Aspirantes a presidir la CMIC deslindan de injerencias a Carlos Lozano - LJA Aguascalientes
17/07/2024

  • Aseguran los candidatos que el gobernador no mete las manos en esas cosas
  • Dirigente de CMIC en el panismo, renunciado por aprovechar el cargo

 

 

Los candidatos a presidir la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, Antonio Robledo Sánchez y Fernando Sierra de la Serna, coinciden en afirmar que ninguno de los dos ha pedido, ni recibido el apoyo del gobernador Carlos Lozano de la Torre; “él no se mete en estas cosas”, dijeron.

Entrevistados por separado por La Jornada Aguascalientes, ambos deslindaron al mandatario estatal, Lozano de la Torre, de cualquier injerencia en el proceso electoral que lleva a cabo esa cámara; “él es muy respetuoso”, precisó Antonio Robledo Sánchez, quien renunciara a la vicepresidencia de Promoción Empresarial de la CMIC, para registrar su candidatura.

–¿Ya platicó usted con el gobernador acerca de este proceso?, le preguntamos.

–No, porque él es muy respetuoso y no quiere que los mismos constructores, o miembros de las cámaras, crean que él puede intervenir en la vida interna de los organismos, nos dijo.

–¿Qué opinaría usted de que otros candidatos lo hicieran, de hablar con él?

–Pues, cada quien es responsable de sus actos… Aquí se trata de respeto, más que nada.

–En el pasado hubo un presidente de cámara, de CMIC, que los propios socios obligaron a renunciar porque comprobaron que aprovechó su puesto de presidente para obtener contratos de obra pública, en gobiernos panistas; usted lo recordará por sus 24 años aquí, sabe de quién hablamos. ¿Qué opina usted de esos dirigentes?


–Pues, lo que le decía, cada quien es responsable de sus actos, cada quien hace lo que le conviene, pero aquí estamos para trabajar por los intereses de todos los agremiados.

Fernando Sierra de la Serna, vicepresidente de CMIC, es miembro de una familia muy numerosa, tanto por el lado de sus abuelos como de sus tíos abuelos, algunos de  cuyos descendientes, como él, son constructores, como el propio Pedro de la Serna y más aún, José Ángel de la Serna González Paquín, actual diputado federal. Fernando pertenece a una familia con largos años de amistad con mucha gente importante y, desde luego, con el hoy gobernador Carlos Lozano.

“Pero esa amistad no es garantía para nadie, de ningún favor o mucho menos, de una canonjía o privilegio para nadie; él no es ‘de cuotas, ni de cuates’, ya lo ha dicho muchas veces. Quienes conocemos al gobernador sabemos muy bien lo escrupuloso que es, lo exigente que es con él mismo y con la gente que tiene amistad con él”, precisó.

–Entonces, ¿conversó con él sus aspiraciones a la presidencia de la CMIC?

–No, de ninguna manera; sé muy bien que él no mete las manos en estas cosas. A él no le gusta meter las manos a ningún tipo de elecciones y menos a las de los organismos empresariales. Es muy fácil pensar que podría hacerlo pero hasta donde yo sé, no se mete.

“Además, con todo respeto dicho, los empresarios de la construcción somos un sector lo suficientemente maduro e institucional, disciplinado pues, como para resolverse por nosotros mismos, desde lo interno y con nuestras propias tradiciones”, subrayó.

En estos momentos, Antonio Robledo cuenta con cinco importantes contratos de obra pública, dos con el Gobierno Federal y tres con el estatal, mientras que Fernando Sierra tiene tres, sólo uno de ellos con el Gobierno del Estado, sin embargo, ambos cuentan con la certificación que expide la Secretaría de Hacienda y Crédito Público que los considera importantes constructores.

 

Foto: Roberto Guerra


Show Full Content
Previous Negocio redondo para empresarios la pretendida concesión de plantas tratadoras
Next Elecciones reactivan al sector empresarial
Close

NEXT STORY

Close

Considera el PAN que ya es tiempo de planchar las próximas candidaturas federales

26/07/2014
Close