09/07/2020


“To the Power of the Three” es un álbum del año de 1988 de un grupo improvisado, y la verdad intrascendente, integrado por Keith Emerson en los teclados, Carl Palmer en la batería, estos dos, como grupo o solistas, son una afortunada realidad en el rock progresivo; el trío lo completa el bajista y cantante Robert Berry, es algo así como aquel otro proyecto llamado Emerson, Lake & Powell, con el gran baterista Cozy Powell sustituyendo al virtuoso Carl Palmer, digámoslo en término musicales, son variaciones sobre un tema original, y el tema original es, por supuesto, el trío inglés Emerson, Lake & Palmer.

Bien, pues toda esta introducción es para justificar el nombre del Banquete de esta semana, “To the Power of the Three” (Al Poder de los Tres), aunque en realidad no es al disco en cuestión de lo que me quiero ocupar, de hecho, el disco lo compré en su momento, más por la admiración que me merece Keith Emerson que por el valor musical que éste contiene. De lo que quiero platicar contigo es del poder que surge de la unión de tres músicos trabajando en una misma dirección y con un mismo propósito, pero especialmente me quiero referir a aquellos que han llevado el concepto de “Trío” hasta sus últimas y más radicales consecuencias. No pretendo hacer una lista de los mejores tríos de rock, sería muy ingenuo si pretendiera algo así, sólo quiero compartir contigo algunos de los que me gustan más, seguramente pasaré por alto uno de esos imprescindibles, pero correré el riesgo.

Definitivamente el rock progresivo es uno de los lenguajes que más disfruto dentro del generoso eclecticismo del rock, así que por estos rumbos iniciaré. En orden de jerarquías habré de mencionar a dos: Emerson, Lake & Palmer y Le Orme, Le Orme y Emerson, Lake & Palmer, no importa el orden sino la música que hacen. Del trío inglés, con Keith Emerson en el piano acústico, él es un gran pianista, de hecho compuso un Concierto para Piano y Orquesta grabado originalmente con la Filarmónica de Londres, la dirección del maestro John Mayer y el mismo Keith Emerson como solista. También toca el órgano Hammond, pero su identidad como músico tiene mucho que ver con el sintetizador análogo, es como su rúbrica. Keith Emerson viene de otro grupo británico de rock progresivo llamado The Nice. El bajista y cantante, eventualmente también toca la guitarra Greg Lake, participó anteriormente en algunos de los discos de King Crimson. El baterista es Carl Palmer, anteriormente con Atomic Rooster y después de Emerson, Lake & Palmer se integró a Asia, un auténtico dream team del rock.

Emerson, Lake & Palmer son responsables de algunas auténticas joyitas en el rock, por ejemplo, su primer álbum homónimo, “Brain Salad Surgery”, “Trilogy”, su arreglo para la obra de Mussorgsky “Pictures at an Exhibition” y el “Tarkus”.

Vamos ahora con los venecianos de Le Orme integrados por el baterista Michi Dei Rossi, el bajista y cantante Aldo Tagliapietra y el pianista y tecladista Tony Pagliuca . Sus primeros cuatro discos son una de las mejores cosas que le han sucedido al rock progresivo: “Collage”, “Uomo di Pezza”, “Felona e Sorona” y “Contrapuntti”.

De hecho, encuentro una similitud entre estos dos tríos, el inglés y el italiano, en ambos casos hay un pianista-tecladista virtuoso en quien descansa gran parte del peso de la música, con un manejo exquisito del órgano Hammond y del sintetizador análogo. En ambos casos hay un bajista cantante que suele tocar la guitarra y ambos tríos con bateristas demoledores, potentes y virtuosos. Me atrevo a decir que estos dos son mis tríos favoritos, pero no quiero descalificar a otros que me llenan por completo, claro, entre ellos los canadienses de Rush, siempre lo he considerado como un grupo perfecto, equilibrio total: Geddy Lee en el bajo, teclados y voz; Neil Peart en la batería y Alex Lifeson en la guitarra. Dime, amigo lector, ¿en dónde está el punto débil?

Pero ¿cómo no mencionar a la Jimi Hendrix Experience?, imposible encontrar mejor compañía para el mejor guitarrista de rock: Mitch Mitchell en la batería y Noel Redding en el bajo. Aunque el bajista Billy Cox y el baterista Budy Miles formaron con Hendrix una muy solvente Banda de Gitanos, la Experiencia ha sido uno de los mejores y más poderosos tríos en la historia del rock. Y ya que hablamos de solvencia y poder en el rock, imposible no mencionar a The Cream, con una de las más fértiles y antagónicas secciones rítmicas, Jack Bruce en el bajo y Ginger Baker en la batería; sus frecuentes discusiones solían terminar en desagradables pleitos, y el guitarrista Eric Clapton simplemente se cansó de ser el intermediario y el grupo se disolvió.

Entre otros grandes tríos en el rock es justo citar a ZZ Top de Texas con algunas buenas producciones como “Tres Hombres”, “Fandango” y “Río Grande Mud”. Nirvana dentro del grunge devolvió al rock esa esencia salvaje que se había endulzado en los años 90’s. Después de la muerte de Kurt Cobain, el baterista de Nirvana, David Grohl, paralelamente con Foo Fighters formó un trío muy interesante llamado Them Crook Vultures con el guitarrista de Queens of the Stone Age, Josh Homme, y el ex bajista de Led Zeppelín, John Paul Jones. En el 2009 editaron su álbum homónimo, y según tengo entendido, hay una segunda producción que lamentablemente no conozco, pero si no has escuchado ese disco, no pierdas tiempo y consíguelo, tu fonoteca no estará completa hasta que lo tengas en tus manos.

 

rodolfo_popoca@hotmail.com

 

 

Vídeo Recomendado


Show Full Content
Previous Nueva Humanidad (Fin de la serie) / Tlacuilo
Next SOS: se pierden los niños

Comments

¡Participa!

Close

NEXT STORY

Close

Inicia Jornada de Reforestación

15/08/2016
Close