INE: maquillaje para la democracia / Valor público - LJA Aguascalientes
18/07/2024

El 28 de enero de 2014, el presidente Enrique Peña Nieto promulgó la nueva reforma política que había sido decretada el 22 de enero de 2014 por la Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión, y que el Diario Oficial de la Federación publicó el 10 de febrero de 2014. Esta reforma constitucional creó al Instituto Nacional Electoral (INE) y jubiló al Instituto Federal Electoral (IFE) luego de 23 años de servicio. El nuevo contrato electoral contempla la reelección de alcaldes y legisladores hasta por 12 años continuos.

Tal y como lo estipula el Decreto, el INE tendrá bajo su responsabilidad la organización sucesiva de las elecciones federales a partir de 2015, y la designación o remoción de 7 consejeros estatales que integrarán los 32 organismos públicos locales (OPL); en cuanto a la organización de los comicios de gobernador, munícipes y diputados al Congreso Local, ese Instituto funcionará prácticamente igual al IFE, debido a que la responsabilidad de conducir los comicios locales procederá sólo previo Convenio con las autoridades locales competentes (gobernadores) y el voto de por lo menos 8 miembros del propio Consejo General del INE.

En la práctica seguirán funcionando dos organismos públicos; uno de carácter federal, cuyo Consejo Local de Aguascalientes tomó protesta el 7 de abril pasado, y otro de carácter local (el Instituto Estatal Electoral) cuyos integrantes de su Consejo General, al haber concluido su mandato constitucional local en marzo de 2014, permanecerán temporalmente en sus cargos amparados en la regla del artículo Noveno Transitorio de la propia reforma, que a la letra dice: “el Consejo General del Instituto Nacional Electoral designará a los nuevos consejeros de los organismos locales en materia electoral, en términos de lo dispuesto por el inciso c), de la fracción IV, del artículo 116, de esta Constitución. Los actuales consejeros continuarán en su encargo hasta en tanto se realicen las designaciones a que se refiere el presente transitorio”.

Desde mi punto de vista, la reforma política-electoral de 2014 se apega al espíritu del federalismo mexicano y evita caer en un “decreto centralista”; sin embargo, por esa razón no se cumple, en sus extremos, con el Compromiso 90, último párrafo, del Pacto por México, el cual señala la pretensión (centralista) de “crear una autoridad única y nacional que organice elecciones federales, estatales y municipales”. El nuevo INE no será la “autoridad única electoral”, pues para poder intervenir en la organización de los comicios de gobernadores, munícipes y diputados al Congreso Local, deberá contar con la aprobación de 8 de sus consejeros y pactar un Convenio con las autoridades competentes (gobiernos locales), para poner en práctica su “facultad de atracción”.

Posiblemente con el arribo del INE habrá una mayor coordinación operativa electoral en materia de capacitación, integración de funcionarios de casillas, y fiscalización del gasto del propio INE y los OPL, además de los partidos políticos; sin embargo, el gasto público se incrementará al prevalecer las dos estructuras de organización de elecciones, que eventualmente podrían concurrir en algunas actividades del proceso electoral.

Al INE se le incrementó el número de consejeros (de 7 a 11), lo mismo a los OPL (de 5 a 7), esto se traducirá en un mayor gasto para su actuación; se ha fortalecido su función Fiscalizadora y la transparencia en el ejercicio del gasto de los partidos; ejercerá la facultad de atracción de los comicios locales, a petición de las autoridades competentes; podrá conducir la elección de las dirigencias y candidatos de los propios partidos políticos, a petición de estas instituciones; deberá inv;estigar el Procedimiento Especial Sancionador y verificará la legalidad de la Propaganda Institucional que difunden los gobiernos.

Por lo pronto, el nuevo Consejo General del INE se integró a partir del 4 de abril de 2014 con 11 consejeros nacionales. Por 9 años podrán permanecer en la Presidencia del organismo el Licenciado Lorenzo Córdova Vianello, y tres de sus consejeros electorales: Adriana Margarita Favela Herrera, José Roberto Ruiz Saldaña, Ciro Murayama Rendón. Serán consejeros hasta por seis años: Marco Antonio Baños, Enrique Andrade González, Alejandra Pamela San Martín, y Benito Nacif. Y hasta por tres años: Beatriz Eugenia Galindo, Arturo Sánchez Gutiérrez y Javier Santiago Castillo.

Actualmente se analiza una Ley General Electoral en el Congreso de la Unión, la cual debe incorporar las nuevas reglas de competencia para los comicios federales y locales. En correspondencia, el Congreso del Estado de Aguascalientes está obligado a diseñar una nueva Ley Electoral Local que rija las elecciones de 2016. La nueva norma Electoral de Aguascalientes deberá contener reglas para la “reelección” de legisladores y presidentes municipales; y posiblemente incorporará el régimen de existencia de Partidos Políticos Locales y los diversos procesos electivos de Participación Ciudadana.

El maquillaje alcanzó para todos.


 

[email protected]

@davidperezcall1

 

 


Show Full Content
Previous Una flor y un pensamiento / Tlacuilo
Next 1982 / H+D
Close

NEXT STORY

Close

El papa Francisco: la estrategia de decir verdades y que sean bien recibidas / De Política, una Opinión

14/02/2016
Close