La ciudadanía debe tener un mayor empoderamiento de espacios públicos - LJA Aguascalientes
27/01/2022

  • Línea Verde lo pudieron haber hecho los vecinos, el gobierno no tiene que hacer todo siempre
  • El fin del pasto sintético es meramente estético, no brinda ningún servicio ambiental: Semillas en Concreto

“El problema del pasto sintético es que no brinda ese servicio ambiental que sólo lo tienen las plantas vivas, que sería absorber el calor; además poner pasto está mal… es un costo ambiental y económico ¿solamente para que algo se vea bien?, en nuestra región hay muchas plantas adaptadas al semidesierto que es en donde vivimos, entonces si vivimos en el semidesierto ¿por qué se empeñan en poner pasto y palmeras que necesitan muchísima agua?”, comentó en entrevista para La Jornada Aguascalientes, Florencia Franco, integrante de Semillas en Concreto, una organización de jóvenes especializados en Ciencias Ambientales que se dedica a impartir talleres de huertos urbanos y, en general, de brindar información sobre la agricultura urbana.

Ellos comenzaron en octubre de 2010, “queríamos aprender a hacer esto, nos capacitamos con El Mezquite e íbamos de voluntariado a su huerto que está por el Picacho”, sin embargo, ellos tienen el huerto en el suelo, y al no contar con suelo destinado para un huerto en sus casas, los animaron a especializarse en la agricultura urbana.

“Nos empezamos a juntar en la universidad después de clases y a intercambiar experiencias, semillas, etcétera… Y luego nos capacitamos formalmente en agricultura urbana en San Miguel de Allende, nos dieron una beca y la condición era que a nuestro regreso, replicáramos ese taller; entonces dimos ese taller, a la gente le gustó, nos pedían pláticas y talleres chiquitos, y de repente ya en 2011 nos animamos a dar nuestros talleres en forma. Desde abril de 2012 a la fecha, cada mes impartimos un taller en Casa Semillas”.

Casa Semillas es el lugar en donde se reúnen y en donde decidieron colocar el huerto urbano: “Esta casa la rentamos y tuvimos suerte de que al señor le gusta lo que estamos haciendo, porque hay muchos lugares en donde simplemente te dicen: ‘No’. Le hemos cuidado la casa y tenemos una buena relación”.

Respecto a las pláticas y talleres, la integrante de Semillas en Concreto señaló que “las pláticas las damos gratuitamente porque son cortas, si vamos a dar un taller, por lo menos tenemos que recuperar lo del material y es una organización que tiene que subsistir de algo, de hecho no estamos constituidos como tal, tenemos que reunir fondos; hasta el momento nosotros no ganamos nada por esto, estamos trabajando porque creemos en esto y porque esperamos que a futuro constituirnos legalmente”.

–¿Cuál es el fin de su organización?

–Vivir de esto, no estamos buscando hacernos ricos, como chavos todavía vivimos con nuestros papás pero nos gustaría ver una ciudad, un país verde. Estamos muy desconectados del campo, ni siquiera sabemos de dónde provienen nuestros alimentos, es muy triste que no conozcamos la semilla de la lechuga, por ejemplo. ¿Cómo podemos estar tan desconectados de algo que hacemos todos los días, como es el comer?, entonces nos gustaría dignificar el trabajo de las personas que se dedican a la producción de alimentos y nuestro proyecto más próximo, en conjunto con El Mezquite, es crear esa red de consumidores y productores orgánicos y poderle ofrecer a la ciudadanía y a los productores una opción. Porque luego si quieres ser orgánico tienes que certificarte, cuesta años y mucho dinero, y pues mejor las personas optan por exportar ese producto; aunque México produce muchos orgánicos la mayoría se va del país, entonces nosotros de buena fe, capacitar a los productores y que ellos se comprometan a no meter pesticidas, ya después caminar a una certificación.

–¿Qué es una azotea verde?

–Azotea verde se puede referir a muchas cosas en general, no necesariamente tienen que ser plantas ornamentales o huerto, se suelen imaginar las personas que es siempre poner capas especiales y poder sembrar arriba de ahí, pero la verdad es que las casas no están hechas para eso, y además es muy caro. Nosotros presentamos una alternativa de aprovechar espacios dentro de casa, principalmente con materiales de reúso, por ejemplo, con rejas de plástico reciclado, tenemos cajones de madera que son de madera de embalaje o de segunda mano, tenemos un sistema de captación de agua de lluvia, igual es material que nos donó Lala y procuramos estar reutilizando; tenemos sembrado en cubetas, en huacales, que la gente puede tener a la mano”.

–¿Qué opinas respecto al anuncio de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable (Semadesu) de retirar el techo verde que tenían instalado?

–Nosotros conocimos el techo verde del edificio de la Semadesu, era similar al de nosotros, con macetas de autorriego; todavía no se han cambiado, apenas se van a cambiar, están en búsqueda. Lo que supe es que el dueño del edificio les comentó que ya no quería huerto precisamente por esto del mantenimiento y las filtraciones, realmente el tipo de macetas que ellos estaban usando no permiten que escurra humedad hacia el suelo, porque tiene un sistema que es como de doble fondo, en el cual abajo se almacena el agua, y tiene unas tiritas de tela que hace que ese exceso vuelva a subir a la tierra, además tienen unas salidas por si de plano es mucho el exceso de agua no se vaya a tirar. No sé si en temporada de lluvias haya estado derramando, lo que sí es muy probable es que en la parte de abajo de todas las macetas siempre se guarda tantita humedad, entonces es probable que eso haya humedecido el techo; los edificios lamentablemente no están diseñados para este tipo de cosas. Así como nosotros tuvimos suerte de que nuestro rentero nos deje, a ellos les tocó al contrario.

