Opinión

China e India, los vencedores / Taktika

El Kremlin, Moscú. Federación Rusa. 18 de marzo de 2014. El presidente de Rusia, Vladimir Putin, con motivo de la anexión de Crimea a su país, envía un mensaje cargado con alto contenido geopolítico y geoestratégico cuando dice: “Estamos agradecidos con el pueblo de China, cuyo liderazgo ve la situación en toda su integridad histórica y política”. El zar global concluye su alocución de la siguiente manera: “Apreciamos la moderación y objetividad de la India”.

La escena arriba descrita sirve como prefacio al presente artículo, el cual pretende mostrar al amable lector por qué China e India han resultado los vencedores, geopolíticos y geoestratégicos, en el juego de tronos protagonizado por Rusia y Occidente.

Los tentáculos mediáticos de Occidente -Los Estados Unidos y la Unión Europea- han lanzado una campaña que pretende hacer creer a la opinión pública mundial que Rusia “sufrirá un castigo ejemplar” por su “aventurerismo” en la crisis por la Crimea.



Nada más falso, pues una guerra comercial entre los rivales tendría consecuencias devastadoras tanto para Rusia como para la Unión Europea, la cual depende fuertemente de los recursos energéticos rusos. Por ejemplo, la agencia de noticias Reuters reveló que el Reino Unido -“el fiel aliado de Washington”- comenzará a comprar directamente gas ruso a partir de octubre.

Más todavía, Rusia posee 164 mil millones de dólares en bonos del tesoro de la Unión Americana. Además, la ruta más segura para evacuar a las fuerzas estadounidenses que combaten en Afganistán es a través de ¡Rusia! Por último, la Federación Rusa lanzará su propio sistema de pagos para evitar depender de las tarjetas de crédito estadounidenses.

Lo anterior, no significa que Moscú vaya a salir incólume: el índice de la Bolsa de Valores de Moscú ha caído un 11 por ciento desde el inicio de los problemas en Crimea y más de 70 mil millones de dólares han salido de Rusia en los tres primeros meses del 2014.

La miopía estratégica de Barack Obama y sus asesores en materia de política exterior y seguridad nacional parecen empujar a Rusia a los brazos de los gigantes asiáticos, China e India, lo cual debilitará la posición estadounidense en la región Asia-Pacífico pues los precitados países podrán exigir mejores tratos en sus negociaciones con el águila estadounidense, por lo que a continuación se describe.

China se abstuvo de votar en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas contra Rusia. Por ello, Vladimir Putin, en un intento por mitigar cualquier turbulencia económica provocada por las sanciones occidentales, viajará a Beijing en mayo, donde posiblemente firmará un mega-trato energético con los chinos. Además, los rusos quizás accederán a vender sus sofisticados cazabombarderos SU-35 a su socio asiático.

Asimismo, durante la reunión que sostuvo el presidente Xi Jinping con ese pusilánime que recorre Europa, Barack Obama, aprovechó para cuestionarlo sobre los reportes filtrados por el New York Times y Der Spiegel respecto a que la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés), había espiado al gigante de las telecomunicaciones chino, Huawei.

Barack Obama, el Paris Hilton de la política mundial, le dijo a Xi que “los Estados Unidos no realizaban actividades de espionaje para ganar ventajas comerciales”. El escribano se imagina que esta respuesta desató una avalancha de carcajadas en Beijing.

Por otra parte, Putin envió a su asesor político, Igor Sechin, a Delhi el lunes 24 de marzo. Moscú pretende concluir la venta de dos reactores nucleares a la India. Además, ofrece la posibilidad de que las compañías energéticas de la India puedan participar en el lucrativo mercado ruso. Finalmente, tras visitar la capital indostana, Sechin proseguirá con visitas a Corea del Sur, Japón y Vietnam en un claro esfuerzo por diversificar las opciones comerciales de los moscovitas.

En su libro, Rumbo a Tartaria, el geopolítico y escritor de viajes estadounidense, Robert D. Kaplan, entrevista a Sylviu Brucan, exasesor del dictador rumano Nicolae Ceausescu, quien le dice: “Hay una superpotencia (Estados Unidos) y cuatro potencias importantes: la Unión Europea, Rusia, China y Japón. Las coaliciones de tres de estas cinco potencias dominarán los asuntos del mundo. Es matemático”.

El escribano cree que a la ecuación mencionada habría que agregar a Brasil e India para reflejar la nueva realidad mundial.

Finalmente, cuando Kaplan le inquiere sobre Rusia, Brucan afirma: “Es un viejo imperio y se desenvuelve bien en situaciones de debilidad”. Mr. Obama you had better read this!

Aide-Mémoire.- Agradezco la cobertura informativa del VI Foro de Diplomacia “Jesús Terán Peredo” efectuada por nuestra casa editorial, La Jornada Aguascalientes.

 

*Colegio Aguascalentense de Estudios Estratégicos Internacionales, A.C.

 

The Author

Soren de Velasco Galván

Soren de Velasco Galván

No Comment

¡Participa!