La gente buena también es diversa / Un cuarto propio – LJA Aguascalientes
25/09/2020


 

 

El pasado jueves 24 de abril en este mismo diario, La Jornada Aguascalientes, apareció una noticia bastante lamentable: Dentro de la Base Volcán se cuenta con 6 celdas, se divide en 3 para hombres adultos, 1 para mujeres, 1 para menores en observación y 1 para personas homosexuales. Una nota de la reportera Tania García.

Son lamentables, insisto, las declaraciones vertidas por el director del área de Justicia Municipal del Ayuntamiento de Aguascalientes, Juan Pablo Gómez Diosdado, después de ese día, de lo evidente, de la incapacidad de estos personajes en áreas tan sensibles para la ciudadanía, resulta que el titular de la Comisión Estatal de Derechos Humanos en Aguascalientes (CEDH), Jesús Eduardo Martín Jáuregui, hace una visita sorpresa y pese a la separación no encuentra ningún atropello a los derechos de las y los detenidos. Como siempre el arreglo político. El pacto entre caballeros hace caso omiso a eso que está a la vista de la sociedad y desde luego de quienes pertenecen al grupo amplio de la diversidad sexual.

Desafortunadamente la política partidista ha contaminado todos los espacios, los puestos y cargos en los gobiernos municipales, estatales, comisiones, programas nacionales, institutos, etc, se dan por acuerdos y repartideras partidistas y no por conocimientos y habilidades desarrolladas. Sólo así nos explicamos que ambos personajes omitan y avalen una práctica a todas luces discriminatoria.

Por un lado Juan Pablo Gómez Diosdado declara a la reportera: En esta celda ingresan toda la comunidad LGBTTTI, es decir todos los gay, transexuales, travesti, transgénero, de igual manera se incluyen a lesbianas, “sí se les confina en esa celda a todo ese grupo (…) cuando cae también una mujer de este tipo, se le separa para que no esté con las mismas mujeres, que también, incluso, se presta a malas interpretaciones”.

Y sólo otra ineptitud sale a declarar que no hay ninguna violación de un funcionario público por estas acciones, vaya usted a saber si sea ineptitud o ignorancia o de plano ya una mala actitud, pero en este caso concreto la lesbofobia al mencionar: “una mujer de ese tipo” refleja concretamente el estigma bajo el cual nos tienen a las mujeres lesbianas. Y así durante toda la entrevista no deja de proyectar lo que llamamos homo, lesbo y transfobia. Pese a todo lo anterior, no hay recomendación de la CEDH, ni siquiera un llamado de atención público a quien promueve la discriminación y alimenta la homofobia.

Lo altamente preocupante es que esta omisión se dé justo en dos áreas que debieran ser las más sensibilizadas en torno a los derechos civiles y humanos de todas las personas, la justicia municipal y los derechos humanos. ¿Qué más nos podemos esperar de quienes como política aceptan la separación por causas inherentes a las personas?

En Aguascalientes prevalece una política conservadora, eso ya lo sabemos porque ha quedado demostrado continuamente, la doble moral de la que se hace despliegue en la Feria de San Marcos no deja duda de lo absurdo y trillado, de la ruptura entre el decir y el hacer de quienes nos gobiernan a nivel municipal y estatal. Por un lado sus discursos sobre promover los valores, las fotos en los medios asistiendo a misa, los temas sobre sexualidad a la mayor discreción posible, y del otro lado una feria como fiesta central de un estado plagada de la promoción para el consumo de alcohol, absolutamente permisible en las formas de venta, en las edades de quienes lo consumen y con el alcohol un tráfico fuerte de drogas que circulan entre las calles demarcadas para esta celebración. Nada nuevo, nada que ellos no sepan pero eso sí como toda clase política sumida en la hipocresía de los asuntos de la sexualidad, ni tocarlos o mejor dicho, hay que separarlos.

La excusa de esta separación es “proteger” a la diversidad sexual quienes pueden ser víctimas de la agresión de las personas alcoholizadas y lo que yo digo es ¿por qué mejor no separar a las y los agresores y controlar esa celda? ¿No es que el personal de Justicia Municipal debería estar capacitado para contener y evitar la violencia en estas áreas de detención? Resulta bastante complaciente para quienes son agresores que ahora se les dé la exclusividad de no ser molestados y entonces encerrar por separado a toda aquella persona que le desate la ira. Vaya idea de prevención de la violencia que tienen estas autoridades, mejor reafirman la violencia como un acto natural, incontrolable y lo justifican bajo los efectos del alcohol, antes que desmontar una práctica naturalizada profundamente machista como la violencia y poner de forma concreta un alto, un cero tolerancia al acoso y discriminación que se vive en la zona de justicia municipal.

No es un asunto de discriminación positiva porque no están reafirmando a favor de la diversidad ningún derecho, para que luego no nos vengan con ese cuento. Separar, excluir, no dar acceso, limitar derechos es un acto discriminatorio. Y la discriminación responde a una forma de pensar, a una creencia, un supuesto, una falsa idea y eso es el estigma, una marca social que se pone en las personas a partir básicamente de la ignorancia.

Y esto es sólo una pequeña prueba del ambiente que se vive en estas dos dependencias, imagínense ustedes lo que es trabajar al amparo de dos personas que piensan que separarnos por nuestras diferencias es lo más natural.

Mi correo:[email protected]

Vídeo Recomendado

Show Full Content
Previous Aquí están las respuestas de EPN a Alfonso Cuarón
Next La fuerza del Oscar / De imágenes y textos
Close

NEXT STORY

Close

Cerca de 14 mil empresas se capacitan para prevenir accidentes laborales

01/12/2017
Close