Deportes

Sin nervios frente a la primera temporada como mánager, asegura Leo Rodríguez

  • Ante todo el beisbol es un deporte familiar, no hay problemas en las tribunas, no hay un ambiente peligroso
  • 14 lanzadores y 14 bateadores entran al presupuesto de Rieleros. La falta de pitchers es un problema resuelto

 

 

Sencillo, acomodado en un sillón, Leo Rodríguez prefiere guardar silencio cuando se le insiste en que mencione a los deportistas que alguna vez pasaron por sus manos. Sólo el nombre del bombardero Erubiel Durazo logra filtrarse a la plática.

Con más de 30 años metido de lleno en los parques, el nuevo mánager de Rieleros de Aguascalientes se declara listo para iniciar, este 2 de abril, ante Vaqueros de la Laguna, la temporada 2014 de la Liga Mexicana de Beisbol.

36 jugadores participan de la pretemporada; obligadamente el equipo deberá prescindir de algunos. Habrá espacio para 14 pitchers y 14 bateadores.

La cantera, destaca, siempre es fundamental:

“Tenemos muchachos de 18, 20, 21 años que han estado en el proceso, muy interesantes. Considero que vamos a darle una sorpresa a la afición de Aguascalientes presentándole sangre nueva. Todas las organizaciones de beisbol profesional tienen sus fuerzas básicas, no me gusta mencionar ese término, nosotros decimos sucursales, cuando oigo ‘fuerzas inferiores’ me siento muy mal”.

–Nos hablaba de cinco prospectos, ¿entre ellos hay locales?

–Tenemos elementos de provincia; hay un par de chamaquitos que están haciendo sus pininos en beisbol, hay un muchachito apellidado Cervantes, es de aquí cerca (Gómez Portugal). Tenemos otro local, se llama Miguel Villalobos.

–¿En qué se fija para decir que alguien es buen jugador?

–Este deporte es para atletas. Como buscador de talento necesitas establecer que la mejor habilidad de un jugador de posición debe ser su velocidad, después tienes que buscar la potencia del brazo, la habilidad fildeando, la habilidad bateando. Es muy complicado el beisbol, no es tan fácil como otros deportes.

Cada punto del empastado solicita distintas fortalezas: un catcher y un tercera base no precisan explosividad, pero sí fuerza.

–¿Cuándo se decide quién se queda y quién se va?

–Yo quisiera que esa fecha se prolongara lo más que se pudiera. Es uno de los días tristes, cuando tienes que decir: muchacho, no estás listo todavía, tienes que regresar a la sucursal. El que tiene que dar la cara es uno, ese es el problema del día del corte.

Durante el invierno tuvo lugar “una gran labor” en Rieleros. Los elementos de los que se careció en distintos momentos de la temporada anterior ya fueron rastreados por el scout José Juan López.

“Básicamente consiguieron pitchers, eso va a ser la clave para que el equipo este año logre la calificación y posteriormente, con un poquito de suerte, lleguemos lejos”.

Rodríguez dio una vuelta a la polémica que en la entidad siempre desata la comparación entre el futbol y el llamado Rey de los deportes.

No obstante dijo que “la fanaticada del beisbol es de gente muy conocedora, tiene muchos años viendo beisbol, son leales, la verdad sorprende que apoyan aun cuando las cosas no están saliendo del todo bien. Eso fue lo que detecté el año pasado, el parque siempre estuvo presentando una buena entrada; la gente iba a lo suyo, les gusta el deporte, aplauden jugadas del equipo contrario, es satisfactorio jugar en una plaza donde la gente conoce”.

–Esta será su primera temporada como jefe del equipo. ¿Está nervioso?

–Nervioso no, al contrario. Estoy bien relajado porque sé el grupo de jugadores que tengo, sé la calidad de la organización, sé la forma en que han llevado las cosas, eso me da mucha tranquilidad.

Los ingredientes para presentar una novena consistente y competitiva en una temporada con 113 juegos, refirió, están sobre la mesa.

–Usted tiene una trayectoria importante dentro del beisbol. ¿Qué le aportaría a los muchachos?

–Estamos hablando con ellos todos los días, uno trata de inculcar, como siempre, buenos hábitos, hábitos de trabajo, siempre estamos hablando de algo. Con la experiencia que uno tiene ayuda a todo ese talento joven en determinados ajustes, tanto en la disciplina como en su vida privada, porque para eso estamos todos los técnicos.

Además de comandar a los 36 beisbolistas de pretemporada, el mánager hace lo propio con seis coaches.

–¿Dónde es más difícil dirigir, en el vestidor o en el campo?

–Siempre necesitas mantener armonía en el vestidor, necesitas buen ambiente, eso relaja al jugador. Cuando el líder está nervioso, un poquito fuera de lugar, eso se transmite al jugador cuando sale al terreno… Todo mundo contento, todo mundo a gusto, eso te da relax para jugar a la pelota.

“Este jueguito”, sostiene el mentor de varias figuras de Ligas Mayores, tiene mucho de mental: si estás bien acá arriba, tienes muchas probabilidades de ganar, cuando no tomas las cosas de esa manera, tienes problemas.

Relata que una de las fases complicadas es la de enseñar a sentir el deporte.

“Uno quiere enseñarles a que conozcan el juego con profundidad, hay elementos, en beisbol profesional, que tienen muchísimos años jugando y en ocasiones parece que no lo conocen, qué es lo que deben hacer en una situación determinada. Es complicado el juego”.

Correr, fildear, tirar, batear con poder y saber pensar serían las herramientas para ganar partidos.

A ojos del mánager la Zona Norte, en la cual se desarrolla Rieleros de Aguascalientes, es “muy pareja” cuando se habla de competitividad. Los locales estarán acompañados por Acereros del Norte, Diablos Rojos, Toros de Tijuana, Saraperos de Saltillo, Sultanes de Monterrey, Broncos de Reynosa y los citados Vaqueros de la Laguna.

El parque Alberto Romo Chávez tendrá actividad entre abril y junio.

Leo Rodríguez extendió un mensaje para el público, dijo que “ante todo el beisbol es un deporte familiar, no hay problemas en las tribunas, no hay un ambiente peligroso. Invito a toda la gente a que nos apoye este año, ojalá se puedan dar una vuelta, que vean que el equipo está trabajando duro todos los días”.

 

Foto: Gerardo González



The Author

Carlos Alonso López

Carlos Alonso López

No Comment

¡Participa!