Florencia Franco agregó que más bien se trata de crear conciencia, si se hubiera tratado de llegar a un acuerdo con el dueño de la casa, como por ejemplo de darle de las hortalizas que se cultivaban al principio, tal vez el dueño hubiera accedido a dejar el techo verde.


“Lo que nosotros recomendamos al momento de poner macetas en una azotea, es que vayan siempre sobre los muros, para que la carga se centre en otros lados y así no haya problema, además abajo de las macetas puedes ponerle una maderita para que no se guarde la humedad y ya con eso estamos conservando el inmueble; nosotros tuvimos que impermeabilizar con un impermeabilizante de alto rendimiento”.

–¿Consideras que hay más pros que contras al momento de instalar un techo verde?

–Hay un término llamado azoteas cafés o grises, se refiere a techos que tienen mucha basura, y que es muy común en México, te asomas a la tuya y ves que tu vecino tiene madera y el tinaco no sirve, y fierros y así, cosas que también están guardando humedad y van a estar infiltrando agua a tu casa. Yo veo que hay muchas azoteas de eso y nadie se preocupa por ello; teniendo un sistema de riego adecuado, disminuyes la cantidad de infiltraciones, otro sistema es con ollas de barro sin barnizar, se entierra, la llenas con agua y solita va soltando lo que necesita la planta y la tierra, y no escurre, los problemas los puedes tener en tiempo de lluvias, pero hay casas que hasta presentan goteras”.

Reiteró que es un beneficio económico ya que ahorras: en un día puedes obtener de tu propio huerto las verduras para cocinar, además de que sabes de dónde provienen tus alimentos, sabes que están libres de químicos y brindas servicios ambientales.

La postura de Semillas en Concreto, en cuanto a la colocación de pasto sintético en camellones y bajo puentes en la ciudad, es que si bien es una alternativa para que las calles y avenidas se vean bien, no brinda ningún servicio ambiental; no permite que se infiltre el agua hacia el manto freático, y aunque los camellones no son muy significativos para la recarga de los mantos, es importante que por lo menos se tenga algo de eso dentro de las ciudades.

“Lo que nosotros pensamos es que la ciudadanía tiene que poner de su parte para proteger, cuidar y respetar las áreas verdes, para que así el personal no tenga que estarse desgastando en reponerlas porque ya se robaron las plantas, que el pedazo de pasto ya está pisoteado, siempre te ponen un paso en los camellones para pasar, respétalo. Eso nos da una perspectiva de que la ciudadanía no tiene un empoderamiento de los espacios públicos y eso sería lo que nosotros recomendaríamos, también el municipio se ahorraría muchos recursos si los locatarios se empeñan y dicen: ‘este es el frente de mi casa, tengo un área de jardín, entonces de vez en cuando voy a estar haciendo labores de jardinería, echándole agüita, que se vea bien, porque a final de cuentas es el espacio en donde vivo’, eso sería nuestra recomendación”.

Como ejemplo la Línea Verde, que era un espacio sin utilizar y el municipio aprovechó para convertirlo en un espacio de recreación; no es necesario que el municipio lo haga todo siempre, Línea Verde lo pudieron haber hecho los vecinos, y esos recursos los pudieron destinar a otro proyecto.

Otro problema del pasto sintético es que no brinda ese servicio ambiental que sólo lo tienen las plantas vivas, que sería absorber el calor, “además poner pasto está mal, si te vas a gastar el agua, pues mínimo que sea en otra cosa, ¿nada más para que se vea bonito? Es un costo ambiental y económico solamente para que algo se vea bien. En nuestra región hay muchas plantas adaptadas al semidesierto, que es en donde vivimos, entonces si vivimos en el semidesierto ¿por qué se empeñan en poner pasto y palmeras que necesitan muchísima agua?; mejor pones plantas, ni siquiera tienen que ser cactus como todos se imaginan, puedes poner plantas suculentas que no necesitan mucho riego y se ven muy bien, ellas tienden a tapizarlo todo, hay unas de colores verdes que tienen floración muy bonita, el problema es que son muy sensibles, si la ciudadanía tuviera el respeto por esos espacios, podrían poner quizás este tipo de plantas”, señaló la licenciada en Ciencias Ambientales.

Está también el efecto “isla de calor”, que se da cuando, debido a las grandes planchas de cemento en las ciudades, se concentra la radiación solar, aumentando la temperatura.

–¿Cuál crees que es el estado de las políticas ambientales en el municipio?

–Los veo avanzando porque, comparados con otros municipios, ni siquiera tienen una Secretaría del Medio Ambiente o se preocupan por el cambio climático; la administración pasada también instaló un huerto comunitario en Guadalupe Peralta, ahí están las señoras trabajando muy contentas, cuando se hizo el Plan Municipal de Desarrollo nos invitaron en la consulta ciudadana, dijimos nuestros puntos de vista, que hubiera más techos verdes y huertos comunitarios, ellos se mostraron receptivos. Ahorita van a meter un programa que tiene que ver con capacitación de huerto comunitario. Lo están haciendo bien, en general avanzando.


Show Full Content
Previous Para 2015, la Autónoma de Aguascalientes aspira a un presupuesto similar al de 2014
Next 1 de septiembre 2014
Close

NEXT STORY

Close

Debe permanecer la jubilación por años de trabajo y no por edad

14/10/2019
Close