Sociedad y Justicia

Multan a constructora, pero no se cancelará la obra del centro comercial en exbalnerario Ojocaliente

  • Continuará la obra del Centro Comercial Adana a pesar de haber excedido la tala de árboles establecidos en el permiso otorgado por la Semadesu
  • La multa se entregará a la empresa a más tardar el viernes luego de haber analizado los árboles que fueron derribados con el tabulador de reforestación y tala

 

La obra del Centro Comercial Adana, el cual estará ubicado en las instalaciones del exbalneario Ojocaliente, no se cancelará a pesar de haber excedido la tala de árboles establecidos en el permiso otorgado por la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable (Semadesu).

“La autoridad que representamos como Medio Ambiente no tiene la autoridad de detener una obra de ese tamaño, porque en esa ocasión le tocaría a la Secretaría de Desarrollo Urbano si incluyeran otra situación, la parte de nosotros era cuidar los árboles”, informó el titular de Semadesu, David Ángeles Castañeda.

El secretario de Desarrollo Urbano, César Pérez Uribe, refirió que los permisos de la inmobiliaria Imagen Visión luego de haber sido autorizados no han presentado ninguna irregularidad, situación que no suspende la obra de construcción.

La falta cometida por la constructora consistió en la tala de más árboles de los permitidos y la omisión de la recomendación del proceso en que debían derribarse, en donde primero deben ser podados y luego cortarlos hasta el nivel del tocón para luego retirar las raíces con maquinarias.

“Nos solicitaron el derribo de 281 árboles, de esos 281 árboles se debían replantar 115 árboles y los demás debían pagar una compensación”, como compensación se solicita a la empresa que entregue al Vivero municipal mil mezquites con una altura de un metro, plantas que por sus condiciones tienen una mayor probabilidad de supervivencia y su costo varían entre los tres mil y diez mil pesos.

Ángeles Castañeda subrayó que de los 115 árboles que debían ser replantados, 35 quedaron de pie pero sólo 28 se identificaron en buenas condiciones, es decir, 80 árboles, que tenían la mayoría entre 35 y 40 años, fueron talados.

“Se traduce en que van a tener que pagar una multa por los árboles que tumbaron que se paga el doble que lo que debieron haber pagado al principio, además de que tiene que pagar un 50 por ciento más del valor por haberlos tumbado de esa manera”.

La empresa que ya fue notificada, recibirá la multa a más tardar el viernes luego de haber analizado los árboles derribados con el tabulador de reforestación y tala.

Semadesu estará atento a que cuando se coloque la plancha de asfalto se utilice adocreto, que es un concreto que permite que el agua se filtre y adopasto, que son unas placas de concreto geométricos que permiten el crecimiento de pasto, “es una recomendación que les estamos haciendo por la permeabilidad del agua que tiene ese lugar”.

 

 Foto: Gilberto Barrón

The Author

Tania García

Tania García

No Comment

¡Participa!