Dar para trascender - LJA Aguascalientes
16/04/2024

La paz es indivisible, pero no sólo es indivisible en lo político, sino también en lo económico, en lo social y en lo cultural

Discurso de toma de protesta de Adolfo López Mateos

La semana pasada me hicieron favor de invitarme a un programa de radio para dialogar -debatir- sobre el segundo informe de Enrique Peña Nieto. A la cita acudimos tres invitados. En el recuento del debate, la dinámica fue sobre descalificaciones a una serie de conjeturas realizadas por la concurrencia; hoy día la libertad de expresión no se le niega a nadie.

Sin duda hay un desencanto por el informe del presidente, para muchos. Para otros como siempre, es indiferente y bueno, para los que todo ha sido maravilloso.

En el informe que se presentó la semana pasada, se rescatan enunciados que representan distintas cosas: cifras, programas ejecutados, beneficiarios, obras realizadas, etcétera. Es evidente que cuando vas a informar, no presentas cuestiones que no has logrado -ni en la política ni en la empresa- y esto no es un justificante, porque sin presentar los logros no alcanzados, éstos se palpan en la realidad, que ésa informa más que cualquier video hecho por diseñador, digo, no he conocido galán que en la segunda cita, hable de sus defectos, esos con el tiempo se empiezan a notar. Me viene a la mente el chiste del camello que luego cuenta el gobernador Lozano, y que se refiere al vendedor de proyectos. En la administración de empresas se usa mucho la palabra promotor, cuando se habla de dirección o liderazgo y se refieren a una cualidad que implica el destacar las cualidades de un proyecto o producto (en el emprendedurismo es también muy notorio), supongo que al final del día, los gobernantes son más bien promotores: de proyectos, de ideas, de acciones, que integran una visión preestablecida de lo que quieren lograr.

Por otro lado, las reformas presumidas en el informe sí son un logro. De antemano y como ciudadano de a pie, le digo que muchas eran necesarias, por ejemplo la cuestión energética que le ha robado la atención a otras de relevancia, implica que al parecer alguien que ha estudiado la historia, ya se dio cuenta que el gobierno nunca ha sido un buen empresario. Para entender lo que escribo, quiero que piense en el empresario como un individuo que a veces tiene que pagar la nómina, sin haber vendido nada en su negocio, ese se hace creativo o se va a la quiebra. Bueno, con esa visión de sobrevivencia -que a muchos no les gusta- espero que la reforma energética intente meter a la industria petrolera y a la de las energías sustentables en una dinámica de competitividad, sin perder -como presume el informe- la soberanía en el petróleo, que es de todos los mexicanos, aunque a ninguno, alguna vez en su vida, le haya llegado el cheque por el reparto de las utilidades generadas, y en cambio, sí tendremos todos que absorber la deuda sindical que existe. Mire, si usted me pregunta sobre si eran necesarias las reformas o no, le contestaría con otra pregunta ¿Qué hubiera pasado si México se queda fuera del tratado de libre comercio con Estados Unidos y Canadá? Bueno pues trate de imaginar qué pasaría si seguimos así como estamos, creo que para bien o para mal, las reformas al menos implican una propuesta, ya veremos con el señor cronos si tenía razón el que las propuso. En segundo lugar, Peña Nieto le ha apostado a estas reformas, que parecen ser la joya de su informe, jugándose su capital político y su popularidad. Dicen los que saben que la popularidad del presidente cayó a un 51% de aprobación y que su desaprobación subió a 47% debido principalmente al tema económico, esto implica que uno de cada dos reprueba al presidente, y con la campaña en contra de las reformas, particularmente la energética, pues más. Aunque concibo como muchos que la popularidad es para los artistas, supongo que también habrá que concederles que en el bolsillo de la familia se sabe el progreso de un gobierno, pero a como va, también sugiero que revisemos al tiempo este tema. Así como le dimos la oportunidad a Calderón sobre la guerra contra el narco (que en mi opinión era necesaria) y así como le dimos a Fox la oportunidad de Oportunidades (que hoy se llama Prospera), requerimos darle “chance” a Peña Nieto con su propuesta, y ya veremos cómo le va (justo como dijimos con los anteriores presidentes, espero que bien por el bien de todos). Ya veremos.

Hay otros temas que se escapan de mi letra, pero que enunció: la seguridad pública, la lucha contra el crimen organizado, la lucha contra la corrupción y el medio ambiente, son temas que esperamos emerjan en la política pública porque con tanta consulta popular y tanta junta de firmas, se nos olvidan y también son importantes.

Finalmente, quiero tomar estas últimas palabras para agradecer a la lic. Fátima del Pozo, encargada del Servicio Social y Vinculación de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, que me invitara a dar una conferencia en el marco del “4to Foro Regional de Servicio Social: Dar para trascender” en el que pude compartir mis experiencias y dialogar con personas de muchos estados del país, sobre la necesidad de inculcar en nuestros universitarios una forma más responsable de actuar y comprometerse con su comunidad. Fíjese, si nos tomáramos más en serio el servicio social universitario, igual y andábamos participando más y criticando menos. Acciones y no opiniones es lo que se ocupa hoy.

[email protected]



Show Full Content
Previous Arde la ciudad ¿Y los bomberos? / Cocina política
Next Cambios por decreto
Close

NEXT STORY

Close

Presenta informe de actividades la Comisión de Equidad

03/09/2015
Close