Matrimonio igualitario / Un cuarto propio - LJA Aguascalientes
30/09/2022

En los pasados días ocurrió un suceso histórico para la diversidad sexual de nuestro estado, finalmente un acto que forma parte de una cascada de eventos que ha recorrido México iniciando por el Distrito Federal, el matrimonio que reconoce a las parejas del mismo sexo.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) dictó un fallo donde reconoce que el código civil existente en el estado de Aguascalientes es discriminatorio y ese acto viola la Constitución en su artículo tercero que habla sobre discriminación, la población perteneciente a la diversidad sexual es parte de la ciudadanía, del pueblo de México y no se debe ni puede discriminar, según este mismo artículo tenemos los mismos derechos que cualquier otra persona, sin importar nuestra orientación sexual.

El código civil en Aguascalientes al establecer que el matrimonio es entre un hombre y una mujer excluye las otras formas de relación distintas a las heterosexuales, por lo que discrimina y margina el derecho de las parejas del mismo sexo a una ciudadanía igualitaria.

La encrucijada en que está metido el gobierno del estado y el congreso de Aguascalientes parece compleja. Por un lado Antonio Javier Aguilera García, el jefe de gabinete del gobierno estatal, señaló que se puede resarcir dicha falta del código civil dando figura a las sociedades de convivencia, lo que sería un error pues la misma Suprema Corte de Justicia de la Nación ha señalado igual en la reciente semana que es discriminatoria pues no reconoce en plenitud todos los derechos de las personas de la diversidad sexual por ejemplo, para el caso de pensión después del divorcio, otorga un porcentaje sólo de la mitad respecto a lo que es otorgado por las parejas heterosexuales; es decir, que esta figura recibirá muy pero muy pronto nuevamente un llamado de atención de la SCJN al congreso y las leyes de Aguascalientes que insisten en violar y discriminar a la comunidad LGBT. Lo propuesto entonces por el jefe de gabinete del gobierno del estado no es ni siquiera un parche al código civil, es abrir otro boquete que hace quedar mal al gobierno del estado en el tema de los derechos humanos.

Del otro lado la verdadera causa de fondo tiene que ver con la presión política que hace en todos los gobiernos el sector ultraconservador al que se le ha dado demasiado poder en el estado. Es un cuento eso de que Aguascalientes es un estado muy conservador, los conservadores son los políticos, los religiosos, algunos medios de comunicación, pero la sociedad hace ya mucho rato que aprendió a convivir y reconocer a la diversidad sexual, mucho antes que estos rancios sectores.

Es de suponerse que la idea de dar vueltas absurdas a un tema sencillo de resolver sea debido a las presiones políticas que la iglesia católica, entre otros actores, deben estar haciendo. A estas alturas estarán pegando de gritos, vociferando una consulta ciudadana, aún y cuando sepan que los derechos humanos no son materia de consulta ni se dan al parecer y contentillo de ningún grupo, se reconocen y punto. Es por eso que dan tantas vueltas desde la casa del gobierno mayor.

Si de algo vale nuestra voz, queremos decir al gobierno del estado y al congreso que no hacen falta los vericuetos, que la ley es sencilla si se basa en los derechos humanos, en el simple y fino ánimo de hacer valer lo que todo el mundo ya sabe, que en Aguascalientes hay una población sustancial que no es heterosexual y que necesita el reconocimiento del estado.

Los beneficios para el gobierno del estado serán el poder quitarse la tremenda costra de la intolerancia, la falta de democracia, la violación de los derechos humanos y la sumisión ante los poderes arcaicos. Fortalecerá la visión de su política social, porque parece que hay demasiado enfoque al apoyo empresarial, lo social no alcanza a verse, si acaso lo asistencial que ya sabemos nunca será suficiente y de fondo nunca logrará cambiar nada.

En cambio, son los gobiernos panistas quienes se han aferrado a la tradición de la intolerancia, de lo bizantino, son esos gobiernos los que se identifican plenamente con impulsar sólo el sector empresarial, quienes históricamente se han olvidado de la política social y desde luego quienes desde la derecha partidista han satanizado los movimientos de justicia.


Por eso resulta importante la respuesta que dé el PRI al llamado de la SCJN ¿logrará quitarse esa costra de doble moral?, ¿será que pintará su raya respecto al PAN? que promueve los valores de la familia mientras en lo oscurito hacen sus fiestas de tres mil dólares diarios en una casa en la playa entre sus diputados y sus acompañantes quienes desde luego no son monjas, aunque en sus curules aguerridos digan NO al uso del condón, NO al aborto, NO a los derechos reproductivos, NO a los matrimonios de personas del mismo sexo, NO a la educación sexual. No a todo eso de lo que se envician, de lo que gozan en secreto y pagan con dinero del pueblo.

Pues ese es el panorama, ser un gobierno que respete los derechos humanos de todas y todos su gobernados o seguir dando vueltas con el cuento de la sociedad conservadora que lo único que encierra es el desprecio por la diferencia y la intolerancia de un pequeño sector que intenta mandar en Aguascalientes.

Mi correo:[email protected]

@chuy tinoco


Show Full Content
Previous 544 mil 500 pesos para obras en beneficio de 48 productores
Next Ramón, Gustavo y el grito / De imágenes y textos
Close

NEXT STORY

Close

Recibe Lozano de la Torre al subdirector general de sustentabilidad técnica del Infonavit

04/03/2014
Close