Organizaciones de la sociedad civil es un sector marginado en México - LJA Aguascalientes
20/07/2024

 

  • Carencia de espacios de participación de la sociedad civil para la toma de decisiones
  • El representante de la Cumbre Ciudadana manifiesta los 11 ejes dialogados a nivel nacional para el fortalecimiento del sector

Representantes de organizaciones civiles del estado, senadores de Acción Nacional, representantes del gobierno estatal en materia de desarrollo social y la presidente de la Comisión de Desarrollo Social del Congreso local, se reunieron con el representante de la Cumbre Ciudadana, Miguel Ángel de la Vega Arévalo, quien es director de Alternativas y Capacidades A.C., para dialogar una serie de puntos retomados el pasado mes de junio en la ciudad de Puebla sobre el desarrollo y fomento de la sociedad civil.

Posterior a la reunión privada, de la Vega Arévalo subrayó en entrevista que la situación en general de la sociedad civil en México es preocupante sobre todo por dos áreas principales; el primero sobre los derechos de las organizaciones e iniciativas fallidas como en Sinaloa, Veracruz y Puebla.

En segundo lugar el tema de los subsidios públicos que se otorgan por parte de los gobiernos locales y federal; el año pasado se reportó la entrega de alrededor de cinco mil 500 millones de pesos a organismos de la sociedad civil, de los seis mil millones que había en el 2012, sin embargo en la investigación de la Cumbre Ciudadana se encontró que más de la mitad de ellos llegan a organizaciones constituidas como paragubernamentales (tipo la Conade), “la mayoría no llegan con criterios claros, dictaminación ciudadana, reglas de operación, y muchos llegan de manera discrecional”, por lo que en realidad los accesos que tiene la sociedad civil son pocos.

Cabe destacar que los recursos públicos no son la principal fuente de la sociedad civil, para el 2012 se registraban más de 20 mil millones de pesos que provenían de fuentes privadas como donativos de empresas o concursos internacionales; sin embargo son parte de los derechos gubernamentales que se tienen y que no llegan en su totalidad por la falta de transparencia en la normatividad federal.

Otra de las preocupaciones es la carencia de espacios de participación de la sociedad civil para la toma de decisiones pues a pesar de que sí existen algunos contados, todavía la sociedad civil no participa en demasiados espacios y en los que se les da la oportunidad es de una manera más consultiva y no tanto para la toma de decisión, “en cierta manera somos un sector que aún es un tanto marginado”.

La Cumbre Ciudadana es un ejercicio que se hizo con poco más de 33 organizaciones de la sociedad civil de todo el país, con la finalidad de buscar la preservación de los derechos que a veces observan en riesgo, a partir de ella se han generado una serie de recomendaciones hacia la política pública tanto local como federal en materia de libertad y derechos de este sector, aunque de la Vega Arévalo aclaró que no es suficiente pues existe además un tema pendiente en el país que es el fortalecimiento de la sociedad civil.

“Fortalecimiento no debe entenderse sólo como los recursos sino también a todo lo que requiere una organización para su consolidación”, entre las opciones ofrecidas por la Cumbre se destacan los siguientes puntos: que los subsidios públicos sean entregados de manera equitativa y transparente, que las organizaciones de cualquier tipo sean reconocidas siempre y cuando tengan una intención no lucrativa y actividades reconocidas por la ley; así como el que este sector puedan gozar de otro tipo de incentivos como derecho a la información y facilidades en su constitución jurídica.

En suma, la Cumbre Ciudadana estará trabajando en todo el país para lograr el fortalecimiento de las leyes que puedan mejorar la situación de este sector a nivel nacional ya que en México es aún muy pequeño; el INEGI reporta a más de 40 mil organizaciones de la sociedad civil, lo cual es significativamente poco en comparación con su dimensión territorial; por ejemplo, en países como Argentina que tiene menos de la mitad de nuestra población, tiene más de 100 mil organizaciones establecidas y Chile con 15% de la población mexicana tiene cinco veces más, “la preocupación de la Cumbre Ciudadana es concretar un agenda que permita fortalecer once ejes fundamentales estratégicos”.


En dicha reunión se resumieron dos líneas de conclusiones, a nivel estatal en Aguascalientes la búsqueda de fortalecer la ley actual, ya que tiene un enfoque regulatorio a la sociedad civil que en la realidad ya no debe ser así, sino tener una ley que fomente a la sociedad civil con regulación para la transparencia, “se desprendieron una serie de recomendaciones para fortalecer esa legislación”, de manera que obedezcan a criterios de transparencia, equidad, dictaminación ciudadana, reglas de operación y recursos públicos que no sirvan a intereses partidistas.

A nivel federal, aprovechando la asistencia de los senadores panistas, se discutió la reforma a la ley de fomento federal, en específico al tema del registro de organizaciones civiles, que en este momento tiene más de 27 mil registradas; la existencia de un presupuesto carente en la comisión y un reglamento que no tiene mucha atribución para poder, en algún momento, dar de baja a organizaciones que ya no estén actualizadas.


Show Full Content
Previous Necesarias políticas públicas emanadas de las organizaciones civiles y los gobiernos
Next Déficit en la representación de organizaciones sociales ante la comunidad internacional