Opinión

México e Italia / Taktika

Aguascalientes, México. 16 de marzo de 1864. Tras ser capturado -en Colotlán, Jalisco en compañía de otros oficiales republicanos- por las fuerzas francesas, el general Luigi Ghilardi es colocado frente al pelotón de fusilamiento. La voz de Feu! se escucha, seguida de una descarga ensordecedora; el cuerpo del patriota mexicano de origen italiano cae sin vida al suelo.

Tres años después, al triunfo genuino de las armas nacionales sobre la Intervención Francesa y el efímero Segundo Imperio de Maximiliano de Habsburgo, el héroe italiano Giuseppe Garibaldi -antiguo compañero de armas de Ghilardi- nombró a Benito Juárez como “el veterano de la libertad en el mundo”.

Los hechos históricos descritos se relacionan con el presente artículo, el cual tiene por objetivo explicar al amable lector los lazos que unen al país de las pirámides y los volcanes, México, con la tierra de los Césares y la cuna del Renacimiento, Italia. En el marco de la visita del presidente del Consejo de Ministros de Italia, Enrico Letta, a nuestro país.

Desde los tiempos de la Colonia, los misioneros franciscanos y jesuitas de origen italiano se convirtieron en la vanguardia que evangelizó a la Nueva España. Un ejemplo de lo anterior es Eusebio Francisco Kino, el Padre Kino, quién llevó la Buena Nueva a los habitantes del noroeste de México y el suroeste de la Unión Americana.

Una vez que México se libró del yugo español, el gobierno de la República decidió invitar a los italianos a emigrar a México. Se les seleccionó por ser católicos y de origen campirano. Posteriormente, durante el Porfiriato, la emigración italiana se acentuó y se ubicó en Ensenada (Baja California), Hacienda Lombardía y Nueva Italia (Michoacán) y Chipilo (Puebla). Ésta última población ha conservado sus raíces itálicas pues sus habitantes todavía hablan el dialecto de la región del Véneto y son famosos por su habilidad empresarial, la cual sobresale, sobre todo, en la industria láctea y la fabricación de muebles.

Al transcurso del tiempo, son varios los mexicanos de origen italiano o inmigrantes de esa nacionalidad que han destacado en el escenario nacional: el futbolista Jared Borgetthi, el empresario Dante Cusi, la actriz Anna Ciocchetti, el sindicalista Vicente Lombardo Toledano, la escritora Ángeles Mastretta, el literato Eduardo Montagner Anguiano, la fotógrafa Tina Modotti y el funcionario público Alberto J. Pani -oriundo de Aguascalientes.

En el caso particular de nuestra entidad, los lazos con Italia se deben a que varias familias de origen itálico -Alfieri, Cetto, Croce, Moresco y Sutti, entre otras- se han asentado en la Tierra de la Gente Buena. Además, el año pasado, el Ayuntamiento de la Ciudad Capital signó una carta de conmemoración con la región de Véneto. Finalmente, la Sociedad Dante Alighieri difunde infatigablemente la lengua del autor de La Divina Comedia en la comarca.

Sin embargo, como en toda relación humana, los vínculos entre México e Italia han tenido altibajos: en 1935 el gobierno de Lázaro Cárdenas condenó la invasión de Etiopía por parte de Italia, entonces bajo el liderazgo del dictador Benito Mussolini.

Los antecedentes arriba mencionados nos sirven para enmarcar la visita del primer ministro, Enrico Letta, a nuestro país -la primera vez en más de dos décadas que un jefe de Gobierno italiano viaja a México. Cuyo objetivo primordial es estrechar los vínculos económicos entre ambas naciones.

Para tal efecto, se instauró el Consejo de Negocios México-Italia, cuya meta es impulsar el comercio y la inversión bilateral. Aquí es menester recordar que hay más de mil empresas italianas que han invertido en México. Especialmente en los sectores automotriz, aeroespacial, energético y de infraestructura.

Asimismo, varios acuerdos en materia de cooperación de créditos, transporte aéreo y un memorándum de entendimiento entre Conaculta y el Ministerio de Bienes, Actividades Culturales de Italia fueron signados. Por último, México participará en la Exposición Internacional de Milán, la cual tendrá lugar en octubre de 2015.

Para Italia, la mayor cooperación con nuestro país representa acceder al creciente mercado interno azteca y tener una base de operaciones cercana a los Estados Unidos de América.

Finamente, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, expresó que la visita de su contraparte italiana significa “construir oportunidades de inversión, de mayor intercambio comercial, de mayor cooperación en ámbitos donde en ambas naciones hay fortalezas”.

Aide-Mémoire.- Felicito al Patronato de la CLXVII Feria Regional de Rincón de Romos por la instalación del Museo “Historia de Mi Tierra”.

 

Colegio Aguascalentense de Estudios Estratégicos Internacionales, A.C.

 

The Author

Soren de Velasco Galván

Soren de Velasco Galván

No Comment

¡Participa!