Cambio de ubicación de comerciantes no fijos, ha causado bajas ventas - LJA Aguascalientes
01/10/2022

  • Por temor a ser evacuados o afectados no han presentado quejas oficiales
  • Los comerciantes fueron colocados desde el pasado 1 de agosto en áreas alternas a la Exedra, como el andador José María Chávez

Como cada año al llegar el mes de agosto, en Aguascalientes comienzan las peregrinaciones y los festejos religiosos entorno a la Virgen de la Asunción, específicamente en la catedral, ubicada en el Centro Histórico de la ciudad; esto conlleva a la vendimia comercial en la Plaza de Armas con más de 200 puestos no fijos. Este año, debido a las obras de remodelación de dicho espacio, los comerciantes fueron colocados desde el pasado 1 de agosto en áreas alternas a la Exedra, como el andador José María Chávez.

Este cambio de lugar ha causado bajas considerables en las ventas de los comerciantes por la falta de clientes, lo cual los mantiene con gran preocupación pues indican que no creen llegar a recaudar al menos la inversión del puesto. La mañana de ayer se realizó un pequeño sondeo entre los dueños y trabajadores de los puestos localizados a un costado y atrás de Palacio de Gobierno, de los cuales destacaron los siguientes comentarios:

Rosa, venta de ropa: “Está muy flojo, al menos no como tan bien como años pasados; empezamos el sábado y a pesar de que fue quincena no vendí ni 500 pesos, hasta el lunes logramos como poquito más de mil pesos cuando en otros años al día vendíamos al menos dos mil pesos. Aunque con la peregrinaciones el flujo de gente aumenta, nadien compra; está muy flojo”.

José, empleado de bolero: “El cambio nos afectó como en un 70 por ciento en las ganancias porque este espacio no está nada bien para las ventas, no es el adecuado porque la pasada (de la gente) sólo es por la mañana y ya en las tardes está bien solo”. En su caso los días siempre son muy variables, pero en otras ocasiones no bajaban de 15 clientes al día mientras que ahora no llegan ni a tres, “la verdad mi patrón no ha atenido ganancias, sino puras pérdidas de inversión”.

Comerciantes de gorditas michoacanas: “Mejor pregúntenos qué tan mal nos está yendo porque está muy mal esto. La ubicación es terrible porque está todo tapado y la gente no ve qué hay, ni viene para acá abajo, es un desbarajuste con las obras que no entregaron a tiempo y además abrieron el lugar equivocado, tenían que dejar libre la puerta de arriba para que hubiera más flujo de gente. Es que la gente no tiene dinero y los que tienen o pueden gastar algo pues no llegan hasta acá, se van sólo al frente”. A pesar de reconocer que el permiso no es caro (800 pesos aproximadamente), su inversión extra fue muy elevada, llegando a los 10 mil pesos entre la mercancía, el local y el transporte, por ello su preocupación de que con el cierre de la plaza principal no se logre recuperar al menos la inversión ya que en estos cinco días de colocados no han tenido más de cinco clientes al día.

Don Jesús Hernández, comerciante de barro y talavera: “A todos nos está yendo muy tranquilo. Antes, cuando estábamos atrás de la Exedra, nos iba rebién, al menos ganábamos unos 400 pesitos al día”. En su caso, el permiso de colocación le costó 700 pesos, por un lugar de tres metros, cuando antes obtenía, por el mismo costo, un metro más; sin embargo, por estar ubicado atrás de Palacio de Gobierno, decidió conseguir un préstamo de espacio de un metro y medio más hacia la orilla de la plaza, “aquí al menos me ven, allá no, ni para qué me desgasto”. Aun con el cambio de lugar, sus ganancias de estos días no han subido de los 200 pesos.

Comerciante de cintos, cuero y juguetes: “Llevo 27 años en el negocio y es el primero que me preocupo porque nomás no vendo”. A él le costó mil pesos el espacio, que es un poco mayor que los anteriores, pero con la colocación y transporte más mercancía llegó a invertir casi seis mil pesos, “cómo no estar asustado si a como vemos la situación no creo que podamos recuperar lo invertido”. El comerciante agregó que en un inicio se les había informado que todo el corredor sería exclusivo para los comerciantes, pero la realidad fue otra pues abrieron una zona pequeña más cercana a la catedral que causó que pocos peregrinos lleguen hasta el andador.

A pesar de las quejas las autoridades correspondientes no se han acercado, y los comerciantes, por temor a ser evacuados o afectados, no han presentado quejas oficiales; sólo esperan que conforme lleguen más peregrinos la situación cambie ya que requieren de buenas ganancias por el costo que les representará el regreso a clases de sus hijos.



Show Full Content
Previous Expo Canaco, no saben cuánto se va a ganar pero sí a gastar: 2.18 millones
Next Se quejan artesanos del Encino por comercio de productos chinos
Close

NEXT STORY

Close

El teatro permite expresar los deseos de los pueblos y sus aspiraciones de libertad

21/10/2018
Close