Miguel León-Portilla: México es una tierra con historia - LJA Aguascalientes
19/08/2022

 

  • El INAH se ha ido haciendo, como el ser humano, como la sociedad. No nació ya hecho, se sigue haciendo, expresó el historiador
  • Reconoce la labor de Manuel Gamio, Lázaro Cárdenas, Alfonso Caso, Ignacio Marquina y Eusebio Dávalos

Gustoso por compartir los sucesos que conoció de cerca, el historiador, antropólogo, lingüista y filólogo, Miguel León-Portilla, participó este jueves en los festejos por el 75 aniversario del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), con una conferencia magistral en el Museo Nacional de Antropología, en la que recordó a los fundadores de este instituto creado en 1939.

Con el sentido del humor que lo caracteriza, el doctor León-Portilla hizo un recuento de los antecedentes del INAH, del papel de este instituto dentro de la administración del presidente Lázaro Cárdenas y de las personas que conoció entre los fundadores.

En el Auditorio Jaime Torres Bodet del Museo Nacional de Antropología, señaló que en México siempre ha habido un interés por conocer el pasado. La historia de México, dijo, no comienza con las cartas de Hernán Cortés o la historia de Bernal Díaz del Castillo, sino que hay una historia mucho más antigua y esa es la de los siete u ocho siglos a los que llegan los códices mixtecos y a los muchos más siglos a que llegan las inscripciones mayas, algunas casi contemporáneas con el principio de la era cristiana. México, sentenció, es una tierra con historia.

Mencionó como primer antecedente del INAH la fundación, en 1908, de la Escuela Internacional de Arqueología y Etnología Americana, donde estudió Manuel Gamio, quien terminó siendo director de esa escuela. “Manuel Gamio fundó la Dirección de Antropología. Nunca trabajó en el INAH, pero influyó determinantemente. Dejó una gran huella”.

El presidente Lázaro Cárdenas, abundó el historiador, retomó en cierta manera todo lo hecho por Gamio y asesorado por gente como Alfonso Caso, Daniel Cosío Villegas, Alfonso Reyes y muchos otros, por ley fechada el 31 de diciembre de 1938 y promulgada el 3 de febrero de 1939, creó el Instituto Nacional de Antropología e Historia, como parte de la SEP, pero con personalidad jurídica y patrimonio propios para realizar las funciones de exploración de zonas arqueológicas del país, vigilancia, conservación y restauración de monumentos arqueológicos e históricos.

“El primer director fue Alfonso Caso, quien echó a andar el instituto y la mejor manera fue incorporar lo ya existente. Yo admiro profundamente la figura de Gamio y la figura de Caso. Es uno de los padres fundadores de esta institución”, indicó.

A través de datos y anécdotas, León-Portilla contó que el arquitecto Ignacio Marquina fue el segundo director del INAH, quien impulsó los trabajos de restauración del inmenso patrimonio arquitectónico. Su trabajo fue retomado por Eusebio Dávalos, a quien le tocó consolidar a la institución y la creación del Museo Nacional de Antropología, lo que le dio un nuevo impulso al instituto.

“Da gusto pensar cómo la semilla que sembró Lázaro Cárdenas con Alfonso Caso ha sido este instituto que ha ido creciendo. Mi intención ha sido mostrar que aquí ha habido una conjunción de maestros que se han dedicado a México, que es una institución tan grande como los dos millones de kilómetros cuadrados de nuestro país”, puntualizó.


María Teresa Franco, directora general del INAH, recordó que desde su nacimiento, en 1939, el instituto incorporó las mejores tradiciones que México venía construyendo en torno a la valoración de nuestras más antiguas identidades y a la investigación, conservación, a la docencia en sus especialidades y a la difusión del patrimonio cultural.

“Su creación, en tiempos del presidente Lázaro Cárdenas, reunió no sólo a los representantes de dichas tradiciones, sino a una pléyade de hombres y mujeres que habrían de dar personalidad y orientación a este instituto”, dijo al acompañar, junto al arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma y César Moheno, secretario técnico del INAH, la conferencia magistral de Miguel León-Portilla.

Con información de Conaculta


Show Full Content
Previous La interferencia en el trabajo legislativo sólo daña al estado, dice Ortega Valdivia
Next Revira González de Luna: Consejo de la Judicatura debería elegir a los magistrados, no el Congreso
Close

NEXT STORY

Close

La Purísima… Grilla: Árboles caídos

06/02/2020
Close