Las movilizaciones muestran que tenemos un estudiantado vivo: Javier Solórzano - LJA Aguascalientes
26/01/2022

  • Una hipótesis dice que el narcotráfico estaba infiltrado en la Normal de Iguala
  • La forma en que el gobierno resuelva la desaparición de los 43 estudiantes marcará el destino de los próximos cuatro años

“Hay algo en Iguala en el caso de los estudiantes, que es una hipótesis, de si el propio narcotráfico estaba haciendo sus huestes en la Normal”, dijo en entrevista durante su breve visita a Aguascalientes, Javier Solórzano Zinser, periodista, quien opinó respecto al caso de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa el pasado 26 de septiembre, explicando que si así fuera, probablemente sería debido a impugnaciones y presiones del crimen organizado.

Sería un golpazo brutal para una de nuestras normales más fuertes y más combativas, añadió, no es de dudar, es una situación muy delicada, en la que hay que entender que la forma en que el Gobierno Federal resuelva este caso marcará el destino de los próximos cuatro años de gobierno.

Contrario a lo que se dice en medios internacionales sobre que Enrique Peña Nieto no le está dando la atención necesaria, a decir del comunicador, es todo lo contrario, ya que no hay día ni evento en que Peña Nieto no hable de los desaparecidos aunque esto no quiere decir que esté demostrando que tiene la capacidad para resolver el asunto.

–¿Cómo se resuelve el problema, no sólo de los desaparecidos sino de la infiltración del narcotráfico en todos los niveles de gobierno?

–No hay manera de tener una respuesta, yo soy escéptico, pero también creo que lo que está pasando ahorita nos deja una mirada muy clara si juntamos varios acontecimientos: Acteal, Aguas Blancas, San Fernando, Tlatlaya, Iguala y muchos otros, hay una constante en todos: la autoridad.

Las autoridades son los grandes actores en todos estos hechos, ya sea por su pasividad o su acción, ya que la omisión es igual de importante que el actuar sobre todo por la función que debería cumplir, el sistema político mexicano está carcomido -aunque hay virtudes que en momentos como este son difíciles de ver- en lo que corresponde a sistemas de seguridad: los policías municipales son servidores públicos en la mañana y por la tarde son sicarios, y eso pasa en Guerrero, así como en otros estados.

Si el problema sólo fuera en Guerrero, sería más fácil encontrar una solución, pero el punto es que esto sucede por igual en Ciudad Juárez, Veracruz, Chihuahua, Morelos, la propia Ciudad de México, por lo que no es posible vislumbrar una solución al problema.

El conductor de varios programas de noticias apuntó que hay un hecho reciente que no hay que perder de vista: el caso de un estudiante de la UdG (Universidad de Guadalajara) en donde todas las versiones apuntan a que se metió en una situación con la policía en la que no encontró como salirse, que lo trataron de extorsionar, no se dejó y el resto de la historia es que termina muerto, “yo diría que lo más importante en este momento para la sociedad y el gobierno, es que si bien no podemos resolver en automático esta problemática, porque requiere de muchos años, cambios mentales, reformas, lo que no podemos permitirnos es que sigan pasando estas cosas”, el Gobierno Federal debe entender que estas prácticas no se pueden repetir ni permitir en México.

En cuanto a las movilizaciones, Solórzano Zinser recalcó que es algo muy importante que están haciendo los estudiantes de este país, porque no se debe olvidar que fueron estudiantes los agredidos, por lo que las manifestaciones permiten una reacción muy concreta y obliga a la autoridad a entender que la movilización estudiantil nunca se puede menospreciar.

Las marchas que se dieron por todas las ciudades del país, incluyendo a Aguascalientes, están mandando un mensaje claro, “yo estuve en la marcha y te diría que fue impresionante, eran las 10:00 de la noche y seguían llegando estudiantes al Zócalo, dentro del gran pesar que tenemos todos en la sociedad, el hecho de que haya habido movilizaciones nos está mostrando que a los estudiantes no les pasa de largo, tenemos un estudiantado vivo”.

El mensaje es que por los 43 estudiantes desaparecidos están saliendo a la calle, pero ese no es el único motivo, hay una inconformidad, salen por el Politécnico, por ellos mismos, “el mensaje es pélenme, están matando mis sueños, ¿qué país se merece respeto si mata los sueños de sus jóvenes?, es un asunto de mayor complejidad, hay un problema de fondo demasiado serio”, concluyó el periodista.



Show Full Content
Previous Salseando en el Festival de la Ciudad
Next El dolor ajeno que ya no es tan ajeno / Discere
Close

NEXT STORY

Close

La Oferta Global de Bienes y Servicios aumentó 0.3% 

24/12/2019
Close