08/07/2020


No estaba realmente seguro qué tema elegir para servir a la mesa en el Banquete de esta semana, se me ocurrían algunas buenas opciones, una de ellas se trataba de compartir contigo algo acerca de lo que considero los grupos con un equilibrio perfecto en la siempre inconclusa historia del rock, ya sabes, grupos como Led Zeppelin, The Beatles, Cream, The Doors y otros más, entre ellos, por supuesto, los canadienses de Rush. Me quiero referir a ese tipo de grupos cuyo funcionamiento ha alcanzado la complejidad de una maquinaria, de tal forma que si uno de los elementos de ese complejo engranaje llegara a faltar, las cosas dejarían de funcionar de esa forma tan cercana a la perfección. No sé si tú, amigo lector, te puedas imaginar a Led Zeppelin sin John Paul Jones, por ejemplo, es verdad que actualmente han tocado con Jason Bonham ocupando el banquillo de la batería del insustituible John, pero lo han hecho en concierto o presentaciones especiales como lo fue el caso de su inducción al Rock And Roll Hall of Fame, de ninguna manera creo que se puedan dar el lujo de grabar un disco con material nuevo y seguirse llamando Led Zeppelin, esto sería casi una herejía. ¿O te imaginas a The Beatles con alguna ausencia de los originales? ¿O a los Doors sin uno de los cuatro que dieron vida inmortal a esta impresionante asociación musical? O The Cream que con todo y los conflictos internos que sufrieron son inconcebibles sin Jack Bruce, Eric Clapton y Ginger Baker.

Pues sí, me encontraba yo sumido en tan profundos y místicos pensamientos cuando viendo distraídamente la televisión vi que se estaba anunciando la nueva generación, la 2013, de quienes serían inducidos al Salón de la Fama del Rock and Roll, y vi que Rish era uno de ellos, y bueno, claro, no soporté la tentación de recordar algo de este trío de rock que acompañó mi crecimiento con impresionantes discos como “Fly by Night” o el inconmensurable “2112”, uno de los mejores, no de Rush, sino de la historia del rock, ¿o te atreverías a cuestionar mi afirmación? O el “Permanent Waves” o “Moving Pictures” Qué sensacional grupo es este de Rush, me extraña que fuera hasta el 2013 cuando finalmente integraran este frecuentemente cuestionado nirvana del rock.

Rush me parece el grupo perfecto, no hay un solo punto débil en tan austera formación, sólo tres elementos, Geddy Lee toca el bajo, los teclados y canta, Alex Lifeson es el guitarrista y su majestad, su alteza real, Neil Peart es el baterista. En lo personal no me puedo imaginar una alineación diferente cobijados bajo el casi sagrado nombre de Rush, no, imposible, Rush son estos tres y nadie más, digámoslo en términos coloquiales: “puros cuates y ya estamos”. Rush no es como, por ejemplo, Deep Purple, por cierto, inexplicablemente aún no ha ingresado al Rock & Roll Hall of Fame, en donde se va Ritchie Blackmore y entra otro guitarrista en su lugar y no pasa nada, la banda sigue funcionando, o como King Crimson, en donde todos pueden faltar, excepto Robert Fripp es el verdadero Rey Carmesí. Rush tampoco es como Yes en donde en su larga historia ha habido por lo menos 11 cambios de elementos, siempre manteniendo estándares musicales muy altos, pero con diferentes integrantes, en fin, así podríamos nombrar una larga lista de grandes grupos de rock en donde entra un músico, sale otro y las cosas siguen funcionando, incluso en Black Sabbath que después de la salida de Ozzy Osbourne el compromiso de la voz quedó en Ronnie James Dio.

Rush es uno de esos grupos en donde las cosas funcionan con una perfección tal que cualquier intento de cambio dejaría el perfil musical del trío en las más horrendas penumbras, no me gustaría escuchar a Rush con otro guitarrista que no fuera Lifeson, por ejemplo, ellos tocan juntos desde 1974, aunque no es esta la formación original, lo es desde que el grupo grabó su primera producción profesional y nunca, desde entonces, han cambiado de elementos. Pero eso lo han hecho otros grupos, mantenerse vigentes después de tantos años es importante, pero más que eso, la gracia consiste en mantener fresca su propuesta musical y Rush sigue proponiendo, su discurso musical se mantiene joven, actual, innovador. Yo escucho, por ejemplo, el disco “Hemispheres” de 1978 y me parece inmenso, adelantado a su época, soberbio, pero después escucho “Roll The Bones” de 1991 y me pregunto: “de dónde sacan tanta música estos tipos” y siguiendo en el curso lineal del tiempo, me poco a disfrutar del “Vapor Trails” del 2002 y me sigo sorprendiendo, y más aún, en el año 2007 editan el disco “Snakes and Arrows” y después en 2012 aparece el “Clockwork Angels” y la música sigue fluyendo con naturalidad, con cosas nuevas, con un discurso musical contemporáneo, nada repetitivo, porque no me dejarás mentir que hay grupos longevos pero que nos da la impresión de que ya dijeron todo lo que tenían que decir y se agotó la fuente de inspiración, a veces me suenan así los Rolling Stones, pero Rush no, ellos siguen haciendo música en el más estricto sentido de la palabra.

Rush, junto con The Cream; Emerson, Lake & Palmer y los italianos de Le Orme han llevado el concepto de trío hasta sus últimas consecuencias y quiero terminar citando las palabras de Kirk Hammett, guitarrista de Metallica que por cierto, tuvo la difícil tarea de sustituir a Dave Mustaine, en la banda de metal más poderosa del área de San Francisco: “¿Cómo es que tres tipos pueden tocar así?”

rodolfo_popoca@hotmail.com

 

 


Show Full Content
Previous Reformas estructurales en México propician la inversión extranjera: Lozano de la Torre
Next Municipio capital no permitirá ambulantaje en la FNSM

Comments

¡Participa!

Close

NEXT STORY

Close

Se realizan labores de apoyo en reparación del colector pluvial Casa Blanca, Aguascalientes

14/12/2018
Close