OpiniónPolítica

La Purísima… Grilla: Decencia y mezquindad

A petición de la familia (Cristina Pacheco y sus hijas: Laura Emilia y Cecilia) Enrique Krauze dirigió unas palabras durante el homenaje que se rindió a José Emilio Pacheco en el Colegio Nacional. El historiador lo caracterizó así: José Emilio era singularmente caballeroso pero no por un cuidado artificial de las formas sino por una actitud que debió venirle de muy atrás, del México que añoró siempre, una actitud que cabe en una noble palabra ahora en desuso: la palabra decencia. José Emilio era, “en el buen sentido de la palabra, bueno”.

 

Señales. El día de hoy, se entregaría la Medalla Bellas Artes 2013 a Elena Poniatowska, sin embargo, a petición de la autora de La noche de Tlatelolco y debido al duelo por el fallecimiento de José Emilio Pacheco, la ceremonia de entrega se pospuso. Las deferencia con que Krauze caracterizó el rasgo más notable del poeta, el gesto de la escritora para con los dolientes por la desaparición física de “una de las grandes figuras mexicanas del siglo XX”, como señaló el presidente de Conaculta, Rafael Tovar y de Teresa,  son gestos que se agradecen en una atmósfera enrarecida por la mezquindad.

 

Cierto que palabras como decencia y nobleza jamás nos han caracterizado, no en el ámbito nacional, tampoco en lo local, por más que el escudo dicte que por el simple hecho de haber nacido en Aguascalientes ya se es “gente buena”; y si no, ahí tenemos los pretextos de los integrantes de la LXI Legislatura acerca de la devolución del equipo que les fue prestado para cumplir con su trabajo y se carrancearon al amparo de que nadie les dijo nada.

 

Ejemplos como el anterior, se multiplican, tampoco es que diputados de la legislatura pasada sean los únicos, los actuales miembros de la Cámara local también tienen lo suyo; mientras hacen a un lado la necesidad de definir una agenda legislativa, tal y como se comprometieron todos los partidos durante la campaña, el asunto que discuten es sobre la necesidad de comprarse nuevos autos. Sí, ya Norma Guel Saldívar, presidente del Comité de Administración, salió a decir que no vayan a gastar en carros para los diputados, sino que se requiere de varios vehículos para cumplir con las “actividades normales” del Congreso… Quién sabe cuáles serán esas actividades, si pueden acabarse una flotilla de automóviles modelo 2009, ahí nomás.

 

El líder del grupo parlamentario mixto, Jorge Varona Rodríguez, anticipándose a las críticas, ya exoneró a todo mundo, que nadie tiene la culpa del estado de los automóviles, es decir, nadie fue responsable de que algunos autos estén chocados, les falten piezas, algunos tengan más de 200 mil kilómetros o que dos de las unidades hayan sido declaradas por el seguro como pérdida total… Así como lo lee, nadie; el jefe de los diputados del PRI y Verde tapa el sol con un dedo al declarar que “simplemente terminaron con su vida útil”. Sólo por curiosidad valdría la pena buscar el dato del porcentaje que representan los automotores que son modelo 2009 y anteriores, razón por la que no pagan Impuesto Sobre Tenencia, y pedir a todos esos usuarios una guía para saber cómo es que no se les ha acabado la vida útil de sus vehículos.

 

Y para acabarla, tras el acoso de los amigos de la prensa, a Norma Guel Saldívar no le quedó más remedio que dar a conocer el monto de lo que percibe cada diputado, 47 mil 600 pesos mensuales lo que se llevan. Cada quien hará la especulación que quiera sobre el sueldo de los legisladores, lo que sí es un traspié es señalar que además cuentan con 45 mil pesos extra para gestión social, “recursos insuficientes”, lamentó la titular del Comité de Administración… Auch. Hace apenas unos días, el diputado Cuauhtémoc Escobedo Tejada llamó a una estación de radio para con la generosidad perredista que le caracteriza, ofrecer apoyo a una estudiante sobresaliente, cuando se le preguntó de cuánto iba a ser el monto, reculó, pues no sabía bien a bien de cuánto podía disponer del dinero del Congreso, ahora ya lo sabe, casi lo mismo que lo que percibe mensualmente, porque para eso es la “gestión social”, ¿no?, o quién sabe, mientras los propios diputados no quieran transparentar sus cuentas, será difícil saber.

 

Las rancheras. Pero no sólo en el Congreso se cuecen habas con el mal tino de las declaraciones, para estar a la altura, los panistas insisten e insisten en la alharaca, con Jorge López Martín e Israel Sandoval a la cabeza, los del blanquiazul a fuerza quieren que se declare una alerta epidemiológica, así han de extrañar el dirigente y el diputado los tiempos de Luis Armando Reynoso Femat, cuando por la influenza se canceló la Feria Nacional de San Marcos, tanto, que quieren que se repita la experiencia, pero eso pasa cuando se confunde prevención con gritar que ahí viene el lobo. Lo único que se está logrando con el propósito de golpear a las instituciones de salud, es alarmar a la población, que tampoco es prevención; pero bueno, ya lo hemos dicho, la estrategia panista ha sido “combatir” la influenza a través del volanteo… ese es el alcance de miras; no pueden quejarse de que en conferencia convocada a última hora, Sergio Reynoso Talamantes acusara a los partidos políticos de mezquinos; y no, el secretario de Gobierno no quiso decir que los panistas, pero lo que se ve no se juzga, ¿o cómo era?

 

Señales. En este ambiente donde priva la mezquindad, en verdad que no deja de llamar la atención uno más de los gestos que ha tenido el presidente municipal Antonio Martín del Campo con el gobernador Carlos Lozano de la Torre; ayer, durante la inauguración de la planta Tachi-S, el alcalde realizó un amplio reconocimiento, dijo: “Los economistas lo llaman el Mana del cielo, hoy como desde hace algún tiempo las condiciones de paz, seguridad, ambiente laboral, cálido de la mano de obra, menores costos de productividad asociados a la infraestructura interna, conectividad y nuevas tecnologías, entre otros factores, dan integridad al entorno y facilidades, a los empresarios que realmente hacen posible esto y sobre todo un valor en sus productos, es decir, desarrollan su ventaja competitiva que aumenta con esta gran capacidad para competir mejor y esto no es obra de la casualidad, esta paz y esta tranquilidad que hemos tenido en los últimos años, es precisamente a un trabajo arduo que se ha venido trabajando durante este tiempo, pero para esto se requiere precisamente de una persona que ha tenido esa visión y que ha sabido conducir muy bien los liderazgos de nuestro estado. Hacemos un reconocimiento muy especial al ingeniero Carlos Lozano de Torre por esa visión y esa entrega a nuestro estado. Felicidades ingeniero”. Ahí nomás.

 

La del estribo. ¿Será?, ¿no nos estaremos apresurando?, quién sabe, pero lo cierto es que desde las reuniones con Lorena Martínez, cada vez que el PAN intentaba jalar a Antonio Martín del Campo hacia una confrontación abierta con los del tricolor, la respuesta del alcalde ha sido un gesto amable. Y a veces, eso basta.

 

@PurisimaGrilla

The Author

La Purísima Grilla

La Purísima Grilla

No Comment

¡Participa!