cargo, por lo que no dudó en abandonar la Secretaría General de Movimiento Territorial, previo a lanzarse la convocatoria.

Difirió que las modificaciones a la Ley de la Comisión Estatal de Derechos Humanos se hicieron a su modo, justificó que no disminuyó a 30 la edad mínima para contender, sino que ya se establecía en el estatuto previo.

Asimismo, declaró que la tabulación de los sueldos que pasaron de los casi 90 mil pesos a los 50 mil, pudieron haber provocado un desinterés por contender. “La comisión de derechos humanos ganaba al contentillo del presidente, él ganaba casi 90 mil pesos”, sin embargo sostuvo que la modificación de la legislatura fue en el sentido de rescatar.


El mejor resumen diario en tu correo por LJA.MX

Argumentó que Emilio Álvarez Icaza, licenciado en sociología, quien fue presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal y fue invitado a ocupar el cargo de secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, es una de las pruebas de que la abogacía no debe limitar a una persona para ser ombudsman, “es de las personas que, a mi parecer, mejor hizo su trabajo (…), estuvo al frente de una de las Comisiones más importantes e instauró muchísimas cosas que después se han venido reproduciendo en el interior de las otras comisiones”. Estableció que la eliminación de dicha restricción no fue en función de incluirse sino darle cabida a más perfiles con trayectoria en la lucha por los derechos humanos.

Complementó que las diferentes fuerzas políticas en la legislatura también decidieron quitar la restricción que prohibía la participación de los dirigentes estatales de partidos políticos, “quienes conocen la ley saben que no fue una ley hecha de un mes o una semana para la otra, fue hecha durante los tres años, de hecho fue mi proyecto”.

Por último, identificó que una de las deficiencias yace en el área de comunicación social, pues existe una mínima difusión de las actividades y comunicación con la ciudadanía, lo que incluye la divulgación de los derechos humanos; sin embargo, la mayor carencia es la falta de seguimiento a las denuncias y las recomendaciones emitidas; expresó que la responsabilidad del ombudsman no termina en hacer pública la violación de derechos, sino generar una sinergia con las entidades gubernamentales y de la sociedad civil organizada.

 

Foto: Gilberto Barrón


Show Full Content
Previous Aguascalientes está fuera de alerta roja
Next Se reúnen Carlos Lozano de la Torre y Miguel Alonso Reyes

Comments

¡Participa!

Close

NEXT STORY

Close

Divulgar la ciencia es democratizar el conocimiento

09/12/2019
Close