DeportesOpinión

Es una putada: El fracaso de la Selección

 

Es una putada, porque eso quiso decir Miguel Herrera cuando dijo que todos los partidos, México estuvo contra los árbitros y contra las circunstancias, eso quiso decir, y quien no lo entendió así, pues que nos diga qué entendió, pero es una putada que con dos goles más contra Camerún y el penal no marcado contra Croacia, México hubiera enfrentada a Chile, y mínimo la cruda sería en domingo y no en lunes.

Es una putada que en un sólo hombre, sea Robben, el árbitro, Márquez, el Piojo u Ochoa dependa la felicidad de millones de habitantes, leí en un artículo de un hijo Krause que países de la CONCACAF o de la CONMEBOL disfrutarían más de un campeonato mundial que uno de tercer mundo como Alemania u Holanda, es injusto que esa felicidad de millones dependa de un hombre.

Es una putada que a los mexicanos nos apasione el fútbol, es una putada que nos paralice emocionalmente, laboralmente y mentalmente, es una putada que a los mexicanos nos duela tanto una derrota, que un presidente salga a demostrar un orgullo muy arraigado por los mexicanos, es una putada que tengamos que esperar 4 años para volver a vivir el mismo sentimiento, es una putada que México no pudo superar los octavos de final, es una putada que nos haga pensar que los mexicanos somos débiles mentalmente, mínimo más que los holandeses, es una putada que echemos culpas, que no reconozcamos errores tácticos y cobardías y miedos, es una putada que un grito y un ahogado sean más que Paz o que Orozco.

Definitivamente es una putada, no por grosería ni por homofóbico, pero no hay otra palabra para describir el coraje, odio, miedo, tristeza y hambre de sonreír por razones naturales e inexplicables como el futbol, que eso, que es una putada.

 

The Author

Carlos Aguirre

Carlos Aguirre

No Comment

¡Participa!